Galaxy Note Edge, un buen intento de Samsung

El equipo de la tecnológica destaca por su intento de innovar en el mercado, dice David Goldman; sin embargo, tiene muchas debilidades, como el diseño de su pantalla.
galaxy note edge  (Foto: Getty)
David Goldman
NUEVA YORK -

Los smartphones están en extrema necesidad de innovación, y Samsung está tratando de la manera más descabellada de destacarse en medio de un mar de aburridos rectángulos blancos y negros.
El Samsung Galaxy Note Edge es ciertamente creativo. Su característica definitoria es una pequeña porción de vidrio que se curva en el lado derecho del teléfono. Es diferente a cualquier otra cosa que hayas visto en un
smartphone.
Esa pequeña curva del Edge despliega funciones como una segunda pantalla. Puede mostrar una lista de aplicaciones, configuraciones rápidas, notificaciones, clima y tiempo. También sirve como cronómetro, temporizador, monitor de salud, hilo de noticias de Twitter e incluso como regla.
Es único. Pero, como la mayoría de los teléfonos Samsung, el rasgo definitorio del Edge es más efectista que útil.
El equipo no hace mucho que tu
smartphone no pueda hacer (y fuera del borde curvo, es esencialmente un Galaxy Note 4). En lugar de mostrar la base típica de Android de cuatro aplicaciones en la parte inferior de la pantalla o de notificaciones en la parte superior, el dispositivo de Samsung sólo los traslada a la parte derecha del teléfono. Lo mismo ocurre con la configuración rápida, el tiempo y todas las otras características.
Incluso mi función favorita, ese reloj de noche con poca luz, es esencialmente sólo una versión reubicada del reloj “daydream” de Android.
En la mayor parte, el borde curvado en su mayoría sólo termina estorbando. Al ver un video o usar una aplicación que no utiliza la característica especial del borde, la curva sólo muestra un persistente garabato de “Galaxy Note Edge” que no puedes dejar de mirar.
También está torpemente situado, ya que es donde los dedos 'pulgares y zurdos' suelen descansar. El Edge es lo suficientemente inteligente como para no registrar toques accidentales de dedos que se descansan ahí, pero a veces hacer una selección requiere de un doble golpe.
A pesar de sus debilidades, hay algo admirable y más o menos divertido sobre el Galaxy Note Edge. La mayoría de las innovaciones en el sector de los
smartphone se enfocan en pantallas más grandes y mejores cámaras. Estas mejoras son importantes, pero también significa que los smartphones se están convirtiendo en PC, con poca diferencia discernible entre ellos.
El Galaxy Note Edge muestra que todavía hay algunos retoques que hacer en el concepto básico de diseño del
smartphone. ¿Por qué las pantallas deben ser planas? ¿Qué cosas nuevas pueden hacer los teléfonos inteligentes si son hechos de una forma diferente?
Samsung, pese a todas sus ideas alocadas (y tiene muchas de ellas), al menos está tratando de romper los aburridos moldes en que los
gadgets han sido encerrados a lo largo de los últimos años. Puede que el Galaxy Note Edge no haya tenido éxito en ello, pero Samsung se merece un 10 por su esfuerzo.

Ahora ve
La estatua de Diego Armando Maradona que provocó burlas en internet
No te pierdas
×