De una impresora a tu plato: el futuro que le espera a la comida

Con un solo botón podrías tener en tu mesa cualquier alimento que se te antoje gracias a estas impresoras 3D
impresoras 3d cena  impresoras 3d cena
Autor: Federico Kukso | Otra fuente: QUO

Las impresoras 3D han entrado a revolucionar el mundo de la ropa, de la medicina y ahora buscan hacer lo mismo con la comida. Máquinas como Foodini ChefJet quieren convertirse en los "electrodomésticos del futuro", mientras que algunas universidades y la NASA también invierten en el futuro de la gastronomía. 

Foodini, desarrollada por la empresa Natural Machines de Barcelona, es una impresora 3D de comida que funciona con seis cápsulas o compartimentos en donde se cargan los alimentos. 

Con ayuda de una aplicación para teléfonos inteligentes o tabletas se programa una receta y la máquina se encarga de combinar los ingredientes almacenados en cápsulas. Por ejemplo, si quieres cenar ravioles, sólo tendrás que distribuir la masa en los compartimentos, presionar unos botones y listo.

"Queremos ser como el Nespresso de los pasteles, vender la máquina y la pasta para producirlos" dice Emilio Sepúlveda, uno de los tres fundadores de la empresa en entrevista con la revista Quo.

La impresora tiene conexión a internet y permite que los usuarios tuiteen el plato que acaban de preparar. El objetivo es formar una comunidad global de usuarios que compartan sus diseños gastronómicos de acuerdo con sus creadores.

Otra propuesta, ChefJet de 3D System, reproduce figuras utilizando como materia prima chocolate, azúcares y otros sabores comestibles. Con ella se pueden hacer postres personalizados. 

"La comida es una plataforma increíble para la creatividad y la experimentación", dice Liz von Hasseln, directora creativa de la compañía, quien también desarrolló el software The Digital Cookbook para diseñar la forma de los alimentos desde una computadora. 

Por su parte, el Laboratorio de Máquinas Creativas de la Universidad de Cornell en Estados Unidos está desarrollando un prototipo que puede producir nuggets, pasteles, galletas y hamburguesas; todo con una máquina que utiliza tintas comestibles en estado líquido, además de masa de chocolate fundido, queso o pasta. 

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) también tiene representación en este sector con la creación del prototipo Digital Fabricator, una impresora personal de alimentos que puede preparar comidas con la cantidad exacta de calorías deseada por el usuario. 

Y una de las empresas más revolucionarias no podría quedarse atrás, la NASA trabaja con el ingeniero Anjan Contractor de la empresa Systems and Materials Research Corporation de Austin, Texas para diseñar una impresora 3D que reproduzca alimentos para que en un futuro los astronautas puedan nutrirse en sus misiones. 

Este artefacto estaría compuesto por cartuchos de polvo reemplazables, con una vida útil de 30 años. La inversión inicial para este proyecto será de 125,000 dólares (1.6 millones de pesos). 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Para conocer más información sobre la impresión 3D de comida visita a la revista Quo. 

Este es un fragmento de un artículo publicado en la edición especial de Tecnología de mayo-julio de 2014 de la revista QUO, que es parte de Grupo Expansión. La firma edita en México 17 revistas y 11 sitios de internet, entre ellos CNNMéxico.

Ahora ve
Una mexicana y un estadounidense se casan en el muro fronterizo
No te pierdas
×