Mordida de Suárez vende en Twitter

Marcas de comida aprovecharon el mordisco del uruguayo para ganar presencia en Twitter; McDonalds Uruguay logró 66,262 retuits por la mención relacionada al incidente del futbolista.
Mordida Luis Suarez  (Foto: CNN)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En la cancha, cerca del minuto 79 del partido entre las selecciones de Uruguay e Italia, el delantero uruguayo Luis Suárez imprimió su dentadura en el hombro del defensa italiano Giorgio Chiellini mientras en la cancha digital, marcas de comida y cadenas de restaurantes hincaban el diente a la situación.

McDonald's Uruguay, la marca de chocolates Snickers, los chicles Trident e incluso la marca de enjuague bucal Listerine desplegaron su creatividad de marketing en redes sociales, haciendo menciones en relación al mordisco del delantero.

“Hola @luis16suarez, si te quedaste con hambre vení a darle un mordisco a una BigMac ;)”, publicó la cuenta oficial de la cadena de restaurantes de hamburguesas en Uruguay, @McDonalds_Uy.

La mención obtuvo más de 66,000 retuits y 24,559 favoritos.

Otro ejemplo lo dio la cuenta internacional de Snickers.

“Hey @luis16suarez. La próxima vez que tengas hambre cómete un Snickers. #worldcup #luissuarez #EatASNICKERS”, seguido de una fotografía con el pie “Más rico que un italiano”.

Esta mención logró sumar 36,000 retuits y 15,000 favoritos tras el encuentro.

La estrategia de reaccionar ante inusitados episodios durante los partidos del mundial es una técnica de marketing en redes sociales, conocida como marketing de guerilla, en el que las marcas tratan de ganar terreno en tiempo real frente a sus oponentes, práctica que el analista en marketing social de la Universidad de Northwestern, Tim Calkins, dijo que seguirá dominando durante el mundial de futbol.

“Como en el Super Bowl, en el mundial, las marcas deben aprovechar este lazo tan cercano que dan las redes sociales con sus seguidores y meterse en la conversación en tiempo real. Las redes sociales son la segunda pantalla para los eventos deportivos y se les debe sacar provecho”, dijo el analista.

Esta es la tercera mordida que el delantero albiceleste propina a otro jugador durante un partido; en noviembre de 2010 mientras el sudamericano jugaba para el Ajax de Holanda mordió a Otman Bakkal del PSV Eindhoven, lo que le costó siete partidos de suspensión.

Más tarde en 2013, ya con el equipo de Liverpool, cometió la misma falta contra Branislav Ivanovic del Chelsea, lo que derivó en la suspensión de 10 partidos para el uruguayo.

Tras el incidente, la selección de Uruguay venció a Italia, 1-0.

Ahora ve
Nobel de la Paz 2017 advierte el peligro “de que alguien pierda los estribos”
No te pierdas
×