¿Los robots podrán realizar tu trabajo en 2025?

La inteligencia artificial permitirá a los robots ejecutar trabajos de nivel medio en el futuro según expertos consultados por Pew Research
.
RoboThespian Engineered Arts robot CES2014  .
Carlos Fernández de Lara
Autor: Carlos Fernández de Lara | Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

La atención en bancos, los conductores de sistemas de transporte público, las asistentes ejecutivas, oficinistas, redactores, empleados en cadenas de comida rápida y el personal de limpieza o asistencia médica son algunos de los empleos que podrían ser sustituidos por robots durante la siguiente década.

“La Inteligencia Artificial (IA) reemplazará los trabajos rutinarios, incluso aquellos que requieran tareas complejas en áreas legales, de oficina y servicios... No estoy seguro que todos los trabajos desaparezcan al mismo tiempo, pero es posible que los empleos de bajo nivel sean más escasos y peor pagados. La clase media se moverá al fondo”, dijo uno de los miembros del Centro para Internet y la Sociedad de Harvard, Justin Reich.

Reich es uno de los 1,899 expertos en tecnología, robótica, inteligencia artificial y electrónica que Pew Research Center consultó para conocer el impacto económico y social que los robots inteligentes tendrán alrededor del mundo en 2025.

Los resultados muestran que 52% considera que los robots inteligentes traerán una nueva era de mayor productividad y calidad humana, mientras 49% cree que las máquinas eliminarán gran parte de los empleos de nivel medio. 

Vint Cerf, considerado el padre del Internet, dijo que a pesar de la masificación de las máquinas, dispositivos y robots del futuro, estos necesitarán de un ser humano que lo diseñe y, en parte, los construya.

“Históricamente la tecnología ha creado más trabajo que los que ha destruido. No hay razón para pensar que en este caso la situación será diferente”, dijo Cerf.

Sin embargo, algunos expertos consideran que el acelerado uso de la IA en las computadoras y robots podría empujar a la clase media mucho más abajo en la pirámide socioeconómica, a medida que las máquinas asumen roles en áreas de servicio.

“Los sistemas autónomos reemplazarán a los humanos en muchas áreas de servicio que tienen funciones rutinarias. Personas en el control de aduanas, personal de limpieza, conductores de autos, trenes o autobuses, y oficinistas esos trabajos que algunas personas  llaman ‘de personas invisibles’, serán ejecutados en 2025 por robots”, comentó el director de Global Information Highway, Olivier Crepin-Leblond.

El informe de Pew apunta que la mayoría de los expertos consultados reconocieron que el sistema educativo actual se encuentra rezagado frente a un escenario tecnológico cada vez más acelerado.

“Los trabajos que los robots dejen para los humanos requerirán de mucha comprensión y conocimiento. En pocas palabras, sólo los mejor educados podrán competir con las máquinas.

El problema, es que los sistemas educativos de gran parte del mundo todavía sientan a los alumnos en filas y columnas, y les enseñan a quedarse callados y memorizar lo que les dicen, preparándolos así para una vida del siglo XX que ya no existe”, dijo sociólogo y consultor Web, Howard Rheingold.

Entre Siris y Watsons

Los expertos concordaron que las principales áreas que se verán impactadas por la masificación de máquinas inteligentes serán seguridad, salud y servicios.

“Veremos las primeras versiones de máquinas como Robocop en forma de drones de vigilancia, que monitorean las calles de una ciudad a través de imágenes, sonidos y videos. Algunos de ellos, incluso serán capaces de analizar y detectar componentes químicos en busca de explosivos o con sistemas de visión infrarroja o tecnología térmica”, explica el presidente de Electronic Privacy Information Center (EPIC), Marc Rotenberg.

Más que máquinas humanoides que reemplacen al ser humano en su jornada laboral, los expertos concordaron que los robots inteligentes del 2025 serán dispositivos que realizarán tareas operativas o de asistencia específicas.

Su principales objetivos estarán en monitorear la salud del paciente y alertar cambios o complicaciones a personal médico, o ayudar a personas de la tercera edad o con alguna discapacidad a vestirse, salir de la cama o alimentarlos, explica uno de los principales investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del MIT, David Clark.

Pero el papel de las máquinas en la salud podría ir mucho más allá que asistencia personal.

“Veremos robots o IA avanzada en investigación médica y análisis clínico. Pero en países en desarrollo o zonas de pobreza los robots podrían servir como una especie de ‘Doctores en caja’, dedicado a realizar pruebas de sangre, presión o diagnósticos simples en zonas rurales”, dice el investigador de la Universidad del Sur de California, Daren C. Brabham

Aunque poco visibles, algunos de los cambios ya comenzaron. Asistentes virtuales como Siri, Cortana o Google Now, que responden con base al contexto social y lenguaje de sus dueños son los primeros pasos hacia una nueva era de interacción hombre-máquina.

El jefe de economía de Google, Hal Varian, mencionó que gran parte de la interacción del futuro será a través de la voz con sistemas inteligentes que son capaces de entender, conocer quiénes somos e incluso inferir y ejecutar nuestras necesidades.

“Los asistentes digitales del 2025 podrían ser las nuevas secretarias del futuro, capaces de tomar o negar llamadas, manejar nuestras agendas, llevar la administración y pendientes de cuándo necesita el carro servicio, realizar la despensa conforme sea necesario, pagar impuestos e incluso llevar nuestras finanzas personales”, complementó uno de los entrevistados por Pew.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

La transformación, según el informe de Pew, no será espontánea, sino que responderá al reflejo de la evolución tecnológica. Es decir, los grandes cambios comienzan por los pequeños detalles, esos que son difíciles de percibir a simple vista, mencionó el programador y ganador del premio de la Electronic Frontier Foundation, Seth Finkelstein.

“Una foto de una calle en 2013 no es tan diferente de una de hace 50 años. Los edificios, automóviles y la gente son relativamente similares. En ambas fotos hay personas que caminan por la calle con pequeños rectángulos en sus manos, pero cuando miras a detalle ves la diferencia de aquellos que llevaban un radio de transistores, contra quienes llevan un smartphone. Ahí notas la magnitud del cambio”, dijo el programador. 

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×