7 ‘gadgets’ que fracasaron y que quizá ya los olvidaste

El Fire Phone está siguiendo los pasos del Zune de Microsoft y o de la PlayBook de BlackBerry; no todo ha sido éxito para Apple, pues también tiene dos equipos que pasaron al olvido.
fire phone  (Foto: Getty)
James O'Toole

Fire Phone de Amazon

Amazon no ha dicho cuántos Fire Phones ha vendido; pero una apuesta segura es que es un número pequeño. El dispositivo fue lanzado apenas en junio, pero Amazon ya se ha visto obligado a recortar el precio desde 200 dólares con un contrato de dos años a sólo 99 centavos de dólar.

El Fire Phone presenta un puñado de funciones llamativas que incluyen una pantalla 3D y el sistema de reconocimiento 'Firefly'. Sin embargo, sus deficiencias han quedado claras desde el principio, y fue ampliamente criticado por los observadores. El dispositivo requiere que los usuarios leales de Apple y Android aprendan un nuevo sistema operativo que no ofrece algunas de las aplicaciones más populares. Está sólo disponible con AT&T, y aunque la pantalla 3D es agradable, no tiene mucha utilidad práctica.

Por supuesto, Amazon está lejos de ser el único gigante de la tecnología en fallar en su intento de lanzar un nuevo gadget. Estas son otros fracasos destacados de los últimos años.

Zune de Microsoft

Microsoft lanzó el reproductor de MP3 Zune en 2006, en un momento en que el iPod representaba alrededor del 75% del mercado de los dispositivos móviles. Huelga decir que el Zune no logró cerrar la brecha.

Microsoft trató de convencer a los usuarios con la posibilidad de compartir contenidos entre Zunes y tu biblioteca de medios de tipo suscripción, pero tres años más tarde, su participación de mercado se ubicaba en sólo 1%.

PlayBook de BlackBerry

He aquí un manual de estrategias para los futuros fabricantes de tablets: no sigan el ejemplo de BlackBerry. El fabricante de dispositivos canadiense dio a conocer el PlayBook de 7 pulgadas en 2010, en un intento por entrar a un nuevo mercado a medida que sus teléfonos inteligentes caían del favor de los consumidores.

Pero los problemas de la PlayBook eran obvios desde el principio: no incluye acceso a correo electrónico, BlackBerry Messenger, calendarios o libretas de direcciones. Además, no tenía incorporado el acceso a Internet 3G, y los críticos etiquetaron el software como rudo y sin pulir. La compañía terminó registrando una pérdida de casi 500 millones de dólares en el tercer trimestre de 2011, tras el desastroso desempeño de ventas de la tablet.

BlackBerry finalmente abordó los problemas del PlayBook, pero fue demasiado tarde en un segmento de productos dominado por la iPad.

Surface de Microsoft

Microsoft reaparece en esta lista gracias a su actual línea de tablets, que marca otro esfuerzo fallido de entrar en una categoría de producto dominada por Apple.

La compañía con sede en Redmond incluso ha ofrecido a los propietarios de iPad y Macbook cientos de dólares en créditos en la tienda de Microsoft si cambian sus dispositivos de Apple por una Surface, pero hasta ahora eso no ha sido de mucha ayuda. Microsoft anotó una impresionante pérdida de 900 millones de dólares el año pasado por inventario sin vender de Surface, y Computerworld estima que esa pérdida se ha disparado a 1,700 millones de dólares al mes de junio.

Para colmo de males, según informes, Microsoft habría pagado 400 millones de dólares a la NFL para anunciar la Surface en las bandas durante los partidos; y los locutores incluso las han llamado 'iPads' en varias ocasiones.

La proto-iPad

Puede que Apple domine el mercado de las tablets en estos días, pero la empresa no siempre ha tenido un avance tan fácil allí. En 1993, Apple lanzó el Newton MessagePad, un dispositivo de mano de asistencia personal.

El MessagePad obviamente no hacía mucho que los lectores en 2014 puedan encontrar impresionante, pero contaba con un par de características que estaban adelantadas a su tiempo: podía enviar faxes, almacenar contactos, e incluso permitía tomar notas con un lápiz óptico. Pero el Newton nunca pegó entre los consumidores; sus ventas totalizaron solo unos cientos de miles en los cinco cortos años que estuvo en el mercado. Más grave aún, no logró impresionar a Steve Jobs, quien lo descontinuó en 1998.

Next de Google

Google entra en esta la lista cortesía por su mal concebida Nexus Q, un dispositivo esférico de streaming de música y video de Google Play y YouTube. El Q no ofrecía mucho más que eso, sin embargo, se vendía a un precio de 300 dólares.

Los observadores criticaron la Q después de que Google comenzó a enviar unidades para ser reseñadas en 2012, y la empresa posteriormente abandonó sus planes para llevarla al mercado, y la envió de forma gratuita a los clientes que la preordenaron.

Smartwatches’ de Microsoft

Microsoft ha recibido muchas críticas por tratar de ponerse al día en el mundo de los dispositivos, pero cuando se trata de los smartwatches, la empresa en realidad estuvo a la delantera.

En 2004, Microsoft introdujo dispositivos hechos en colaboración con los fabricantes de relojes Fossil, Suunto y Citizen, los cuales operaban en una plataforma tecnológica que denominó 'SPOT', siglas de Smart Personal Objects Technology.

Los relojes utilizaban receptores de radio FM para mostrar el contenido, incluyendo noticias, cierres de acciones y resultados deportivos. Pero entonces, como ahora, los comerciantes tuvieron dificultades para demostrar por qué los relojes eran más que una simple novedad, y Microsoft finalmente mató el proyecto en 2008.

QuickTake de Apple

La cámara digital QuickTake de Apple es otro dispositivo de Cupertino que simplemente llegó demasiado pronto. Fue fabricada en colaboración con Kodak, y se convirtió en una de las primeras cámaras digitales dirigidas a los consumidores cuando llegó al mercado en 1994.

Pero la QuickTake venía con un precio de 749 dólares -una gran cantidad a pagar por una cámara que sólo podía almacenar un puñado de fotos y carecía de zoom o enfoque automático- y que también se enfrentó a la ira de Steve Jobs, que acabó con ella después de regresar a Apple en 1997.

Ahora ve
Esto es lo que verás en ‘La forma del agua’, del mexicano Guillermo del Toro
No te pierdas
×