El 911, una preocupación para las telefónicas

Operadores muestran inquietud por la capacidad del Estado para atender a las llamadas de emergencia; las empresas de telecomunicaciones se reunirán con la autoridad para implementar el programa.
reestructura  (Foto: Thinkstock)
Leonardo Peralta
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los operadores de telecomunicaciones móviles están preocupados respecto a la implementación del número nacional de emergencias "911" de parte de las autoridades, principalmente por la respuesta que las autoridades den a las llamadas de la ciudadanía.

Bajo este esquema, las empresas de telecomunicaciones recibirán las llamadas de emergencia de sus suscriptores y las enrutarán hacia los organismos de seguridad, quienes darán respuesta a las peticiones. Sin embargo representantes del organismo de los operadores de telecomunicaciones móviles del país y una empresa de telecomunicaciones móviles expresaron preocupación sobre la capacidad del Estado mexicano para responder a la habilitación del número nacional de emergencias.

"Si las llamadas se transfieren a las policías y no llega el auxilio en los tiempos esperados debido a problemas en los servicios de emergencia, la gente a quién le atribuirá la falla", cuestionó el vicepresidente de regulación de Telefónica México, Miguel Calderón.

“Es una incógnita saber lo que sucederá cuando lleguen las llamadas a los organismos municipales”, coincidió el director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones, Gabriel Székely, que agrupa a los cuatro principales operadores de telefonía móvil.

Para los operadores implementar el número de emergencia "es sólo un tema técnico que se puede resolver con relativa facilidad", dijo Székely entrevistado durante el Tercer México Telecom Summit.

Aún las empresas deben reunirse con el secretariado ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública para habilitar el sistema, dijo Miguel Calderón, tras su exposición en el evento. Comentó que su empresa está lista para habilitar el servicio de emergencia.

El anuncio del presidente Enrique Peña el pasado 27 de noviembre de crear un teléfono único para emergencias a nivel nacional (911) se realizó justo el día en que se cerró la consulta pública organizada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre los lineamientos de colaboración en materia de seguridad y justicia, entre los que se incluyó la creación de un número nacional para servicios de emergencia.

De acuerdo con el título noveno del artículo 189 de la Ley Federal de Telecomunicaciones, los operadores de telecomunicaciones del país deberán crear un sistema telefónico "en coordinación con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, debiendo contemplar mecanismos que permitan identificar y ubicar geográficamente la llamada y, en su caso, mensajes de texto de emergencia".

Esto significa que las llamadas podrán ser ubicadas geográficamente por los organismos de emergencia, amén de que deberán ser gratuitas y disponibles para todos los teléfonos móviles y fijos, sin importar su estatus de pago o si el teléfono tiene saldo.

¿Cómo funcionará el 911?

De acuerdo con el anteproyecto emitido por el IFT, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública será el organismo que coordinará a los concesionarios de telecomunicaciones fijas y móviles que enrutarán las llamadas realizadas al número de emergencias.

Las entidades de emergencia de los tres niveles de Gobierno del país (municipios, estados y gobierno federal) y los operadores de telecomunicaciones se coordinarán para crear mecanismos de enrutamiento de llamadas, para que éstas lleguen automáticamente a los organismos de atención de emergencias de la zona desde donde se realice la llamada.

Según el anteproyecto, el sistema del número nacional de emergencias, que originalmente sería el 066, deberá estar listo a más tardar a los seis meses de la publicación de los lineamientos definitivos.

Ahora ve
El Vaticano enciende su tradicional árbol de Navidad
No te pierdas
×