Campus Party: pocas ideas y misogina

Desorganización, pobre Internet y polémicas sexistas encendieron los ánimos en el evento; la mayoría de los asistentes al Campus llegaron por invitación; se vendieron 3,000 entradas.
Campus party 2014  (Foto: Gabriela Chávez)
Gabriela Chávez/Enviada
ZAPOPAN, Jalisco (CNNExpansión) -

Jorge, Ricardo y Edgar, seguidos de otros 30 chicos, hicieron el viaje de nueve horas, del Distrito Federal hasta Guadalajara, para asistir a la primera edición de Campus Party fuera de la Ciudad de México. Para algunos de ellos, todos estudiantes de ingeniería, este es su segunda o tercera vez en este evento; y ninguno de los 30 tuvo que pagar su entrada.

“Nos invitaron a Campus y pues nosotros felices. Somos un chorro, venimos juntos. Nos dijeron que ellos pagaban todo y que nosotros nos hiciéramos cargo nada más de las comidas, pero hasta eso nos ha salido gratis”, explicó Ricardo Castro.

“Programo por comida” anuncia su letrero en el evento. Castro dice que ha tenido trabajo.

Edgar Moreno es parte de una comitiva invitada por diferentes gobiernos e instituciones al evento. Él dice que integra una delegación de ingenieros zacatecanos de 500 personas, que pagaron sólo 150 pesos por estar en el Campus Party.

“Somos la comunidad más grande de campuseros, somos 500. Es un orgullo y está muy padre todo, aprender y conocer cosas que me sirvan para la carrera”.

El estudiante de la Universidad Autónoma de Zacatecas dice que nunca esperó estar en un evento de este tipo. Si hubiera tenido que comprar el boleto no lo habría hecho, afirma.

El estimado de asistencia para el Campus Party era de 10,500, sin embargo, el director del evento, Raúl Martín, dice la cifra fue rebasada y unas 5,000 personas quedaron en lista de espera. El lugar parece lleno, así se siente en los oídos cuando de pronto un campusero comienza despacio a entonar un “Ehhhhh” hasta que, de pronto, el sonido se extiende en una vocal colectiva que desemboca en el polémico grito, que recientemente molestó a la FIFA en los estadios mundialistas.

Polémica por misoginia

Durante el segundo día de Campus Party 2014, una edecán de la tienda de tecnología MyPC, se paseó por los pasillos del evento en un vestido blanco entallado que hacía que muchos la voltearan a ver, aunque no sólo por su vestimenta, sino por el código QR escaneable que portaba en la parte trasera del vestido.

Dicho código, rápidamente causó polémica en redes sociales como Twitter, en donde bajo el hashtag “#culoQR” la gente dio a conocer lo que estaba pasando. Horas más tarde, la organización del evento retiró al patrocinador y a la edecán.

“Nos enteramos, los buscamos y los echamos del Campus y no hay más historia. Cada uno puede venir con la ropa que quiera pero no estaba respetando a la mujer para empezar, y esto es un sitio en el que 70% del área de contenidos son mujeres, 70% del staff son mujeres, hay mucha información para fomentar a la mujer emprendedora, no hacía sentido”, dijo Martín en entrevista con CNNExpansión.

Aunado a este incidente, una de las conferencias del segundo día de Campus, titulada ‘Hackeando al sexo femenino’ también levantó la ceja de muchos.

La conferencia fue presentada como parte de las propuestas para el reto Applícate, una estrategia promovida por la Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de la Información (AMITI) y promotor de Campus Party. La plática, a cargo de Eduardo Zepeda, trataba sobre tips para “ligar” a una mujer, pero su contenido fue considerado sexista.

“Al principio pensábamos que se habían puesto creativos con el título. Nos mandaron una sinopsis, pero no lo que iban a hablar. Parecía un perfil correcto pero nada, también los hemos echado de la Campus”, dijo el organizador.

Martín aclaró que estos incidentes no afectarán la imagen del evento ni sus futuras ediciones, las cuales aclaró que están seguras para los próximos cuatro años.

No queda claro el emprendimiento

Más que seguir una estricta agenda de conferencias o convivir con otros campuseros para Daniel Higareda, este es un reto personal y quiere aprender cómo emprender.

Él no sabía qué era Campus Party, pertenece al programa Jóvenes con Porvenir del estado de Jalisco, y por eso llegó al evento. Cuenta que está aquí para entender cómo ser emprendedor, pues después de haber buscado trabajo durante un año no encuentra.

Osorio concuerda con la confusión al emprender

“Hemos visto que hay mucho que hacer, mucho trabajo pero creo que hay más programadores y a ellos les cuesta trabajo entender cómo venderse”, dijo el ingeniero en ciencias computacionales.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Aunque tal vez no salga de Campus con una empresa hecha, Ricardo se queda con anécdotas de la vida campusera; sobre cómo dormir a pesar del barullo externo e incluso el reto que representa bañarse en Campus.

“¡Ayer el agua estaba para pelar pollos! O te quemas o está helada. Creo que fue algo con las resistencias de las regaderas que no funcionan bien, pero es toda una aventura bañarse”, señaló.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×