La Fórmula E enciende motores, el ‘pariente verde’ de la F1

La competencia con autos eléctricos arranca en Pekín para impulsar el uso de estos vehículos; los vehículos pueden correr a 220 kilómetros por hora sin emitir un solo gramo de contaminantes.
formula e  (Foto: Cortesía Formula E.)
Leonardo Peralta
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Este sábado Pekín recibe la primera competencia de automovilismo profesional en la que los vehículos, que correrán a 220 kilómetros por hora, no emitirán un solo gramo de contaminantes. Esta serie de 10 carreras denominada FIA Formula E Championship -que se celebrará en sitios como Malasia, Uruguay, Berlín y Londres- promete renovar el interés por las competencias automovilísticas.

Desde mediados de la década pasada, con la preocupación por los gases de efecto invernadero, han aparecido críticas sobre el impacto ambiental de las carreras de Fórmula Uno. Algunos cálculos indican que cada vehícuo puede generar más de 230 toneladas de dióxido de carbono al año, algo que impacta en la percepción de un negocio donde en una tercera parte de sus ingresos proviene de derechos de transmisión por televisión, de acuerdo con el reporte especializado Formula Money.

A raíz de esto, la Federation Internationale de l'Automobile (rectora del automovilismo profesional) otorgó en agosto de 2012 a la empresa Formula E Holdings (FEH) la concesión para crear una nueva categoría de carreras automovilísticas empleando carros eléctricos. "Esperamos que este campeonato se convierta en marco de investigación para el desarrollo de vehículos eléctricos, un elemento clave en el futuro de las ciudades", dijo en aquel momento Alejandro Agag, director general de FEH.

¿Cómo son los autos?

En el tiempo transcurrido desde el anuncio de la creación de la Fórmula E, la empresa se dedicó a diseñar las especificaciones técnicas de los autos y granjearse el apoyo de escuderías y empresas que quisieran sumarse al diseño y manufactura de los vehículos.

Con este fin la compañía se alió con McLaren Electronic Systems para desarrollar el motor eléctrico que mueve los vehículos, mientras que el diseño del chasis fue creado por Spark Racing Technology, quien diseñó en conjunto con empresas como Renault y Dallara un vehículo llamado SRT_01E y que será el mismo que usarán las diez escuderías participantes a un costo de 350,000 euros (aproximadamente 5.9 millones de pesos) por unidad.

Esencialmente, el diseño exterior de los vehículos Formula E es similar a los de Fórmula Uno en tamaño y forma (sólo la adición de un par de spoilers en el frente del vehículo para mejorar el desempeño aerodinámico lo distinguen), aunque por dentro las diferencias emergen: en lugar de cilindros, el motor eléctrico usa un juego de electroimanes que al ser activados intermitentemente crean el movimiento giratorio que impulsa las ruedas a una velocidad máxima de hasta 220 kilómetros por hora.

Para los amantes de la velocidad hay una ventaja adicional: al carecer de caja de cambios, la aceleración de 0 a 100 kilómetros ocurre apenas en tres segundos.

Un componente clave es la batería. Desarrollada por la empresa Williams Advanced Engineering, la batería de 200 kilogramos almacena hasta 180 Kilowatts de energía, que propulsan el vehículo por hasta 25 minutos. Por ello, las paradas en los pits serán para que el piloto cambie a un vehículo fresco cargado de energía a tope. Para sacar más jugo al auto, éste posee un sistema de recuperación de energía, que aprovecha la fricción del frenado para generar electricidad adicional.

FEH halló una decena de escuderías para participar en esta carrera, entre las que se encuentran algunas apoyadas por empresas de gran tradición como Audi Sport ABT y e.dams-Renault, así como nuevos participantes como Mahindra Racing de la India y Amlin Aguri de Japón. Como dato anecdótico, dos escuderías (Amlin Aguri y la suiza Trulli) incluyen mujeres en su equipo de pilotos.

No solo diversión

La introducción de la Fórmula E viene acompañada con una transmisión por televisión a nivel mundial. En América, África y Asia (incluyendo México) los derechos de transmisión están con la cadena Fox Sports y en China con la televisora estatal CCTV.

De acuerdo con Alejandro Agag, "esperamos que en unos cinco años tengamos un circuito de entre 16 y 18 carreras en ciudades de todos los continentes", lo que dependerá en buena medida de la recepción que tengan.

El propósito final de estas carreras, además del espectáculo, es darle credibilidad a los autos eléctricos como opción seria ante los motores de combustión interna.

"Queremos que la gente crea en los autos eléctricos. Mucha gente piensa que no funcionan o son muy lentos. La gente no sabe la verdad y queremos mostrarle lo que los autos eléctricos pueden hacer en realidad", concluyó Agag en entrevista con CNNExpansión.

De consolidarse, la Fórmula E, los autos eléctricos podrían ganar credibilidad para una tecnología que aún está en sus etapas iniciales de desarrollo, atraer aficionados y crear un nuevo negocio millonario. Fórmula Uno Group, la empresa que maneja las carreras, generó 1,523 millones de dólares en ingresos en el año 2011.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

La Fórmula E será un negocio que generará dinero pero menos ruido. Este video muestra cómo se oyen estos vehículos en acción:

Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×