Casco inteligente, ‘salvavidas’ para albañiles

El dispositivo vestible detecta los movimientos del trabajador y puede detectar lesiones; el proyecto es el primero liderado por mexicanos en participar en el programa Makers de Intel.
casco  (Foto: Especial)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La intoxicación y accidentes son una de las causas más comunes de fallecimiento entre los trabajadores de la construcción o minería. En muchas ocasiones, llevar un casco no es suficiente, pero ¿qué pasaría si ese casco detectara cada movimiento del trabajador, indicara si sufre una lesión o registra si está cerca de un ambiente tóxico?

Mario Santana López, ingeniero en mecatrónica de 26 años, se hizo la misma pregunta; por lo que desarrolló el casco inteligente Edison.

Este es el primer proyecto liderado por mexicanos en participar en el programa Makers de Intel, que busca materializar ideas de jóvenes “hacedores” y darles salida comercial en mercados locales.

“Quise hacer una idea que diera seguridad a las personas que trabajan en la industria de la construcción y un vestible no convencional, si no que tuviera un impacto local y social”, dijo Santana.

El casco está integrado con una tarjeta de desarrollo Galileo y un microprocesador especial para tecnología vestible, Edison, ambos de Intel, con los que puede conectarse a Internet vía WiFi y recibir la localización exacta del trabajador. Además, tiene sensores que detectan ciertos gases tóxicos, para prevenir accidentes en el portador del casco.

Desde hace un año, el programa Makers se ha realizado al interior de Intel en sus diferentes centros de desarrollo para motivar a sus propios ingenieros a hacer posibles sus ideas, dándoles los componentes para llevarlos a cabo, y con los que la firma de Santa Clara, California, espera extender este hábito de “hacer las cosas” de forma masiva.

“Ya existen los componentes a la venta, a bajo precio, que la gente puede utilizar para hacer sus proyectos”, dijo el director del Centro de Desarrollo de Intel Guadalajara (GDC), Jesús Palomino en entrevista.

El chip Edison, que mueve el funcionamiento del casco, tiene un costo al público de 50 dólares.

En el Centro de Desarrollo de Intel Guadalajara (GDC), donde Santana se desempeña como ingeniero en el área de software y open source, cada viernes se realizan reuniones informales en donde los interesados hacen lluvia de ideas, de las cuales, puede salir un buen proyecto.

La idea de Mario siguió con el desarrollo técnico con un equipo de aproximadamente 24 personas, durante seis semanas para llegar a un prototipo funcional y dos meses más, en el que se probó el concepto y ahora se encuentra en fase de validación del negocio.

“Ya estamos trabajando con el equipo de negocios para buscar oportunidades de negocio locales en donde se pueda vender el casco”, dijo Santana.

Este ha sido el primer proyecto del GDC que logró llegar a una etapa avanzada en el programa y se ha mostrado en ferias de Makers en San Francisco, Nueva York y Tokio.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

De acuerdo con el director del GDC, el objetivo de los Makers es crecer la comunidad de ingenieros locales que puedan sacar adelante sus ideas y hacerlas redituables, además de aumentar el número de proyectos del centro de investigación tapatío.

“Queremos que este centro se posicione dentro del mismo Intel como punta de lanza en creación tecnológica y de proyectos propios”, dijo Palomino.

Ahora ve
Esta exhibición de esculturas de Navidad te va a dejar helado
No te pierdas
×