La aeronave más grande del mundo prepara su despegue

El Airlander 10 tiene grandes ventajas sobre otras aeronaves, como su autonomía y su capacidad de carga
Lauren Said-Moorhouse
Autor: Lauren Said-Moorhouse
(Reuters) -

Si buscas en los cielos de Londres, encontrarás a los sospechosos usuales: nubes, aviones y palomas. Pero para finales de año, tal vez podrás ver algo más.

Es más largo que una cancha de futbol y está lleno hasta el tope con helio; el Airlander 10 mide 91 metros de largo y será la aeronave más grande del mundo. Es parte dirigible, parte avión, parte helicóptero; la empresa británica de diseño, Hybrid Air Vehicles (HAV) lo creó como vehículo de vigilancia militar para las fuerzas armadas estadounidenses.

Sin embargo, los recortes presupuestales condenaron el proyecto y HAV recuperó el dirigible; parecía se quedaría en tierra hasta que la empresa recibió un subsidio de tres millones 400,000 libras (unos 72 millones de pesos) del gobierno británico.

Gracias a esta inyección de recursos reciente, los diseñadores y los ingenieros ahora están preparando la aeronave para su primer vuelo, programado para dentro de unos meses.

Un concepto viejo, trucos nuevos

Aunque el concepto ha existido por alrededor de un siglo, los dirigibles se hicieron obsoletos tras el desastre del Hindenburg, en 1937, cuando la aeronave de pasajeros estalló en llamas mientras trataba de aterrizar. Murieron 36 personas.

Aunque esta aeronave podría parecer algo del pasado lejano, se le dio un giro de diseño del siglo XXI y HAV espera que estos dirigibles vuelvan a surcar los cielos de Reino Unido para 2016.

Chris Daniels, director de Alianzas y Comunicaciones de HAV, dijo: "El único problema que tenían los dirigibles de estilo antiguo era que necesitaban mucho personal en tierra, tenían una capacidad limitada de carga y eran susceptibles a las condiciones climáticas. Resolvimos todos esos problemas con un concepto nuevo: una aeronave híbrida. Es una mezcla entre un ala y un dirigible".

Lee: Las escalas del primer avión solar que dará la vuelta al mundo

El Airlander 10 (se llama así porque puede cargar 10 toneladas) está hecho de tela de fibra de carbono fabricada al efecto, Kevlar y Mylar, mientras que la presión del helio con el que se llena mantiene la forma de la nave. El diésel ayuda a que el Airlander despegue e impulsa las hélices. La espaciosa cabina está configurada para albergar a un piloto y un observador, pero Daniels dice que se puede reconfigurar fácilmente según las especificaciones del usuario final.

La aeronave también tiene credenciales verdes: sus creadores dicen que la versión actual usa un 20% del combustible que usan las aeronaves actuales, se le pueden adaptar paneles solares, usa motores V8 casi silenciosos de 325 caballos y puede volar por cinco días con la carga máxima. El vehículo también puede volar en condiciones climáticas extremas (entre 54 y -56 grados Celsius).

Aunque el proyecto del ejército estadounidense tenía aplicaciones militares, esta vez HAV planea destinarlo a aplicaciones civiles y militares en una proporción de 60 a 40.

Usos múltiples

Daniels dice que han visto gran interés tanto en su país como en el extranjero. La Guardia Costera de Estados Unidos manifestó su interés en usar los dirigibles híbridos para vigilar la costa del país.

Por otra parte, la empresa sueca OceanSky quiere usar el Airlander en colaboración con el gobierno como sistema de transporte aéreo para unas turbinas eólicas. Daniels explicó que "en este momento, la única forma de hacerlo (transportar el equipo) básicamente es abrir una carretera de 50 metros de ancho en el bosque nórdico virgen, lo cual no es bueno; ellos no quieren destruir el entorno ecológico".

Al mostrar la versatilidad de la aeronave en cuanto a operaciones de transporte aéreo, Daniels dijo que la organización de beneficencia, Oxfam, quiere usar la aeronave para misiones de ayuda humanitaria después de algún desastre natural, mientras que HAV está negociando con el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA, en Pasadena, California, para ayudar con algunas investigaciones científicas.

El uso de dirigibles con fines militares, tales como el reconocimiento y la vigilancia, no es algo nuevo y actualmente se enfrenta a la dura competencia de los drones (naves robot no tripuladas).

Tim Robinson, editor en jefe de la revista AEROSPACE, dijo: "El Airlander tiene una gran ventaja sobre los UAV (vehículos aéreos no tripulados). Puede llevar una carga mucho más pesada que la de la mayoría de los drones, así que puede llevar radares, mejores cámaras, sensores múltiples, etc. La carga útil es una de las mayores limitaciones de los UAV, así que sería extremadamente atractivo para las fuerzas armadas que quieren colocar sensores más grandes o pesados a bordo. También es tripulado, lo que le da más flexibilidad para desplegarse en donde se lo necesite".

Robinson también destacó las posibilidades comerciales del Airlander: como vehículo de carga de largo alcance y para misiones humanitarias.

"El que el dirigible no necesite pistas ni aeropuertos podría ser muy atractivo para la ayuda en desastres. Aunque los helicópteros pueden aterrizar en cualquier parte, su capacidad de carga y su alcance es limitado; además, el Airlander es mucho más eficiente gracias a su diseño de 'estructura de elevación' híbrida".

"Imaginen que un dirigible grande sea capaz de aterrizar con un departamento de emergencias médicas a bordo, justo en la escena de un desastre", añadió.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Sin embargo, el experto en aviación también se muestra cautelosamente optimista respecto al futuro del Airlander. Dijo que ha habido varios intentos fallidos de usar los dirigibles una vez más en años anteriores, entre ellos dos proyectos de dirigibles de vigilancia militar del Pentágono que a final de cuentas se descartaron "porque no confiaban en la tecnología".

Aunque Robinson dice que es "el proyecto de un vehículo más ligero que el aire más prometedor que hayamos visto en mucho tiempo", solo se podrán demostrar las verdaderas capacidades del Airlander 10 por medio de vuelos de prueba a finales de año y de más demostraciones y ensayos. Hasta entonces, mantén tus ojos fijos en el horizonte, en donde tal vez veas el futuro de la aviación resurgir entre las nubes.

Ahora ve
Melania y Barron Trump reciben el árbol de Navidad que adornará la Casa Blanca
No te pierdas
×