Confinamiento personal: el castigo por usar Facebook en prisión

Las prisiones de Carolina del Sur en Estados Unidos castigan con sentencias de confinamiento a los prisioneros que usan redes sociales
presos facebook carolina del sur  presos facebook carolina del sur
Autor: Jose Pagliery | Otra fuente: CNNMoney

Los prisioneros de Carolina del Sur en Estados Unidos tienen el castigo más duro en prisión: confinamiento solitario, solo por usar Facebook.

Un reporte lanzado el pasado jueves por el investigador de la Fundación Electronic Frontier, Dave Maass, muestra los prisioneros que utilizan redes sociales en las prisiones que pertenecen al Departamento de Correcciones de Carolina del Sur cometen ofensas similares a un crimen violento contra otro prisionero u oficial.

Los prisioneros pueden perder privilegios como derechos de visita y acceso telefónico, y muchos reciben sentencias de confinamiento solitario por utilizar esta red social, según lo que muestran documentos del estado.

Los castigos son repartidos por separado por cada día que un preso publica en una red social, como Facebook o Twitter. Eso significa que publicar una vez en lunes y de nuevo en miércoles cuenta como dos violaciones individuales, pero publicar 50 veces en un solo día cuenta como solo una violación.

En los últimos tres años, 432 casos disciplinarios fueron presentados contra 397 presos en Carolina del Sur por usar redes sociales (en su mayoría Facebook). De esos prisioneros disciplinados, 40 recibieron más de dos años en confinamiento solitario, y 16 fueron sentenciados a más de una década solos en una celda.

Un preso, Tyheem Henry, recibió una sentencia de 37 años en confinamiento solitario por publicar en Facebook 38 veces. También perdió 74 años de teléfono, visitas y derechos de comedor.

De los tres prisioneros que recibieron más de dos décadas de confinamiento solitario, ninguno podrá cumplir toda su condena; sus sentencias son hasta antes de 2025.

Probablemente no pasarían todo ese tiempo en confinamiento solitario de todos modos. Como resultado de esas sentencias tan largas, el Departamento de Correcciones de Carolina del Sur fue forzado a suspender los castigos debido a una falta de celdas de confinamiento solitario.

Solo la semana pasada, el estado comenzó a retroceder el uso de confinamiento solitario como castigo por uso de redes sociales. Eventualmente culminarán un tiempo a solas de 60 días; y los presos pueden salir antes con un buen comportamiento.

El director del Departamento de Correcciones de Carolina del Sur, Bryan P. Stirling, dijo que retrocede, porque reconoce la gravedad del castigo.

Afirma que los reclusos no merecen acceso a las redes sociales. E incluso si lo hicieran, los oficiales tienen muy pocos recursos para monitorear el uso de Facebook para asegurarse de que los reclusos no creen problemas. Así que, debe equiparar el uso de redes sociales no monitoreado a través de teléfonos celulares de contrabando como una amenaza potencial para la seguridad de las personas.

"Cualquier agujero en el sistema; y las redes sociales son un agujero en el sistema, es una forma para que continúen con sus formas criminales”, dijo. “Necesita haber un castigo peor que, ‘hoy no hay dulces para ti’ o ‘no verás a tu mamá’. Tiene que haber algo más severo que eso”.

La mayoría de las prisiones generalmente prohíben que los reclusos utilicen redes sociales como Facebook y Twitter, aunque los castigos de Carolina del Sur son particularmente extremos.

Mientras tanto, Facebook permite que los policías emitan “peticiones de eliminación de cuentas de reclusos”, que evita que los reclusos tengan una presencia en redes sociales; incluso evitando que amigos o seres queridos publiquen en su nombre.

"Actúan como un censor. No tienen que hacer esto”, dijo a CNNMoney el investigador de EFF, Dave Maass.

En su defensa, Facebook señaló que solo sigue reglas estrictas de la empresa que evitan que otros ingresen en tu cuenta.

"Acceder a Facebook desde prisión no viola nuestros términos, pero sí permitir que otra persona acceda a tu cuenta en tu nombre”, dijo un vocero de Facebook. 

La empresa dijo que bloqueará cuentas “cuando creamos que fueron comprometidas por alguna razón, incluido en el caso de personas que son encarceladas y no tienen acceso a internet”.

"No hay les estadounidense que requiera que Facebook elimine estas páginas”, dijo David Fathi, director del proyecto nacional de prisión de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles. “Necesitamos preguntar por qué Facebook ayuda al gobierno a realizar su agenda de censura”.

Vale la pena señalar que, a pesar de sus crímenes, los reclusos mantienen el derecho a la libertad de expresión. Pueden escribir cartas físicas. Pueden hacer llamadas telefónicas. Algunos incluso tienen sitios web.

De nuevo, una presencia en redes sociales es bastante diferente de tener un sitio web. En muchas formas, los patios digitales como Facebook son meras extensiones de nuestros vecindarios físicos.

Christine Ward, directora ejecutiva de la red de apoyo a víctimas del crimen, iCAN, se preocupa de que los reclusos en Facebook hagan amenazas o dirijan pandillas fuera de las paredes de la prisión.

"Hemos lidiado con reclusos que acosan a sus víctimas desde prisión”, dijo. “No se trata de libertad de expresión. Se trata de la seguridad de nuestra comunidad y otros. Pierdes algunos privilegios cuando vas a prisión”.

En documentos obtenidos por EFF, los guardias de prisión de Carolina del Sur dicen que atraparon a un recluso publicando fotografías de sí mismo haciendo señas “relacionadas con la pandilla Gangster Disciple”. Otro “revisaba” a la enfermera de la prisión en Facebook. Y otro hombre solo hacía que su mamá publicara cosas en su nombre.

Ahora ve
Charlie Rose, señalado de acoso sexual
No te pierdas
×