Procesadores, tus próximos copilotos

Cada vez más automotrices incluyen procesadores en sus modelos para resolver distintas necesidades; en cinco años el mercado de autos conectados valdrá 50,000 mdd, estiman analistas.
procesador  (Foto: iStock by Getty)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Para reducir riesgos de seguridad, como entretenimiento o para hacer más eficientes los traslados, cada vez más fabricantes de autos incluyen procesadores en los automóviles. Analistas aseguran que en una década el procesador de cómputo en un auto será casi tan importante como el motor.

Fabricantes de procesadores como Qualcomm, Nvidia e Intel ya trabajan para incorporar sus chips en distintos modelos de coches, pues la idea es que esta nueva generación automotriz pueda llegar al consumo masivo y resolver distintas necesidades.

En un automóvil, los procesadores pueden usarse para conectarte a la red, ejecutar aplicaciones de navegación o llamar desde paneles en el tablero. Para todo esto se necesitan dos cosas: que el procesador sea ahorrador de energía y que tenga alto poder de cómputo.

“Lo más importante al poner procesadores en los autos es que tengan una amplia capacidad de procesamiento para que puedan responder en tiempo real y que realmente puedan ayudarle al conductor a tomar decisiones”, dijo el director de política y asuntos regulatorios de Qualcomm, Héctor Marín.

Aunque todas las manufactureras de procesadores trabajan por un pedazo de esta tendencia, Nvidia es la que más ha avanzado en este objetivo, pues al estar dirigida a equipos de cómputo para videojugadores sus chips se caracterizan por el poder, lo que los hace ideales para este mercado.

Un chip de Nvidia permite ejecutar hasta 8,000 millones de operaciones de cómputo por segundo. A la fecha, el procesador de la firma opera en 4.5 millones de autos de lujo en el mundo, incluidos el Audi TT, Lamborghini, BMW y Rolls Royce.

Por su parte, Qualcomm busca participar con el procesador Snapdragon, al dotarlo con la capacidad para conectarse a redes 3G, 4G y LTE, y brindar conexiones constantes para ejecutar aplicaciones en pantalla o grabación de video en alta definición. Por ahora se prueba en los autos de la Fórmula E, la nueva competencia de automovilismo con tintes sustentables.

Intel no se queda atrás y formó una colaboración con Ford para desarrollar un sistema que mantenga el auto siempre conectado a la red y que, a través de distintos sensores, le ayude al conductor a tomar decisiones y cuidar todos sus flancos mientras maneja; no obstante para este equipo el reto aún es mantener la conectividad constante, según expresó Ford durante un reciente evento de Intel.

Autos realmente inteligentes

Para que este tipo de procesamiento de cómputo sea realmente útil es necesaria infraestructura urbana que mantenga conexiones con calidad constante y que el mobiliario de la calle, como los parquímetros o semáforos, comiencen a conectarse también, dijo Héctor Marín.

De cara al futuro de esta industria, la Asociación Automotriz Abierta (OAA) es una de las más fuertes; incluye a firmas como Google, Blackberry, Qualcomm, Hyundai, Intel y otras para llevar el sistema operativo Android a los autos y homologar los estándares de procesamiento de cómputo para coches para alcanzar el ideal del coche autónomo y conectado al 100% para 2020.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Sin embargo, el camino hacia esta realidad ya no es extraño. El 21 de septiembre el estado de California otorgó los primeros 29 permisos oficiales para que empresas puedan circular autos sin conductores por las calles para hacer pruebas. Google recibió 25 de ellos para probar varias Lexus SUV mientras Mercedes y Audi probarán sus coches autónomos.

Se estima que el mercado de los autos conectados valga 50,131 mdd en 5 años, y que cada auto tenga en promedio 26 sensores, según la asociación GSMA.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×