Móvil de Obama, a prueba de Angry Birds

El blindaje de la BlackBerry presidencial fue más difícil de lo que uno imaginaría; el teléfono fue despojado de todo lo divertido para evitar posibles hackeos.
celobama  (Foto: CNN)
Erica Fink
NUEVA YORK -

Fue un día difícil para la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos (NSA) allá en el año 2008, cuando el presidente Obama pidió un smartphone.

“En verdad preocupó a mucha gente, nadie quería sacar algo que no fuera completamente seguro”, dijo el jubilado director técnico de la NSA, Richard "Dickie" George, en una entrevista con CNNMoney.

El trabajo de George fue revisar los algoritmos de la BlackBerry y escribir y diseñar diagramas para el teléfono.

En respuesta a la petición de Obama, la NSA montó un laboratorio donde durante varios meses decenas de expertos sometieron a cirugía a un paciente de alto perfil: el futuro BlackBerry presidencial. El procedimiento era manipular las entrañas del dispositivo para eliminar posibles amenazas a fin de que la comunicación fuera segura.

Artículo relacionado: Putin deja su iPad por un Galaxy

Al final, eso significaba despojar al teléfono de todo lo divertido: el presidente no puede jugar a Angry Birds, por ejemplo.

“Tratas de deshacerte de cualquier funcionalidad que no sea realmente necesaria. Cada pieza de funcionalidad es una oportunidad para el enemigo”, comenta.

De acuerdo con George, el presidente simplemente quería un teléfono que le permitiera comunicarse con sus asesores. Aunque en ese entonces se sabía que el mandatario era afecto a los dispositivos BlackBerry, la NSA fue la que eligió el modelo de smartphone, no Obama.

Artículo relacionado: Nueve amenazas cibernéticas al acecho

La funcionalidad que efectivamente posee el teléfono del presidente es un secreto, y la NSA ni siquiera confirma que el mandatario pueda usarlo para enviar un texto o escribir un correo electrónico.

En ese entonces sólo había unos 10 teléfonos con los cuales Obama podía ponerse en contacto directamente desde su dispositivo, pero no por ello fue fácil desarrollar la tecnología. Ambos teléfonos, el de Obama y el del interlocutor, tendrían que tener los mismos algoritmos de encriptación o utilizar una pasarela (gateway) que descifraría y cifraría las comunicaciones. Eso significa que los teléfonos necesitaban hablar el mismo lenguaje secreto o tener un traductor para ambas lenguas secretas.

Los dispositivos móviles, desde luego, existían mucho antes de 2008. George no sabría decir con certeza cuáles otros presidentes usaban smartphones. Pero si alguno lo hizo, no eran exactamente algo que pudiera caber en un bolsillo.

“Estaríamos hablando de un aparato tipo ladrillo”, afirma.

Y si George W. Bush tenía uno, “apuesto que no sabía que pesaba cinco libras, porque apuesto que no cargaba con él”.

Básicamente, si Bill Clinton o el presidente Bush tenían un teléfono celular, éste lo llevaba un miembro de su comitiva y lucía como el que Zack Morris usaba en la comedia de los noventa “Salvados por la campana”.

Artículo relacionado: Voluntarios, los protectores de Internet

De acuerdo con George, el dispositivo seguro elegido durante los noventa y hasta principios de la década de 2000 fue el STU-III o Secure Telephone Unit. Estos teléfonos tenían el aspecto de los teléfonos normales con algunas líneas telefónicas adicionales conectadas.

George también participó en la creación del famoso "Teléfono Rojo" al principio de su carrera. El teléfono -que en realidad no era rojo- le proporcionaba al presidente una conexión segura con el Kremlin en Moscú.

El equipo de George determinó los algoritmos de cifrado para el Teléfono Rojo.

“El problema fue... que no queríamos poner allí nuestro mejor algoritmo clasificado, porque estabas dándoselo a los rusos”.

Es decir, tenía que ser seguro, pero no demasiado seguro. También necesitaba funcionar adecuadamente cada vez que el presidente lo levantaba.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Ahí está tu verdadero problema. ¿Qué pasa si él coge el teléfono y no funciona? No me preocupa si él coge un teléfono celular y no funciona, alguien nos gritará. Pero si coge el Teléfono Rojo y no funciona...”

¿Qué usa Dickie para su comunicación personal? Un BlackBerry. Pero nos dice que cuando su contrato termine, probablemente cambie de dispositivo.

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×