Así era la web en sus inicios: simple, lenta y poco poblada

Las primeras páginas de internet, creadas en 1989, contenían textos crípticos, muchos enlaces, pocas fotografías y la conexión era muy lenta
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

Fue en 1993 cuando David Wood dio un primer vistazo al World Wide Web.

Trabajando como consultor en la ciudad de Palo Alto en California, en el epicentro del universo dotcom, algunos investigadores corrieron una página creada por El Vaticano, en donde se muestra parte de su arte.

“Las páginas web en ese entonces tenían ese texto color negro y gris e imágenes embebidas. No había una interfaz elegante; era muy simplista (…) Pero era muy poderosa. Yo dije: 'Oh por Dios', es esto; esto es lo que definirá la siguiente fase de mi vida. Fue un concepto muy poderoso y transformador”, dijo.

Para algunos de nosotros es difícil imaginarlo ahora. Pero antes de la banda ancha y YouTube, antes del streaming y entregas nocturnas de Amazon, la web temprana era lenta, simple y poco poblada.

Mientras la web cumple 25 años esta semana, las personas que vivieron esos días han estado recordando la vida en línea a principios y mitad de la década de 1990. ¿Una palabra que surge una y otra vez? Lento.

Una encuesta de 1995 realizada por el Centro Pew de Investigación publicó que el 14% de los adultos estadounidenses tenía acceso a internet en ese entonces, y entre ellos, solo el 2% tenía acceso a velocidad de 28.8k vía módem.

“Eso era sorprendentemente rápido”, dijo Lee Rainey, director del Proyecto de Internet del Pew. “Ahora, eso haría a las personas amotinarse en las calles por su lentitud”.

La web, inventada por Tim Beners Lee, hizo el acceso a internet (no, no son lo mismo) más fácil para millones.

“Los verdaderos usuarios eran geeks totales”, dijo Rainey “Sabían código, sabían las indicaciones para obtener la información de distintos lugares. Tenían que decirles a sus computadoras exactamente hacia dónde ir”.

Eso empezó a cambiar cuando las personas empezaron a abrir sus correos y encontrar discos de sitios de servicios y portales como AOL, Compuserve y Prodigy. Pero incluso ese internet más accesible está muy lejos de lo que conocemos ahora.

“Era mayormente una experiencia web que estaba dominada, hasta cierto punto por sitios webs de los principales editores, quienes intentaban usar esta nueva plataforma para esencialmente replicar lo que ya tenían”, dijo Rainey.

Echa un vistazo a las versiones tempranas de los sitios más populares y contrasta su rigidez. Ahora, la página principal de la Casa Blanca muestra un elegante diseño que incorpora cientos de links de videos, galerías de fotos, podcast y otros medios. En 1996, la misma URL te llevaba a un globo alargado de texto negro sobre un fondo liso de color blanco con el titular “Buscar Casa Blanca Comunicados de Prensa Comunicados de Radio Fotos y Página de internet”.

Ve a la página de Yahoo ahora y podrás desplazarte a través de una galería de 95 imágenes con links a historias, escoge una de la lista de links de entre los temas más comentados, revisa tus acciones o brinca a servicios de Yahoo como Tumblr y Flickr.

Regresa en una cápsula del tiempo a 1996 y no hay si quiera una foto qué ver. La página principal de Yahoo muestra poco más que una pila de hipervínculos que dejan la mitad de la página vacía.

Ah, y si tenías un dispositivo para realizar streaming era bastante primitivo”, dijo Rainey. “Las palabras se interrumpían. Había muchas interrupciones en el servicio, pero la gente vivía con eso porque era emocionante verlo pasar por primera vez”.

Woods está de acuerdo. Para los pioneros de la web y las personas que los siguieron, experimentar con estas capacidades, era en parte, su propia recompensa.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Es como la cultura del café en comparación con la cultura del té”, dijo. “Tomas rápidamente el café para obtener tu cafeína. Con la cultura del té se trata más de dar pequeños sorbos para experimentar el sabor”.

“Teníamos una cultura de probar y ahora tenemos una de tragar. Ese es el gran cambio. Un pequeño número de geeks probaron este concepto por primera vez. Estábamos tomando pequeños tragos, los probábamos y decíamos ¿cómo puede esto cambiar el mundo?”.  

Ahora ve
Este zoológico logra criar tigres de una especie en extinción
No te pierdas
×