La nave espacial Orion 'afina' detalles para su primera misión

El trabajo final de la nave antes de la prueba de diciembre se encuentra en progreso en el Centro Espacial de Kennedy en Florida
Así evoluciona una galaxia espiral en el universo
Autor: Carter Maguire
(Reuters) -

El programa del transbordador espacial de Estados Unidos se retiró en 2011, así que los astronautas estadounidenses tuvieron que pedir aventón en órbita.

Pero tras tres largos años, el sucesor de la NASA está casi listo para hacer su aparición.

Orion, la nueva nave espacial tripulada, está siendo preparada para su primera misión en diciembre. En el futuro viajará en el espacio profundo, a Marte y más allá, mucho más lejos de lo que los humanos han ido antes.

La nave tiene el escudo más grande de calor que jamás haya sido construido y una computadora 400 veces más rápida que las que se encuentran en el transbordador espacial. Será lanzada hacia el espacio en el cohete más poderoso que la NASA haya construido.

Ningún astronauta estará a bordo del vuelo de diciembre, que realizará una prueba de los sistemas de la nave espacial para futuras misiones con tripulación.

El trabajo final de la nave espacial se encuentra en progreso en el Centro Espacial de Kennedy en Florida. Orion se acercó un paso más a estar completo este mes con el apilamiento de un módulo de tripulación en la parte superior del módulo de servicio

"Ahora que nos estamos acercando al lanzamiento, el trabajo para completar la nave espacial es visible cada día", informó el encargado del programa Orion en un comunicado.

Un viaje de 5,793 kilómetros

Cuando esté completa, la cápsula Orion se parecerá a un florete, con una aguja alta que apunta a una base redondeada. Arriba de la cápsula, estará un sistema de aborto de lanzamiento, con propulsores que apunten hacia abajo, los cuales salvarán a la tripulación de un accidente en caso de que se presente un problema con el cohete.

La parte de abajo, el módulo de servicio, realizará varias funciones como la propulsión espacial y un almacenamiento de carga. Enclavado entre las dos estará el módulo de tripulación, capaz de soportar vida humana desde el lanzamiento hasta su recuperación.

Pegada al módulo de servicio, estará un cohete United Launch Alliance Delta IV Heavy. Por primera vez desde el debut del lanzamiento del transbordador espacial en 1981, el compartimiento de la tripulación estará en la parte superior del cohete en lugar de a un lado del artefacto, evocando la configuración de las famosas misiones Apolo o Géminis.

En diciembre, Orion estará en la base de lanzamiento de Cabo Cañaveral y el conteo final iniciará. Si todo va acorde al plan, las máquinas resonarán y el cohete tendrá un ruido de estruendo, producto de una explosión de oxígeno líquido, lanzándolo hacia las estrellas.

El cohete llevará consigo los módulos a unos 5,793 kilómetros fuera de la Tierra. Orion "está construida para llevar a los humanos más lejos de lo que han ido antes", informó la NASA.

Orion realizará una órbita en nuestro planeta dos veces durante un viaje de cuatro horas y media antes de que regrese a la atmósfera de la Tierra a unos 32,186 kilómetros por hora hacia el Océano Pacífico.

Ahora ve
Así lucen las gemelas de ‘El Resplandor’, de Stanley Kubrick, 37 años después
No te pierdas
×