5 cosas que aprendimos del festival South by Southwest Interactive

La tecnología portátil acaparó un gran lugar en el festival al igual que las conferencia sobre privacidad
South by southwest
South by southwest  South by southwest
Doug Gross y Brando Griggs
Autor: Doug Gross y Brando Griggs
(Reuters) -

El festival South by Southwest (SXSW) reune año con año a más de 30,000 personas que buscan ideas originales sobre música y tecnología. Aquí se impulsó por primera vez a Twitter y ha sido el templete para expresar ideas sobre redes sociales, privacidad, software y nuevas tendencias del sector.

Aquí te compartimos las 5 lecciones que aprendimos de la edición 2014 del festival. 

1. No hay un nuevo Twitter… y eso está bien

Desde una perspectiva tecnológica, el “mayor éxito” de South by Southwest fue Twitter, la red social que entró al mundo en 2007 con un pequeño centro de apoyo y encima de la parte trasera de un cohete que 240 millones de usuarios después, ayudó a hacerla parte de la conciencia pública.

En los años que le siguieron, una serie de emprendimientos sociales como Foursquare y GroupMe ganaron “impulsos SouthBy”. Pero, desde ese entonces, las multitudes clamorosas de los creadores de aplicaciones en Austin no pudieron producir un éxito. Y, esta semana, se sentía como si menos personas lo intentaran.

"Creo que las redes sociales han incorporado todo lo que hacemos que la revolución se estancó un poco”, dijo Forrest, el director de SXSWi.

"Twitter fue nuestro gran momento”, añadió. “Pero también creo que, en este punto es nuestro inconveniente. (Los observadores no siempre preguntan) ‘¿por qué no hay un Twitter este año?’”.

Sí, muchos emprendedores promocionaron sus productos en SXSW esta semana, y eso no se va a detener. Pero mientras más expectativas se desvanecen para que surja una nueva superestrella tecnológica, más personas pueden disfrutar ver innovaciones sin tener que preguntarse si cada una de estas es la “siguiente innovación”.

Una encrucijada para la privacidad

En 2014, muchos de nosotros adoptamos un enfoque quizá demasiado simplificado pero útil de la privacidad en línea: asume que no tienes ninguno, y no publiques nada que no quieras que todo el mundo vea.

Algunos titanes tecnológicos, como Mark Zuckerberg de Facebook, afirmaron que vivimos en una era postprivacidad.

Pero la privacidad en línea, particularmente desde el ojo que todo lo ve de los gobiernos mundiales, todavía tiene sus propios defensores, y algunos de los más visibles del mundo hablaron en South by Southwest.

El extrabajador de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) y el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, aparecieron remotamente: Assange desde una embajada en Londres y Snowden presumiblemente desde Rusia, a donde huyó con secretos del estado que robó mientras trabajaba como un contratista del gobierno.

Ambos pidieron a los asistentes interesados en la tecnología en Austin crear productos que ayuden a los usuarios web a esconder su actividad de miradas indiscretas.

"South by Southwest y la comunidad tecnológica, las personas en la sala en Austin, son personas que pueden resolver esto”, dijo Snowden. “Hay una respuesta política que necesita ocurrir, pero también hay una respuesta tecnológica que necesita ocurrir”.

Mientras tanto, los emprendedores y comerciantes en SXSW discutían las mejores formas de ganar dinero de los datos de sus usuarios.

La comunidad tecnológica, como el mundo en general, es una encrucijada de la privacidad en línea. Todavía queda por verse en qué momento cambiará.

Muchos gadgets

Hasta hace poco, la semana de SXSW se trataba de aplicaciones, sitios web e ideas. Las cosas brillantes que parpadean y brillan pertenecen al Consumer Electronics Show en Las Vegas o al Mobile World Congress en Barcelona, gracias.

Pero, este año, hubo un repunte visible en la cantidad de lugares en los que la innovación estilo Austin se fusionaba con hardware de vanguardia.

Un drone utilizaba una pistola paralizante estilo Taser para tirar a algunos hombres. Los fanáticos de Game of Thrones utilizaron unos lentes de realidad virtual, los Oculus Rift, para sumergirse en una versión en 3D de una escena de la serie de fantasía.

Filas de impresoras 3D estaban por todos lados, y aunque tenían más atractivo “impresionante” el año pasado, fue interesante ver cómo la tecnología continúa con su evolución. (¿Una de nuestras favoritas? El dulce impreso en 3D de una máquina construida en asociación con Hershey).

Hubo desarrolladores que mostraban hogares conectados inalámbricamente que memorizan y acomodan tus hábitos. La tendencia se extendió hasta los equipos que vendían cigarrillos electrónicos o “cigarrillos de vapor digital”, como se les llama a los nuevos, porque “cigarrillo electrónico” es muy de 2013.

Pero en ninguna parte se fusionó más visiblemente el hardware con la innovación en el festival de este año que en la…

Tecnología portátil

Este equipo de moda estuvo tan llamativo en el SXSW esta semana que merece su propia categoría.

La tecnología portátil; gadgets en tu cuerpo, como rastreadores de ejercicio, fue un evento de una sola sala en el Acelerador de Emprendimientos de SXSW, donde nuevas empresas presentan sus productos a los inversionistas con la esperanza de atraer el financiamiento y atención de la prensa.

Un emprendimiento hizo una demostración de ropa con paneles solares que puede recargar un teléfono en dos horas. Otro mostró a Nymi, una muñequera que autentifica a los usuarios a través de su ritmo cardíaco único y elimina la necesitad de teclear contraseñas en un dispositivo móvil.

Pero el gran ganador fue Skully, un casco de motocicleta de realidad aumentada. El casco tiene una cámara de 180 grados de visión trasera que proyecta imágenes a una pantalla para que el conductor pueda ver el camino en cada dirección. El CEO de la empresa, Marcus Weller, describe a su producto “como Google Glass, excepto que puede salvar tu vida”.

Y hablando de Glass, ver a personas caminar alrededor de Austin en los anteojos conectados de Google fue algo tan común que nadie se molestó en voltear a verlos dos veces; una rareza fuera del Área de la Bahía de Estados Unidos.

Sabor extranjero

Era imposible comer o tomar una cerveza en el centro de Austin esta semana sin escuchar conversaciones animadas en otros idiomas que no fueran el inglés.

Más que nunca, el festival se vuelve un asunto internacional, lo que reafirma cómo la revolución digital se expandió mucho más allá de Silicon Valley.

Personas de 74 países asistieron a South by Southwest Interactive esta semana, más de lo 55 del año pasado. Forrest dijo que el flujo de visitantes internacionales refleja el crecimiento de la escena global de emprendimientos.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Más de 70 negocios fueron representados en German Haus, un espacio de reunión patrocinado por la comunidad de negocios de Alemania. Enterprise Ireland trajo 20 más. India, Inglaterra, Suecia, Francia… esos son solo algunos de los otros países que tuvieron una presencia en el SXSW, oficialmente o de otra forma.

La compra reciente de 19,000 millones de dólares de WhatsApp, el servicio de mensajería, por parte de Facebook, anuncia lo que probablemente será un tema recurrente. A medida que los mercados maduran en Estados Unidos, el mundo tecnológico analizará estos servicios cada vez más, como WhatsApp, que tienen grandes cantidades de usuarios en el extranjero.

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×