Autos de Google, sin volante ni pedales

La nueva generación de los vehículos producidos por la tecnológica no usa controles manuales; las personas sólo requieren sentarse, abrocharse el cinturón e indicar a dónde se dirigen.
autonomo  (Foto: Tomada de Google)
Verne Kopytoff
FORTUNE -

Para Google, el cuarto año de experimentar con autos sin piloto ha sido fructífero. Las personas pueden sentarse cómodamente y relajarse mientras una computadora los pasea.

Ahora, la tecnológica quiere dar el siguiente paso y construir una flota de 100 vehículos sin conductor – aunque sin volante, pedales de gas, frenos y espejos. ¿Para qué instalar los controles estándar si nadie va a usarlos?

Google anunció su plan el martes, en una muestra del gran apetito que tiene por los proyectos futuristas. La iniciativa también muestra cuán seria es la postura de la empresa respecto a la tecnología sin conductor, al tiempo que plantea interrogantes acerca de si tiene la intención de convertirse en un fabricante de automóviles.

Hasta ahora, la compañía ha usado un Toyota Prius y una minivan Lexus para probarlos en calles y autopistas. Estos autos han recorrido más de 700,000 millas en piloto automático y han sorteado las situaciones más complejas que los conductores promedio enfrentan día con día.

El buscador ya cuenta con un prototipo de la siguiente generación que es redondo y compacto como un Smart de Mercedes Benz con un dispositivo en el techo que actúa como un radar.

El coche es suficientemente grande como para dos personas y está equipado con un tablero que sólo cuenta con un botón de encendido y apagado, así como una pantalla con un mapa digital.

Las computadoras dependen de los sensores que detectan la locación y cualquier obstáculo en el camino para manejar. Los humanos no necesitan hacer otra cosa más que mantenerse dentro, abrochar su cinturón de seguridad e indicar su destino

“Fue inspirador comenzar con una hoja en blanco y preguntar, ¿qué debería de ser diferente en este tipo de vehículo?”, dijo el director del proyecto, Chris Urmson, en el blog de Google.

Google reconoce que la seguridad es clave en el diseño. Los primeros prototipos tendrán un tope de velocidad máxima de hasta 25 millas por hora (40 km/h), que sería demasiado lento para una autopista. Para evitar que los pasajeros se lesionen gravemente en cualquier accidente, la empresa ha diseñado los autos con hule espuma en el frente y parabrisas flexibles.

A principios de este mes, California aprobó el uso de estos vehículos autónomos en caminos públicos. Google planea probar las versiones más recientes de los autos que estarán equipados con controles manuales solo por si acaso. Si todo sale bien buscarán expandir el programa durante los siguientes años en ese estado.

Eventualmente Google espera atraer a más socios que apoyen en el desarrollo del proyecto, sin embargo, la compañía no ha contestado una pregunta clave: ¿planea venderlos al público o solo comercializar la tecnología?

“El proyecto está enfocado en cambiar el mundo para las personas que no tienen el medio de transporte ideal para ellos”, señaló el cofundador de Google, Sergey Brin, durante una conferencia del martes en California, de acuerdo con un artículo publicado en Re/code, el sitio de tecnología encargado del evento.

“No hay un adecuado transporte público en muchos lugares de Estados Unidos”, añadió.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Aquí un video de cómo funciona (en inglés).

Ahora ve
Estas son las nueve mejores cámaras para fotografiar tus viajes
No te pierdas
×