6 características de los nuevos Galaxy S6 y S6 Edge

Los dos teléfonos de Samsung tienen un diseño más elegante y diversas mejoras de software; sin embargo, su desarrollo implicó sacrificios en ciertas funciones.
Galaxy S6  (Foto: CNN Expansión)
Carlos Fernández de Lara
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los nuevos Galaxy S6 y S6 Edge de Samsung saldrán a la venta en México este jueves para competir contra el iPhone 6 de Apple.

Para cumplir con las expectativas de sus clientes, la surcoreana ha tenido que sacrificar ciertas funciones que por años ha presumido como elementos que los distinguen sobre su principal competidor.

Están a la venta con los operadores Telcel, Movistar, Iusacell y Nextel. Su precio aproximado de arranque rondará los 12,999 pesos para el modelo S6 de 32 GB y cerca de 14,999 pesos para el curvo S6 Edge de la misma capacidad.

CNNExpansión probó ambos modelos previo a su salida en el mercado mexicano y estos son algunos de los puntos más importantes.

1. ¿Con o sin curvas?

El equipo que más destaca es el Galaxy S6 Edge debido a la curvatura que tiene ambos costados de su pantalla. Si bien no es tan pronunciada como en la del Galaxy Note Edge, el equipo sí tiene un distintivo que lo hace más atractivo a primera vista.

Sin embargo, fuera de un ligero menú de opciones para números frecuentes, algunas notificaciones o información, la curvatura es meramente visual y poco funcional. El S6 Edge puede lucir mejor que su contraparte plana, pero es más costoso y la cantidad de opciones que entrega por ser ese diseño no necesariamente vale la pena.

cnnexpansion

El S6 Edge permite visualizar ciertas notificaciones en la curvatura de su pantalla (Foto: CNNExpansión)

2. Son lo mismo

Ambos modelos tienen las mismas configuraciones: son equipos en 32, 64 y 128 GB de memoria de almacenamiento, una pantalla de Super AMOLED de 5.1 pulgadas (similar en tamaño a la del iPhone 6), 3GB de memoria RAM y procesador Quad Core, cámara de 16 Megapíxeles y sensor de frecuencia cardiaca.

Samsung tiene una ventaja frente a varios competidores del mercado en cuanto a capacidad de procesamiento, calidad de imagen de pantalla y funcionalidades adicionales. De todos los teléfonos en el sector, los Galaxy S6 y S6 Edge son los únicos que integran funciones como lectores de huella digital y medidor de frecuencia cardiaca.

cnnexpansion

Ambos tienen la misma configuración, su diseño es la única variante (Foto: CNNExpansión)

Samsung también por fin aligeró sus deseos por instalar software propietario y muchas veces inservible en sus teléfonos. Aunque los usuarios de todos modos verán programas como S Voice o S Health, los nuevos Galaxy ofrecen una interfaz más aligerada y pura de Android 5.0.2 Lollipop, que combinada con hardware de buen nivel entrega una de las experiencia más rápidas en la plataforma para correr aplicaciones, navegar por la red o jugar videojuegos.

3. Desbloqueo que funciona

A diferencia de su predecesor el S5, el lector de huellas digitales de los nuevos teléfonos es mucho más responsivo y funcional. Contrario a tener que deslizar el dedo por el boton de inicio el usuario simplemente tiene que colocar su dedo sobre el botón para que este haga la lectura.

Es decir, funciona de una manera muy similar a la que Apple incorporó en sus teléfonos desde el iPhone 5S. Sin embargo, la precisión en el lector tiende a ser menos efectiva que la incorporada en los equipos de la manzana, principalmente por la forma del botón de inicio en los Galaxy, que complica la lectura de la huella en ciertas posiciones.

Aún así, Samsung lleva una clara delantera en esta función sobre el resto de los desarrolladores de teléfonos con Android.

cnnexpansion

Los nuevos Galaxy S incorporan una nueva tecnología de lectura de huella digitales más precisa (Foto: CNNExpansión)

Hasta el momento el lector de huella digitales funciona para el desbloqueo y para realizar algunas compras mediante una alianza que Samsung firmó con PayPal el año pasado. Sería interesante ver la posibilidad de que Google permita una mayor integración de la tecnología con Android o que se dé a los desarrolladores la posibilidad de aprovechar la tecnología para incorporarla en sus aplicaciones.

4. Cámara digna

Aunque las cámaras pueden tener una saturación de color en algunas tomas son de las mejores en equipos Samsung.

La calidad de imágenes es buena, las opciones de configuración son mucho más amplias a la mayoría de los teléfonos en el mercado y el enfoque es uno de los más estables.

A diferencia de previas versiones de Galaxy S, Samsung ofrece elegir los modos de captura.

Por ejemplo, si no eres amante de capturar fotos de comida o deportes ya no tienes que sacrificar espacio y velocidad en tu equipo para tener funciones que nunca utilizarás, ya que podrás descargar los modos de fotografía que desees.

5. Carga sin complicaciones

Samsung es la primera empresa en incorporar desde fábrica la posibilidad de que ambos equipos se carguen de manera inalámbrica. Aunque la tecnología tiene un par de años en el mercado, los S6 y S6 Edge no requieren de fundas especiales para poder cargarse.

Sin embargo, los usuarios sí deberán adquirir la base inalámbrica para aprovechar la función.

Los nuevos Galaxy tienen una batería de 2550mAh para el S6 y 2600mAh para el S6 Edge. En las pruebas realizadasn, los teléfonos soportaron el uso de poco más de un día completo, muy similar al promedio de los equipos de gama alta.

cnnexpansion

Para aprovechar la opción de carga inalámbrica es necesario comprar un accesorio adicional (Foto: CNNExpansión)

Con estos nuevos modelos, el usuario también notará que el smartphone tiende a calentarse más que sus predecesores. Sin embargo, contrario a ser por un defecto de fábrica, el calentamiento es reflejo de la delgadez del equipo (7 milímetros de grosor) y el cristal en el equipo.

6. Los sacrificios

Un acabado con bordes de aluminio y diseño con Gorilla Glass por ambos lados implicó a la firma surcoreana tomar algunos sacrificios que a algunos fanáticos podrían no gustarles tanto.

El primero es que los nuevos S6 y S6 Edge son equipos sellados. Es decir, el usuario no tiene ninguna posibilidad de cambiar o reemplazar la batería del teléfono.

Samsung también quitó la posibilidad de expandir la memoria interna del equipo a través de tarjetas MicroSD. Sin embargo, arrancan con una capacidad de 32 GB hasta los 128 GB.

La surcoreana también le dijo adiós a la función de hacer el equipo resistente al agua, la cual fue una de las principales características que destacó durante el lanzamiento del S5 en 2014.

cnnexpansion

Los equipos tienen un diseño sellado, lo que impide al usuario cambiar la batería a su conveniencia (Foto: CNNExpansión)

Ahora ve
La PGR cita a Emilio Lozoya para declarar sobre el caso de sobornos de Odebrecht
No te pierdas
×