Grandes corporativos desdeñan invertir en ‘startups’

La desconexión entre ambos sectores no permite que el ecosistema de negocios crezca, dicen expertos; entre 1988 y 2014, sólo 14% de los emprendedores en el DF invirtieron en ‘startups’.
opi emprendedores 2014  (Foto: Jesús Almazán / Revista Expansión)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En poco más de dos décadas (entre 1988 y 2014) el ecosistema emprendedor de base tecnológica logró colocarse como uno de los más dinámicos en México. De acuerdo con analistas, estas empresas son las que tienen la capacidad de lograr un cambio en la economía nacional.

A pesar de esto, existe aún una desconexión entre las grandes empresas y las nuevas startups, lo que no permite quitar el freno de mano al crecimiento del ecosistema.

“A pesar de que está probado que es un ecosistema con amplia capacidad de innovación y de generar riqueza, por un lado los grandes corporativos los ven más como una amenaza que como una oportunidad que pueden incluir en su cadena de valor”, dijo el socio líder de clientes y mercado de PWC, José Antonio Quesada.

Ante esta separación, Quesada advierte que se está perdiendo tiempo valioso que podría usarse para dinamizar el sector. Los grandes pueden modernizarse y los emprendedores podrían tener acceso a mayores opciones de capital dentro del país y en sectores clave, por lo que es labor de ambas partes como miembros del ecosistema hacer sinergias, dijo.

“Existe mucho por hacer en la parte de gobierno y políticas públicas, pero más que nada este entorno es entre capitales privados que deben ayudarse a crecer”, aseguró Quesada.

Esta poca interacción entre emprendedores y empresarios es uno de los puntos débiles reflejados en el estudio de la consultora Endeavor 'Efecto multiplicador Ciudad de México'. El documento retrata el ecosistema emprendedor entre 1988 a 2014 y las diferentes formas en las que los emprendedores seriales y empresarios que han fundado más de una compañía han interactuado con las startups.

Durante este tiempo, la mayor forma de interacción ha sido por medio de mentorías, con el 50% de los casos; seguido por la fundación de la misma empresa, con 28%, e inversión en el tercer puesto con 14% de interacción. El resto de intercambios se ha dado al dar contratar o haber sido empleados de las compañías antes de emprender, detalla el estudio.

La directora general de Endeavor México, Pilar Aguilar, detalla que justo en ese 14% de inversión en donde se debe trabajar para que el ecosistema emprendedor gane mucha más tracción con capital nacional.

“Los emprendedores de alto impacto en el sector tecnológico son los que crean ecosistemas, riqueza, empleo y crecen la economía”, dijo Aguilar.

Pese a todo, han habido avances. Mientras que entre 1988 y 2007 se crearon sólo 43 empresas tecnológicas en la Ciudad de México, este número creció hasta 119 entre 2008 y 2014. 

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Algunos de los grandes nombres de la industria como Carlos Slim, de América Móvil, o la familia Servitje, dueños de Bimbo, han sido algunos de los que ya han destinado capital para proyectos productivos, tendencia que va creciendo, asegura Pilar Aguilar.

“Afortunadamente hay quienes han comenzado a entender que una forma de innovar es invirtiendo en emprendedores. Ya no sólo se trata de invertir en bienes raíces, a largo plazo, es mejor invertir en proyectos productivos y en crear comunidad”, dijo.

Ahora ve
Litterati es la app que, con fotos, quiere limpiar el mundo
No te pierdas
×