La sonda 'Rosetta' llega a su destino tras 10 años de viaje

Por fin llegó el día de un encuentro histórico. El de una nave terrestre, Rosetta, con un cometa, el 67P/Churyumov-Gerasimenko
La nave espacial 'Rosetta' llegó al cometa 67P
Autor: Dave Gilbert
(Reuters) -

Después de perseguirlo durante 10 años, cruzando miles de millones de kilómetros a través del Sistema Solar, la nave espacial Rosetta hizo historia este miércoles al convertirse en la primera sonda que se encuentra con un cometa en su viaje alrededor del Sol.

"El propulsor se quema por completo. Rosetta llegó al cometa 67P. ¡Estamos en órbita!", anunció en Twitter la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) que dirige el ambicioso proyecto.

Rosetta encendió sus propulsores en su aproximación final al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, conocido como Chury, este miércoles temprano. Media hora después de la llegada, los científicos anunciaron que la nave había entrado en la órbita del cuerpo estelar.

"Después de 10 años, cinco meses y cuatro días de viaje hacia nuestro destino, girando alrededor del Sol cinco veces y registrando por arriba de 6,400 millones de kilómetros, estamos encantados de anunciar finalmente que 'estamos aquí'", dijo Jean-Jacques Dordain, director general de la ESA, en un comunicado.

"La Rosetta de Europa es ahora la primera nave espacial en la historia en encontrarse con un cometa, un hito importante en la exploración de los orígenes. Los descubrimientos pueden comenzar", agregó.

ESA tuiteó una foto del cometa después de que la nave llegó a su destino. Chury y la sonda espacial se encuentran ahora a unos  405 millones de kilómetros de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y Marte, según la ESA.

La misión ha logrado su primera de lo que se espera sea una serie de logros históricos. En noviembre, los controladores de la misión tienen como objetivo colocar al módulo de aterrizaje robótico Philae en la superficie, algo que nunca se ha hecho antes.

Misiones anteriores han realizado sobrevuelos de cometas, pero Rosetta es diferente. Esta sonda seguirá al cometa durante más de un año, realizará cartografía y medición de la forma en que cambia a medida que es afectado por la energía del Sol.

Los controladores de la misión tuvieron que utilizar la gravedad de la Tierra y Marte para dar a la sonda una aceleración necesaria para ponerse en la trayectoria correcta. Rosetta también tuvo que ser puesta en hibernación durante más de dos años para conservar la energía antes de ser despertada con éxito en enero de este año.

La quemadura del propulsor de este miércoles fue la décima maniobra que Rosetta ha realizado desde mayo para ajustarse a la velocidad y trayectoria del cometa. Si alguna de esas operaciones hubiera fracasado, la misión se habría perdido, según la ESA.

Los científicos esperan aprender más acerca de la composición de los cometas y quizás determinar si traían agua a la Tierra o incluso los productos químicos que dieron inicio a la vida.

"Realmente es un paso adelante a todo lo que ha venido antes", dijo el científico del proyecto Matt Taylor a CNN.

Recomendamos: El plan de la NASA: aterrizar humanos en un asteroide

Rosetta pronto comenzará a cartografiar la superficie y reunirá más información acerca de su atracción gravitacional. Esto le ayudará a encontrar un lugar de aterrizaje adecuado para Philae y permitirá a los ingenieros mantener a Rosetta en la órbita correcta.

Mientras los cometas se acercan al Sol, el hielo se derrite y se convierte en una cola de gas ionizado. El polvo produce una cola separada, curva. Los científicos de Rosetta esperan poder estudiar de cerca estos procesos.

Taylor explicó que el estudio muestra al equipo cómo se ve el núcleo del cometa ahora, y cómo estará cuando se acerque al Sol.

"Vamos a ser capaces de hacer una comparación de ahora, cuando está relativamente inerte, y cuando esté muy activa... haciendo esta medida durante un año junto a él y observando cómo funciona una cometa e interactúa con el Sol ", dijo.

Chury es conocido como un cometa de período corto. Reaparece cada seis años mientras su órbita lo acerca al Sol. El cometa Halley tiene un período de cerca de 76 años y no se volverá a ver lo suficientemente cerca a la Tierra para ser visible hasta 2061.

Otros sólo regresan después de miles de años.

Matt Taylor dice que es poco probable que seas capaz de ver el cometa 67P a simple vista, pero se puede seguir el progreso de la misión en el blog de Rosetta y puedes seguir la cobertura de CNN.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Ahora ve
Jesús Campos relata su encuentro con Stephen Paddock, el pistolero de Las Vegas
No te pierdas
×