La Unión Europea pide apoyo a los gigantes de internet contra yihadistas

La Unión Europea busca el apoyo de empresas como Google, Facebook, Twitter y Microsoft para contrarrestar el discurso extremista
Simpatizantes de ISIS apoyan en redes sociales
(Reuters) -

La Unión Europea (UE) mantiene contactos con los gigantes de internet y de las redes sociales para combatir el yihadismo, a través del bloqueo de los videos subidos a la web y de la difusión de propaganda.

El miércoles por la noche los ministros de Interior de la UE mantuvieron una cena de trabajo con responsables de Facebook, Twitter, Google y Microsoft en Luxemburgo.

Lee: Videojuegos y redes sociales, la forma en la que ISIS recluta yihadistas

En la reunión, estos gigantes de internet y de las redes sociales explicaron a los ministros "cómo trabajaban para no mostrar esos videos (de propaganda y de decapitaciones), que de acuerdo a sus políticas internas van en contra de sus principios", dijo este jueves la comisaria europea a cargo de Asuntos de Interior, Cecilia Malmstrom, que estaba presente.

Malmstrom, que habló a la prensa en Luxemburgo al llegar a una reunión de ministros de Interior este jueves, aseguró no obstante que no se trata de bloquear el acceso a internet, pues "no era el objetivo" de la reunión, que fue un encuentro "informal para estudiar cómo se puede cooperar".

Las organizaciones yihadistas utilizan las redes sociales y las plataformas de internet para enrolar y difundir propaganda. "Son vehículos poderosos de radicalización", lamentó el ministro de Interior italiano, Angelino Alfano.

En un año la cantidad de europeos reclutados para combatir en Siria y en Iraq, pasó de unos centenares a casi 3,000, según los últimos datos del coordinador de la lucha antiterrorista de la UE, Gilles Kerchove.

Lee: 'Abdullah X', el personaje que quiere alejar a los jóvenes de ISIS

En un comunicado conjunto, Malmstrom y Alfano indicaron que ambas partes, los Estados y los gigantes de internet, "convinieron organizar entrenamientos conjuntos y grupos de trabajo para las autoridades judiciales, de la industria de internet y la sociedad civil".

Combate al discurso extremista

Gilles Kerchove, que participó en la cena, aseguró que las empresas estaban "deseosas de contribuir" en lo que describieron como una iniciativa pública y privada en los esfuerzos para combatir el extremismo.

Se habló de "cómo se puede sacar de internet el contenido ilegal, cómo puede utilizarse de manera preventiva para contrarrestar su relato", dijo.

"Twitter hizo más complicada la vida del grupo Estado Islámico. Esa es la razón por la cual dejaron de utilizar Twitter y optaron por otra red social", agregó.

Kerchove, interrogado a fines de septiembre por el Parlamento Europeo, había adelantado la necesidad de entrar en contacto con las plataformas de internet para contrarrestar el discurso narrativo extremista. "La batalla no se lleva a cabo sólo en el terreno", dijo entonces citando internet como el otro campo de batalla.

Facebook, la red social más utiliza en el mundo, con 1,300 millones de usuarios, afirma que excluyó a los grupos "terroristas" de su plataforma.

La empresa interviene en las cuentas o en los contenidos que van en contra de sus condiciones de utilización, en particular cuando son llamados a la violencia, aunque lo hace cuando son denunciados por otros usuarios, precisó Monika Bickert, responsable de la política de contenidos de Facebook.

Sin embargo, "todo el debate reposa en el equilibrio entre libertad de expresión y respeto de la dignidad humana", explicó un responsable europeo.

En Luxemburgo, los ministros van a buscar también cómo reforzar la seguridad de sus fronteras, para prevenir las partidas y vigilar el regreso de los presuntos combatientes.

"No creo que haya un ataque de gran envergadura, pero Europa debe precaverse de atentados como los del museo judío de Bruselas en junio cuando un hombre disparó y mató a cuatro personas", añadió Kerchove.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El presunto autor, un joven francés, había regresado de Siria pasando por varios países de Asia y luego por Alemania.

La UE busca reforzar los controles en sus fronteras exteriores, pero las reglas del espacio Schengen prohíben los controles sistemáticos entre sus miembros por lo que se deben definir criterios para poder llevar a cabo controles en los puertos y aeropuertos sin violar las libertades, explicó una fuente europea.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×