¿Es momento de 'hackear' a Corea del Norte por el retiro de The Interview?

Activistas creen que la atención debe atraerse hacia el país y encontrar 'formas educativas' de 'hackearlos'
corea del norte
corea del norte  corea del norte
Madison Park
Autor: Madison Park
(Reuters) -

Jo Jin-hye, quien escapó de Corea del Norte, quería ver The Interview.

La comedia satiriza al líder norcoreano Kim Jong Un, cuya dinastía odia. Su padre murió en custodia de fuerzas de seguridad norcoreanas, quienes lo ataron de la cintura en una posición de tortura durante 10 días sin comida. Su hermano menor murió de hambre y su hermana mayor está desaparecida.

Jo escapó de Corea del Norte con su madre y hermana, y se le concedió asilo en Estados Unidos en 2008, donde ahora viven en un suburbio tranquilo.

Cuando le dijeron que The Interview no se exhibiría en cines, Jo preguntó, “¿tenemos tanto miedo? Es algo vergonzoso. Creía que Estados Unidos era fuerte. Si Corea del Norte es tan aterrador, creo que eso habla por sí solo”.

Lee: El FBI concluye que Corea del Norte 'hackeó' a Sony

Dijo que si Corea del Norte hackeó Estados Unidos, “por supuesto, las personas tienen que hackear Corea del Norte”.

Sátira y Corea del Norte

No hay nada como cancelar una sátira para molestar a una nación. Desde celebridades a políticos, casi todos con una cuenta en redes sociales han hablado sobre la decisión de Sony Pictures de retirar The Interview de los cines estadounidenses. Los críticos dicen que es ceder a los hackers e imponer silencio a la libertad de expresión.

Se espera que el gobierno estadounidense culpe públicamente a Corea del Norte este viernes, y fuentes dicen que la administración de Obama descifra cómo responder a los hackeos, a través de sanciones o de otros medios.

Lee: EU analiza cómo responder a los ciberataques

"En estos momentos las personas están molestas en Estados Unidos, las personas están molestas con Sony”, dijo Alex Gladstein, director de asuntos internacionales en la Fundación Human Rights. “No es la mejor película de todos los tiempos, pero ni siquiera pueden ir a verla”.

Dijo que le gustaría aprovechar el interés sobre la película y Corea del Norte para “hacer que las personas hackeen a Corea del Norte en una forma educativa, analizar lo que hacemos, algunos de los grupos de norcoreanos que escaparon, que hackean con propósitos educativos. Si podemos hackear a Corea del Norte, sería bastante poderoso”.

Gladstein no se refiere a hackear en el sentido de exponer correos electrónicos o utilizar las tácticas de los hackers de Sony, que se hacen llamar los Guardianes de la Paz.

Es una especie de hackeo “para desorganizar a Corea del Norte y ayudar a terminar el monopolio de conocimiento del régimen. No es violento y desciframos la mejor forma de hacer películas de Hollywood, dramas norcoreanos y Wikipedias desconectados, arte diferente, música hacia Corea del Norte”.

Durante años, los activistas han diseminado radios, al lanzar globos cerca de la frontera y al circular teléfonos celulares secretos, memorias USB a través de ladrones para comunicarse con norcoreanos; que estarían en una gran amenaza si los atrapan. Enfrentan castigos severos, encarcelamiento e incluso muerte por poseer o ver medios extranjeros.

Lee: Los ciberataques a sistemas de EU se han disparado

"La sátira y el pensamiento creativo son peligrosos para las dictaduras y la capacidad de controlar la sociedad, es perder el control y tienen mucho miedo de eso”, dijo Gladstein.

El registro de derechos humanos del país está bajo un escrutinio cada vez mayor mientras la Asamblea General de la ONU pidió que el Consejo de Seguridad refiera a Corea del Norte a la Corte Criminal Internacional y sancione a los que en su mayoría son responsables de “crímenes en contra de la humanidad”.

Silicon Valley se reúne con desertores norcoreanos

En agosto, un grupo de activistas de derechos humanos, programadores, ingenieros y personas de Silicon Valley se reunieron en SOMA, un vecindario de San Francisco conocido por su concentración de emprendimientos y empresas de tecnología.

Los desertores norcoreanos llegaron al evento, llamado Hackea Corea del Norte para compartir sus puntos de vista sobre propagar la información dentro del país.

Los DVD y dramas coreanos le dan a los norcoreanos un vistazo al mundo prohibido y del exterior que nunca conocerían.

Lee: Corea del Norte tiene más de 1,800 'hackers'

“Cuando los norcoreanos describen su momento ‘aja’, cuando se percatan de que su gobierno les mintió, es porque recibieron información de una película o de leer un libro o de ver algo; algo que no les cuadra”, dijo Alex Lloyd, un capitalista de empresa de Silicon Valley, quien también coorganizó el evento.

Algunas de las ideas del maratón de hackers incluyó tecnología retro como llevar localizadores de contrabando a Corea del Norte hasta cosas no tecnológicas, como una honda para lanzar medios en la frontera. Una se centró en utilizar Raspberry Pi, una popular microcomputadora que cabe en la palma de la mano.

La idea ganadora del maratón fue un satélite receptor que transmitiría señales desde Corea del Sur. Ese equipo tiene un hacker de 18 años, llamado Justice Suh, que viajó a Corea del Sur este año para mostrarle un prototipo a los grupos activistas de Corea del Norte.

Si los receptores son lo suficientemente pequeños, podrían entrar de contrabando al país para que los norcoreanos reciban información del exterior, dijo Suh.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

El primer maratón de hackers fue una prueba y eventos futuros enfocados en Corea del Norte probablemente se enfocarán en resolver ciertas cuestiones técnicas, dijo Lloyd.

“Lo que dura son las relaciones hechas entre la comunidad norcoreana que vive en Corea del Sur y Silicon Valley”, dijo.

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×