Muere Ralph Baer, el inventor de la primera consola de videojuegos

El ingeniero de origen alemán patentó la primera máquina que se conectaba a un televisor para jugar, lo que derivó en una gran industria
Playstation, 20 de años de videojuegos
Doug Gross
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

Ralph Baer, el inventor de la primera consola de videojuegos, ha muerto. Tenía 92 años.

Su familia confirmó la muerte, ocurrida en su casa de Manchester, New Hampshire, reportó The New York Times.

Baer era un ingeniero de un contratista de defensa en 1966 cuando empezó a expermientar con el concepto de jugar en una televisión.

El nativo de alemán, cuya familia judía se trasladó a Estados Unidos antes de la Segunda Guerra Mundial, patentó varios prototipos de videojuegos.

El "Brown Box" pasaría a convertirse en la Magnavox Odyssey, el primer sistema de juego de casa disponible en el mercado. El Odyssey fue lanzado en 1972 y permitía jugar un juego de tenis que es anterior, pero similar, al Pong de Atari.

Según el Times, Baer estaba esperando a un amigo en una terminal de autobuses en la ciudad de Nueva York cuando una idea se apoderó de él y comenzó a hacer garabatos en un bloc de notas.

La idea era una "caja del juego" que permitiría a la gente jugar tableros, acción, deportes y otros juegos en la mayoría de los televisores.

Un jefe en su trabajo le proporcionó 2,500 dólares y dos empleados para seguir la idea. Baer y su empleador, Sanders Associates, presentarían la primera patente de videojuegos en 1971.

Lee: 15 hechos que definen la historia de los videojuegos

Mientras que su consola lanzó lo que se convertiría en una industria de miles de millones de dólares, su producto más popular solo era en realidad "Simon", el juego de memoria que se lanzó en 1978.

“Simon”, con cuatro botones de colores con los correspondientes tonos de audio, se convirtió en uno de los mejore vendidos de forma instantánea. Algunas versiones aún se venden en la actualidad.

En el momento de su muerte, Baer tenía más de 150 patentes. Fue galardonado con la Medalla Nacional de Tecnología en 2006, el mismo año que él donó todos sus prototipos y documentos relacionados al Smithsonian Institute.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

A Baer le sobreviven dos hijos y una hija y cuatro nietos. Su esposa, Dena, murió en 2006.

Lee: ¿A qué juegan los 'gamers' mexicanos?

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×