Los 3 países donde Facebook censura más

La red bloquea miles de páginas cada año a petición expresa del Gobierno de varios países; la empresa dice que no hacerlo podría perjudicar sus ganancias y presencia de mercado.
facebook  (Foto: Reuters)

En ciertos países, Facebook enfrenta un dilema draconiano: censurar tus publicaciones o que la red social entera sea prohibida. Sistemáticamente, decide censurar.

No censura porque tus fotos o mensajes violen las propias normas de Facebook, como sería publicar pornografía. Sino que Facebook actúa en estos casos como un censor del Gobierno en nombre de ese país.

Donde más censura ejerce es en la India, Turquía y Pakistán, donde miles de páginas y fotos se bloquean todos los años por "blasfemia", por criticar al Gobierno o publicar algo que es religiosamente ofensivo.

En el primer semestre de 2014, Facebook bloqueó casi 5,000 "piezas de contenido" en la India, casi 2,000 en Turquía y el mismo número en Pakistán.

Esas fotos y comentarios pueden verse fuera de esos países, pero en casa son eliminados. Es bloqueo selectivo.

Esta información proviene de la propia red social, que mantiene un registro en su sitio web público “Government Requests Report” (Informe de solicitudes gubernamentales).

Un incidente reciente en Turquía sirve como ejemplo de cómo funciona el proceso: Acatando órdenes de la corte en Turquía, Facebook bloqueó la semana pasada páginas que mostraban una representación visual de la figura religiosa de Mahoma.

Las solicitudes que recibe Facebook para bloquear el acceso a publicaciones no provienen solo de naciones en desarrollo. La lista de lugares en los que Facebook aplica esta clase de censura incluye naciones típicamente vistas como más progresistas: Francia, Alemania y el Reino Unido.

Facebook suele presentarse como una empresa que defiende la libre expresión de sus usuarios. En 2012, el CEO Mark Zuckerberg escribió a los inversionistas que la plataforma de medios sociales ayudará a “elevar en número y volumen” las voces del pueblo y presionará a los líderes políticos para que apoyen la libertad de expresión.

Y abordó específicamente el rol de Facebook de censor del Gobierno en una sesión pública de preguntas y respuestas en Bogotá, Colombia, el mes pasado.

“Queremos dar a tantas personas como sea posible la capacidad de expresar tanto como sea posible”, afirmó Zuckerberg, pero su cruzada por la libertad de expresión tiene sus límites.

Zuckerberg dijo que cuando Facebook se enfrenta a un ultimátum, por lo general decide acatar las leyes, incluso si son opresivas. Pero no se doblega fácilmente. Los abogados de Facebook pelean y revisan cuidadosamente cada demanda gubernamental, no ceden a la primera y hacen apenas lo justo para obedecer una orden de las autoridades.

Allí está, por ejemplo, el caso del crítico del Kremlin Alexey Navalny arrestado por el Gobierno ruso, que exigió que Facebook retirara una página que convocaba a una manifestación masiva en apoyo a Navalny. Facebook se resistió y finalmente la quitó, pero mantuvo el resto de las páginas que replicaban la invitación a la manifestación.

“Se vuelve un cálculo muy complicado”, dijo Zuckerberg. “No puedo pensar en muchos ejemplos en la historia donde una empresa que deje de operar en un país en protesta por una ley como esa haya logrado cambiar la ley”.

En lugar de esa ruta, Facebook quiere jugar a largo plazo. Así es como lo expuso Zuckerberg: Si tiene que censurar un poco, pero Facebook sigue aumentando la comunicación pese a todo, hay una ganancia neta. Es el mismo argumento que se hace cuando las personas dicen que las naciones más liberales -como Estados Unidos- deben hacer negocios con Cuba y China en lugar de bloquearlos. Cierto, ese mayor comercio apoya un régimen opresivo, pero hay esperanza de que la democracia y el capitalismo terminen por extenderse y los ayude en el largo plazo.

Es una manera de verlo, pero ¿no será que Facebook más bien elige el dinero por encima de la moral?

En Bogotá, Zuckerberg afirmó que mantenerse presentes en los países que restringen la libre expresión no obedecía a razones comerciales, tenía que ver más con “nuestra misión y nuestra filosofía, y no con ciertas decisiones empresariales a corto plazo”.

Pero el mensaje que la empresa da a los inversionistas dice lo contrario. En los documentos regulatorios que presentó la compañía el año pasado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, Facebook señala que acata las leyes locales, porque la alternativa -ser prohibidos enteramente en ese territorio- “podría perjudicar sustancialmente nuestro negocio y los resultados financieros”. Si Facebook desaparece en ese país, un competidor se abalanzará y tomará su lugar.

Y la presión está allí. En los informes trimestrales, se cita a la India en varias ocasiones como una de las “principales fuentes de crecimiento móvil”. Sólo el 10% de los 1,200 millones de habitantes de ese país usa Facebook. El espacio para crecer es equivalente a tres Estados Unidos.

¿Por qué no confrontarse y asumir una postura? Si nos fijamos en el número de usuarios de Facebook por país, casi la mitad de la población de Turquía usa la red social. ¿De verdad piensa la empresa que el Gobierno turco puede prohibir un servicio utilizado por 38 millones de personas y salirse con la suya?

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

En realidad, sí. Facebook señaló a CNNMoney que Turquía ya bloqueó Twitter y YouTube a principios de este año, así que la amenaza es real.

Por tanto, hasta que algo cambie, a petición de un Gobierno Facebook seguirá censurando a los turcos si se burlan del fundador de la nación, Mustafa Kemal Atatürk; y a los paquistaníes si hablan sobre la íntima relación entre los políticos y los grupos militantes islamistas; y a los indios si critican la religión o a las autoridades.

Ahora ve
Barack Obama regresa a la arena política para apoyar a los demócratas
No te pierdas
×