Google Now y Cortana se comen a Siri

Estos asistentes están explotando las llamadas tecnologías contextuales para ser más útiles; sin un sentido predictivo, el popular sistema de Apple es sólo un artilugio, dicen expertos.
gadgets  (Foto: Getty)
Adrian Covert
NUEVA YORK -

Ahora que nuestros gadgets son lo bastante rápidos y potentes, a la par que la mayoría del software es muy fácil de usar, todo el mundo está en busca de lo más innovador en el campo de la tecnología.

Según vislumbran las inversiones que realizan las grandes compañías tecnológicas, la próxima ola probablemente procederá de las llamadas tecnologías contextuales y predictivas.

En términos sencillos, las tecnologías contextuales y predictivas están diseñadas para lograr que nuestros dispositivos hagan exactamente lo que queramos sin tener que pedirlo una y otra vez.

Cortana, la nueva herramienta de Microsoft para Windows Phone, puede sumergirse en un conjunto de aplicaciones y anticipar cuándo y dónde necesitarás ciertos bits de información crucial. Por ejemplo puede brindarte información de tu vuelo y el pase de abordaje mientras viajas hacia el aeropuerto. Y puede presentarte esa información sin que tengas que hacer nada. En algunos casos podría incluso transmitir automáticamente la información a otra aplicación.

Lo que es particularmente interesante acerca de Cortana es la atención que Microsoft le ha dado. Se coronó como la estrella del evento en la conferencia para desarrolladores Microsoft Build de este año, al opacar las importantes actualizaciones de Windows y Windows Phone.

Microsoft, desde luego, no es el único que explora esta nueva tendencia.

Artículo relacionado: Microsoft presenta rival para Siri

Google ofrece un servicio similar llamado “Google Now” para los dispositivos Android. Y a principios de año, Yahoo pagó 80 millones de dólares por Aviate, una aplicación para Android que cambia el aspecto de las pantallas de inicio de los usuarios en función del lugar donde se encuentran, la hora del día y las actividades que están realizando. Incluso los termostatos de Nest aprenden los hábitos del usuario y la forma más eficiente de manejar la temperatura en su casa.

La falta de servicios contextuales es también lo que hace que la función Siri de Apple sea más un artilugio ingenioso que un asistente digital. Apple ha pasado años perfeccionando su tecnología de reconocimiento de voz, que funciona bastante bien. Pero aparte de cosas como dictar mensajes de texto, configurar alarmas y comprobar el clima, no hay mucho más en lo que pueda ser realmente útil.

¿Por qué están recibiendo tanta atención el contexto y las predicciones? A medida que se vuelven más populares las nuevas categorías de tecnología, incluyendo los dispositivos vestibles o wearable, los servicios como Cortana y Google Now sólo ganarán importancia.

Artículo relacionado: Google, en ‘guerra verbal’ con Siri

Las tecnologías contextuales y predictivas, si se hacen bien, agilizarán y mejorarán el proceso de interactuar con un teléfono, un reloj, un dispositivo headset, la televisión y los vehículos. Un software inteligente dentro de un automóvil podría ayudar a mantenernos enfocados en el camino. Integrado a un servicio de streaming de video, podría determinar los gustos de cada persona en una habitación y recomendar algo que todos los presentes quieran ver. Y podría significar una menor interacción con los dispositivos que tienen un limitado espacio físico, en particular relojes o pantallas vestibles como las Google Glass.

Es por eso que Google mencionó de forma destacada las funciones de Google Now cuando presentó su próxima plataforma Android Wear para smartwatches. Con Google Now, los relojes con Android tienen el poder de determinar dónde estás, y hasta cierto punto, qué estás haciendo. También podrían predecir qué teclearás o deslizarás a continuación, y mostrarlo en la pantalla del reloj.

Aún queda por ver qué tan bien funcionará esto en la vida real, pero sin las capacidades predictivas de Google Now, cualquier reloj Android se las habría visto difíciles para ser algo más que un clon de los tristes smartwatches Gear de Samsung, que te obligan a deslizar y deslizar y deslizar la pantalla para lograr cualquier cosa.

Pero aunque este futuro no tan distante suene estupendo, la idea de que la tecnología esté constantemente monitoreándonos, rastreándonos y recopilando nuestros datos puede parecer un poco distópica. El florecimiento de estos servicios requerirá un cierto grado de cautela y responsabilidad por parte de sus creadores.

Nota relacionada: 'Gadgets' vestibles enterrarán al iPhone

Marcus Ash, director de programa del proyecto Cortana de Microsoft, destacó lo importante que era abordar las cuestiones de la recopilación de datos y la privacidad con una sensibilidad extrema.

Cortana, por ejemplo, tiene un panel integrado en donde los usuarios pueden ver exactamente lo que rastrea el software y las clases de datos que está guardando. Ash dice que las aplicaciones externas no tienen acceso a los datos personales recopilados, y el usuario tiene absoluto control para cambiar o eliminar cualquier configuración o dato recopilado.

“Cuando se trata de nuevas tecnologías de este tipo, sólo tienes una oportunidad para ganarte a la gente. Y si metes la pata, será difícil recuperarte”, señaló Ash.

Hasta ahora, estos servicios han evitado grandes pifias que pudieran menoscabar la adopción masiva de estas tecnologías. Y eso es algo bueno, porque sin ellas, la tecnología sería mucho más aburrida en estos momentos.

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×