El secreto tras la pelota del Mundial

La pelota Brazuca tiene costuras más largas lo que ayuda a los jugadores a anotar goles; un profesor de Massachusetts estudió la trayectoria que sigue este balón en el aire.
brazuca  (Foto: CNN)
Michael Casey
NUEVA YORK -

"Brazuca", el balón oficial de la Copa Mundial de Brasil fabricado por Adidas, tiene costuras 50% más largas que la resbaladiza pelota "Jabulani" de la Copa Mundial 2010 en Sudáfrica, de acuerdo con un artículo publicado esta semana en la revista francesa Les Editions de l'Ecole Polytechnique.

Por lo que el vuelo de Brazuca es más predecible, lo que hace que sea más fácil anotar con ella. En cambio, las bolas más suaves, son más difíciles de controlar debido a que son más propensas a despegar en una dirección inesperada, según John Bush, del Instituto de Tecnología de Massachusetts profesor y autor del estudio.

"Si la pelota es perfectamente lisa, se va por el camino equivocado”, dijo Bush, profesor de matemáticas aplicadas cuyo estudio examinó la aerodinámica de pelotas de futbol.

Bush atribuye el comportamiento de una pelota al llamado Efecto Magnus, que fue descrito por primera vez por Isaac Newton, el físico Inglés, que vio cómo el efecto top-spin hace que la bola se eleve mientras que el backspin (efecto hacia atrás) aplana la trayectoria.

Algo similar ocurre en el fútbol con los tiros libres, tiros de esquina e incluso otros tipos de pase entre jugadores. Un jugador como David Beckham, el maestro del tiro libre, aplica el efecto al patear la pelota, haciendo que la bola rote y cree una curva - un jugador diestro va a cepillar el balón de derecha a izquierda, mientras que un jugador zurdo lo hará de izquierda a derecha.

En su documento, Bush dijo que la pelota por sí sola no siempre determina su dirección. Otro componente clave, dijo, es la forma en que se golpeó la pelota y la cantidad de tiempo que un pie de los jugadores hace contacto con la pelota. Los tiempos de contacto pueden variar hasta en un 20%, siendo más grande para el balón más suave. Los jugadores también buscan estratégicamente el mejor punto para patearla, principalmente el lado donde está la válvula porque es la más rígida.

"En particular, entre más largo es el tiempo de contacto, es más fácil que el tirador pueda darle la vuelta a la bola", escribe Bush.

Por supuesto, esto ayuda a las superestrellas internacionales como Beckham o Ronaldo de Portugal a tener el poder y la técnica, y dejar a un oponente deslumbrado con las bolas que parecen inclinarse por arte de magia hacia la portería.

Artículo relacionado: Estadios: ¿y después del Mundial qué?

Ahora ve
Argentina, la NASA y marinos de varios países buscan al submarino San Juan
No te pierdas
×