Quítale lo tonto a tu cama con un cubrecolchón

Luna funciona como centro para controlar tecnologías domésticas y medir la tempetatura corporal; el dispositivo te ayuda a cerrar las puertas de tu cuarto y has preparar café.
Luna cama  (Foto: Tomada de lunasleep.com)
Sara Ashley O'Brien
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Calentar las sábanas, poner seguro a la puerta, apagar las luces, y preparar el café de la mañana... todo sin salir de la cama.

Muchas startups están en la carrera por conectar todos los dispositivos de nuestra casa, y la última en llegar es Luna, que promete reemplazar tu “tonta” funda para colchón por una "inteligente".

"Todo es cada vez más y más inteligente. La cosa más 'tonta' es mi cama. Y paso un tercio de mi vida allí", dijo Matteo Franceschetti, cofundador de Luna.

La funda para colchón actúa como un centro para integrar tecnologías domésticas inteligentes existentes, incluyendo el termostato (Nest de Google), los altavoces (Beep), la iluminación (Emberlight) y las cerraduras (Lockitron). También tiene sus propias funciones.

Luna es amigable con las parejas: los dos lados del colchón pueden ser controlados de forma independiente para que uno, por ejemplo, caliente la cama a 75 grados, mientras que el otro la ponga a 70 grados.

La compañía trabaja con tres asesores científicos que valoran los efectos en la salud de ciertas funciones como la regulación de la temperatura.

Luna también aprende de tus hábitos. Si sueles ir a la cama a una hora determinada, calentará el colchón a tu gusto con anticipación. También se puede controlar de forma manual a través de tu smartphone.

Los diminutos sensores en el producto permiten monitorear el sueño, y también se utilizan para detectar el ciclo de sueño de una persona, calibrando el mejor momento para despertarte.

Franceschetti, quien padece el síndrome de piernas inquietas, explica que ahora coteja sus datos sobre el sueño con sus actividades diarias para entender qué agrava sus síntomas.

Él y Massimo Andreasi Bassi, cofundador y director de tecnología de Luna, tuvieron la idea de una cama inteligente en enero de 2014, después de hablar de los problemas de sueño de Franceschetti. Dos meses después, dibujaron la idea de Luna en una servilleta en una pizzería para mostrársela a un conocido. Su amigo les hizo un cheque por 25,000 dólares esa noche.

"No estábamos buscando dinero [pero] llegó", dijo Franceschetti, que vendió su firma dedicada al financiamiento de energía solar a Panasonic en marzo de 2014.

En enero, Luna lanzó una campaña para atraer fondos en Indiegogo, vendiendo sus productos por 179 a 229 dólares dependiendo del tamaño de la cama (el precio al detalle es de 249 a 289 dólares). Finalizó el jueves y superó 10 veces su meta original de 100,000 dólares, es decir, recaudó más de 1.1 millones de dólares de 5,300 patrocinadores.

Pero lo más emocionante para Franceschetti no ha sido la cantidad de dinero que ha conseguido sino más bien los comentarios que le transmitieron sus patrocinadores. Sus respuestas darán pie a decisiones futuras de productos.

A finales de agosto comenzarán a distribuir el cubrecolchón inteligente entre sus patrocinadores de Indiegogo. (Planean tramitar y recibir la aprobación del gobierno para entonces).

Quienes quieran una funda Luna pueden preordenar el producto, sólo que les costará más caro.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

La firma tiene un gran futuro por delante. Están participando actualmente en la aceleradora de negocios StartX de la Universidad de Stanford y están en medio de otro proceso de recaudación de fondos. A la fecha han recibido 1.1 millones de dólares de inversionistas ángeles no revelados.

También preparan nuevas funciones, seguramente lo siguiente será enfriar la cama, considerando la demanda.

Ahora ve
En estos países de Latinoamérica la marihuana es legal para uso medicinal
No te pierdas
×