Un proyecto espacial llevará una nave a un asteroide y de vuelta a la Luna

La NASA y la agencia Path to Mars esperan traer un pequeño asteroide cerca de la Tierra que ayude a entender cómo viajar a Marte
EU depende de Rusia para ir y regresar del espacio
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Esta misión de la NASA tiene tintes de Armageddon, pero con fines menos catastróficos.

La agencia espacial estadounidense está ayudando a cazar un asteroide que pueda ser interceptado por una nave espacial robótica —sin Bruce Willis a bordo— con el objetivo de “redirigirlo a una órbita estable” que se quede alrededor de la Luna.

El proyecto, a cargo de la agencia Path to Mars (Camino a Marte), planea lanzar la nave Misión Asteroide (ARM, en inglés) en el 2019, y durante la década siguiente los astronautas realizarían viajes hasta su ubicación para lograr más entendimiento sobre los viajes a otros cuerpos estelares.

Hasta ahora no hay ningún asteroide ubicado, por lo que la NASA está trabajando en identificar uno que se aproxime al Sistema Solar y la ARM tenga la oportunidad de interceptarlo, informó la Agencia Espacial de Estados Unidos en su web.

La elección final del asteroide se hará en 2018, el año previo al lanzamiento de la nave, y hay dos opciones para conseguir el objetivo: una es que la roca sea pequeña, que pueda ser impulsada hacia la Luna, y la otra es que la ARM extraiga una muestra y la traiga hacia la órbita lunar.

En realidad no sería algo como una nueva Luna, pues el proyecto calcula que será suficiente con un asteroide de unos 10 metros. La agencia Path to Mars decidirá cuál de las dos opciones es la más idónea a finales de 2014, según la NASA.

"Con estos estudios de concepto del sistema, estamos dando los pasos para el desarrollo de capacidades necesarias para enviar humanos al espacio más profundo que nunca antes, y en última instancia a Marte, al igual que ensayamos nuevas técnicas para proteger la Tierra de asteroides", dijo William Gerstenmaier, uno de los encargados del proyecto.

De hecho ya hay un posible candidato para este experimento. El telescopio espacial Spitzer ubicó al asteroide 2011 MD como uno de los que tienen características que se adecúan al proyecto. Tiene un diámetro de seis metros, y una muy baja densidad, como si fuera de agua, explica la NASA.

Si es más ligero —pues puede tener espacios huecos en su interior— le sería más sencillo al ARM poder sujetarlo y redirigirlo a la órbita de la Luna.

"Un estudio más detallado de estos objetos desafían nuestras capacidades para la exploración futura, y ayudará a probar formas de proteger nuestro planeta de un impacto”, dijo John Grunsfeld, administrador asociado del Directorio de Misiones Científicas de la NASA.

Pero ambas agencias también están invitando a los observadores del cielo a que encuentren más candidatos.

“Hasta la fecha, nueve asteroides han sido identificados como posibles candidatos a la misión, pues tienen órbitas favorables y el tamaño adecuado para la opción de captura completa del ARM”, explicó la agencia.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Otro asteroide (2008 HU4) pasará lo suficientemente cerca de la Tierra en el año 2016 para que el radar interplanetario determine algunas de sus características, como el tamaño, la forma y la rotación. Los otros cinco no se acercarán lo suficiente para observarlos una vez más antes de la selección final”, agregó.

El gran desafío que tienen los investigadores del espacio es que para la década de 2030 el ser humano tenga la capacidad de llegar a Marte, y prevenir un Armageddon de verdad.

Ahora ve
Mira cómo la tecnología te ayuda a ser más incluyente #DiálogosExpansión
No te pierdas
×