Cómo Surface perdió 1,000 mdd y vivió para contarlo

El líder de proyecto de Microsoft tuvo que afrontar una amortización por bajas ventas; sin embargo, la empresa lo ha seguido apoyando y ha lanzado seis versiones más de la Surface.
surface  (Foto: Getty)
David Goldman
NUEVA YORK (CNNMoney) -

Panos Panay acababa de terminar su presentación de la tablet Surface 2 ante 1,800 miembros del eufórico equipo de ventas de Microsoft, y el jefe de Surface estaba celebrando un máximo histórico.

No duró mucho tiempo.

La directora financiera de Microsoft, Amy Hood, se reunió con Panay tras bambalinas ese día de verano de 2013. Le dijo que Microsoft estaba a punto de anunciar una amortización de 900 millones de dólares debido a una carga completa de Surfaces que no se vendieron.

Después de años de trabajo duro, Panay y su equipo le habían costado a la compañía cerca de 1,000 millones de dólares.

“Cuando observas esa amortización y ese momento, fue, por supuesto, humillante”, dijo Panay casi con una risa, en una entrevista exclusiva con CNNMoney. “Pero Microsoft ha sido tan increíble y ni una vez vaciló en su compromiso con fabricar productos increíbles. Ni una sola vez”.

Surface ha sido dada por muerta más veces que el rock & roll, y Microsoft simplemente sigue lanzando nuevas versiones. La última, la Superficie 3, de hecho es la sexta tablet Surface que Microsoft ha producido desde 2012.

En el actual paisaje implacable de gadgets, es una rareza que un fracaso épico como la Surface obtenga una segunda oportunidad de éxito; ya no digamos una tercera, cuarta o quinta.

Eso es posible porque Panay es un tipo bastante dedicado; y Microsoft realmente lo apoya.

El año pasado, el presidente ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, ordenó que el Edificio 87 de Microsoft se transformara en un laboratorio de alta tecnología para el diseño de hardware, donde el equipo de Panay puede crear prototipo tras prototipo de nuevos artilugios y artefactos; incluyendo la nueva Surface 3. Es un impresionante -y salvajemente caro- ejemplo físico del compromiso de Microsoft.

Esa dedicación ha dado sus frutos. La historia de Surface ha comenzado a dar la vuelta.

La Surface Pro 3, lanzada el año pasado, resultó ser un gran éxito, ya que Microsoft vendió más de 1,000 millones de dólares en el último trimestre. Un enorme patrocinio de la NFL ha puesto a la Surface en las bandas de todos los equipos de futbol americano profesional y ha diseminado la marca gigante de 'Microsoft Surface' en cada estadio. Aún no ha alcanzado el reconocimiento de marca de la iPad o Windows, pero está en camino a convertirse en un nombre familiar.

“¡Qué gran viaje para todos nosotros!”, dijo Panay. “Hubo muchos momentos de: '¿Creemos?' Y la respuesta siempre ha sido: 'Sí'”.

Panay culpa a muchos de los primeros tropiezos de la Surface al secretismo del proyecto. Microsoft no quería alertar a sus competidores, por lo que arrojó al equipo a un laboratorio secreto, e incluso le dio un nombre clave sin sentido, 'WDS'. A los clientes nunca se les preguntó su opinión; y eso se notó.

La Surface original ejecutaba una versión reducida de Windows que no permitía a los usuarios descargar Chrome o iTunes. Su cubierta de teclado era difícil de usar, y la tablet se caía cuando la utilizabas en tu regazo o en un sofá.

La Surface Pro ejecutaba una versión completa de Windows, pero tenía todos los mismos problemas de teclado y de estabilidad. Y era descomunal, lo cual básicamente eliminaba cualquier ventaja de ser una tablet.

La prensa la criticó, y los consumidores se mantuvieron al margen.

Panay dijo que las críticas negativas fueron difíciles de tragar. Pero él y su equipo escucharon los comentarios y aprendieron mucho.

“Vamos a toda velocidad, y a veces podríamos estar yendo en la dirección equivocada; y eso está bien”, dijo Panay. “Si fracasas, esta empresa es increíble. Ellos te van a apoyar. Sólo tienes que aprender acerca de ello. Si tomas algunas oportunidades por ahí, es posible que vuelvas con algunas cosas hermosas”.

La Surface Pro 3 -y ahora la Surface 3- son, de hecho, hermosas. Son culminaciones de las lecciones aprendidas de los errores pasados de la Surface. Ambas ejecutan versiones completas de Windows y todo el software que desees instalar en ellas. Tienen una banda magnética que estabiliza el teclado en tu regazo, el cual funciona tan bien como cualquier teclado del ordenador portátil. Y ambas Surfaces son súper delgadas y ultraligeras.

“Ya sabes, esa amortización de 1,000 millones de dólares nunca desaparecerá”, dijo Panay. “Esas lecciones aprendidas de ello siempre serán increíblemente valiosas. Pero las lecciones aprendidas cuando consigues algo de éxito con un producto; esas no desaparecen tampoco. Ese equilibrio de aprendizaje nos ha hecho sentir muy bien al comenzar el siguiente producto”.

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×