Impresión 3D, ¿el mejor complemento para tu café?

3D Lab Fab es la primera cafetería del DF con servicios y cursos de impresión en tercera dimensión; socios de la empresa afirman que utilizarán el modelo de franquicias para expandirse en el país.
3D Lab pequeno  (Foto: CNNExpansion)
Carlos Fernández de Lara
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Beber un café y comer un Panini mientras imprimen una réplica tuya a escala o tomas un curso sobre impresión 3D es la promesa y modelo de negocio detrás de 3D Lab Fab & Café, la primer cafetería en México dedicada a la tendencia de la impresión en tres dimensiones.

“Lo que buscamos es crear una forma divertida para acercar a la gente a lo que nosotros consideramos la tercera revolución industrial”, explicó la director de marketing y comunicación de 3D Lab, Julieta Aranguiz.

El comercio, ubicado en la colonia Roma de la Ciudad de México, forma parte de una iniciativa que se encuentra en pleno proceso de expansión alrededor del mundo. De acuerdo con uno de los socios fundadores, Rodrigo Perez Weiss, México es el segundo país en que inician operaciones; su primera incursión la realizaron en el barrio de Palermo, Bueno Aires en Argentina.

“Pronto abriremos una sucursal propia en Asunción, Paraguay, y estamos en pláticas para abrir cafeterías en Tel Aviv y Moscú”, detalló.

En México, la expansión la planean ejecutar bajo el modelo de franquicia con el objetivo de llevar el concepto de 3D Lab a ciudades de Puebla, Guadalajara y Monterrey.

“Lo que buscamos es democratizar el concepto de la impresión 3D, pero eso no lo podemos hacer sentados únicamente en Distrito Federal. Las franquicias nos permiten llevar de 3D Lab Fab & Café a otros estados, pero cuidando que la imagen, comunicación, máquinas y concepto sean los mismos”, mencionó Aranguiz.

Los socios fundadores no revelaron un costo exacto por la franquicia, pues mencionaron que dependerá de las “negociaciones”, del tamaño del local y del número y tipo de impresoras 3D que tenga.

La cafetería ofrece servicios de impresión, modelado y diseño a sus visitantes (Foto: CNNExpansión)

Algunos de los equipos que tiene 3D Lab en sus instalaciones van desde 2,000 hasta 60,000 dólares. La empresa también tiene una alianza directa con los fabricantes de los equipos para operar como vendedor de las mismas.

Además de los alimentos y bebidas de cualquier otra cafetería, 3D Lab ofrece servicios alrededor de la impresión en tercera dimensión.

Los visitantes pueden llevar sus modelos 3D y pagar la impresión (que tendrá un costo de 200 pesos por hora). Si tienes un bosquejo pero no sabes cómo modelar en tres dimensiones, un equipo de expertos podrá ayudarte a digitalizar el diseño para realizar la impresión.

La cafetería también ofrece capacitación interna o con socios de negocios mexicanos que irán desde seminarios gratuitos y clases de un día por 450 pesos, hasta cursos completos de tres días por 2,500 pesos.

Sin embargo, el producto estrella del lugar será lo que Aranguiz define como un estudio fotográfico en tres dimensiones o mini me, que no es otra cosa sino la representación a escala de las personas, que podrá adquirirse por un costo de alrededor de 650 pesos.

De acuerdo con la consultora Gartner, el mercado de impresión 3D será uno de los más dinámicos de los próximos años, al pasar de ventas globales en 2012 por 288 millones de dólares, a consolidarse como una industria de más 5,700 millones de dólares para 2017.

“La revolución industrial hizo que la manufactura local desapareciera o se limitará a ciertas zonas. Las impresoras 3D permitirán en el futuro a la personas fabricar en tiempo real y en un par de horas repuestos de piezas, utensilios, accesorios, ropa o incluso recetas de cocina”, dijo Perez Weiss.

Ejemplo de los mini me que los visitantes podrían crear en la cafetería (Foto: CNNExpansion)

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×