IBM le da ‘jogo bonito’ a Brasil

Cuatro proyectos de big data acompañaron a Brasil durante su desempeño como sede mundialista; de cara a los olímpicos de 2016 el reto del país será ser más sustentable además de inteligente.
brasil  (Foto: AP)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cuatro años antes de que Brasil recibiera a la Copa del Mundo, inauguró su cuartel de inteligencia.

Ubicado en Río de Janeiro, en donde este domingo las selecciones de Alemania y Argentina se disputarán el campeonato, se encuentra el laboratorio de ciudades inteligentes de IBM, un fuerte desde el que el investigador Ulises Mello ha dirigido el proceso de conversión de Brasil, de una simple nación, a un país inteligente.

“Hemos trabajado sobre cuatro proyectos diferentes desde 2010 y ha sido uno de los proyectos más avanzados que hemos hecho, pues se abordaron muchos aspectos de la ciudad con el objetivo de hacerla más eficiente”, dijo Mello en entrevista con CNNExpansión.

IBM Brasil ha incursionado en cuatro proyectos: un Centro de Operaciones en Río de Janeiro, desde donde se gestiona y analiza información de transporte y seguridad de 30 municipalidades; IBM accesible, una aplicación móvil que permite que la gente realice crowdsourcing para ayudarse en temas de movilidad y de ayuda a discapacitados.

Además del Centro de Comando Móvil, en donde se tienen sistemas para garantizar la seguridad de la zona y finalmente un proyecto con el Ayuntamiento de Porto Alegre, creado en 2012, en el que la ciudad maneja sus procesos recursos basándose en análisis de big data.

De estos cuatro, el más ambicioso es el Centro de Seguridad Móvil, en Río de Janeiro, desde el cual Mello cuenta que se realiza un mapeo en tiempo real de las calles, sus cruceros, su gente y sitios públicos para garantizar que la vida transcurra sin eventualidades.

Sin embargo, durante la Copa del Mundo se reforzó el monitoreo con el objetivo de llevar las festividades a buen puerto.

Tras cuatro años, en los que han estado vivos estos proyectos, Mello comenta que la eficiencia del país se ha elevado; sin embargo, aclara que aún es muy pronto para considerarlo un éxito pues no es un proyecto finito, sino un proceso a largo plazo.

Paso a paso

Para crear una ciudad inteligente se requiere de tiempo, inversión en infraestructura, inteligencia y análisis para determinar cuáles son las fallas de la ciudad en las que las tecnología puede hacer una diferencia.

Según el investigador brasileño, existen tres niveles de madurez en la vida de una smart city; el primero consiste en encontrar “los puntos flacos” y abrir los datos que se requieren de la urbe para mejorarlos.

“En esta etapa hay que coordinar a las agencias o ministerios y tener la infraestructura para que las entidades comiencen a recabar los datos necesarios para agilizar procesos. Los datos pueden ser de tránsito, seguridad o clima. Hay que hacer disponibles los datos en la red para que se pueda trabajar sobre ellos y crear aplicaciones después”, dijo Mello.

En un segundo nivel, los sistemas creados a partir de los datos se deben alinear con la infraestructura que la ciudad ya tiene, para que en el tercer nivel se diseñen los procesos y logística que requiere la municipalidad para ser más eficiente.

“Si ya tienes instrumentación e infraestructura, los procesos tienden a pasar bastante rápido (...) una ciudad inteligente no debe pensarse como un proyecto sino como un proceso, un viaje a largo plazo en el que siempre se puede hacer más y lograr una mejor movilidad”, dijo.

Mundial de cara a olimpiadas

Mello comenta que durante la Copa del Mundo de Brasil 2014, estos proyectos han pasado por diversas pruebas de eficiencia, que serán evaluadas para después trazar objetivos claros de cara a los Olímpicos de 2016, en los cuales se busca que Brasil sea más sustentable, aunque el mayor reto sigue siendo en coordinación con la gente.

“Los principales retos son los cambios requeridos en el comportamiento de la gente y de la compañías, no deben de tener miedo de que la población siga subiendo o cambiando, hay que tratar de pensar en soluciones y tener personal especializado para lograr los objetivos”

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Las ciudades van a ser sistemas móviles que hay que saber cómo controlar y aún estamos muy lejanos a esto”, dijo Mello.

Se espera que para 2050, aproximadamente 60% de la población del mundo viva en zonas urbanas, tendencia que hará que el mercado de infraestructura para ciudades inteligentes alcance un valor de 54,000 millones de dólares a finales de 2014, según IDC y el cual se estima que continúe en ascenso.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×