Un ‘sostén’ de alta tecnología, tu nuevo doctor

La firma SmartLife comercializará un ‘bra’ inteligente que mida los signos vitales del cuerpo; el ‘wearable’ busca recopilar información de salud de los pacientes para ayudar a los médicos.
bra tecnológico  (Foto: SmartLife/Cortesía)
Meera Senthilingam
(Reuters) -

Para saber todo lo que necesitas sobre los signos vitales de tu cuerpo, lo único que tienes que hacer es vestirte.

El naciente mercado de la ropa inteligente que puede medir tus signos, incluyendo el ritmo cardiaco y respiratorio, ha resultado en un amplio rango de vestibles que podrían algún día actuar simultáneamente como un doctor remoto.

“(La gente) puede ser monitoreada 24/7 sin tener que estar en un hospital para ello”, dice Bennet Fisher, de CircuiteX, la firma especializada en telas inteligentes de la empresa Noble Biomaterials. “La información recolectada… puede proveer un perfil general de la salud de una persona”.

Todo se trata de la plata

La tecnología se basa en el uso de hilos conductores – comúnmente hechos con plata– que son tejidos en las telas para actuar como sensores que detectan señales eléctricas, actuando como electrocardiogramas y electromiogramas para medir el ritmo cardiaco y la actividad muscular, respectivamente.

La plata puede ser tejida a lo largo de la pieza de ropa o en cintas y parches cosidos en regiones específicas.

“Lo puedes poner en cualquier prenda que sea 'pegada'”, dice Andy Baker, director de operaciones de SmartLife cuyas playeras y sostenes deportivos serán lanzados al mercado en septiembre de 2015. Mientras más cerca esté el sensor a la piel, se obtiene mejor señal.

Las señales son transmitidas a detectores, en forma de aplicaciones en un smartphone o tableta, fácilmente llevados por el usuario. La información recopilada puede ser subida a la nube o enviada a una tercera persona, como un doctor. Baker piensa que esta línea de ropa podría revolucionar la práctica médica.

“Podríamos poner una playera a 20 personas en un área del hospital y un médico puede caminar con un iPad y ver 20 ritmos cardiacos”, dice Baker. Las reglas de aprobación médica dictan que esa aplicación aún está a unos años de distancia, pero SmartLife se enfoca en el uso médico para 2017. “No queremos diagnosticar, sólo recopliar información y compartirla como ellos deseen”, agrega Baker.

El look deportivo-casual

Los tipos más prominentes de ropa en desarrollo estaban originalmente pensados para monitorear a los atletas como parte de su entrenamiento, pero ahora beneficiarán la salud del público en general.

Playeras, tops deportivos y shorts están siendo probados por empresas como CircuiteX, SmartLife y Clothing+ de Finlandia.

“Si te enfermas, el doctor primero hará algunos exámenes como tomar tu pulso, presión arterial y temperatura”, dice Mikko Malmivaara, director de marketing en Clothing+.

Esta información base es crucial para que los médicos tengan una vista panorámica del estado de salud de su paciente. Pero la información a largo plazo podría ser más valiosa en comparación. “Si el doctor pudiera acceder a la bioinformación de los pacientes de un largo periodo, podrían lograr un mejor diagnóstico, viendo tendencias en la información”, añade Malmivaara.

La naturaleza ceñida de las playeras y tops deportivos las hace una elección popular para aquellos que diseñan la tecnología, con CircuiteX contando a Victoria’s Secret y Adidas entre sus clientes que ahora optan por permitir que sus compradores monitoreen sus signos vitales.

SmartLife y Clothing+ también desarrolla chalecos de vida para ser usados bajo la ropa habitual a lo largo del día o en momentos cruciales, tal como durante la rutina matutina de las personas. El chaleco de tomografía desarrollado por Clothing+ está pensado para pacientes con problemas cardiacos. “Durante sus rutinas normales… el chaleco escanea los pulmones por fluido y … puede detectar una debilidad del corazón hasta 10 días antes del colapso”, asegura Malmivaara, quien dice que uno de los síntomas de falla cardiaca es la acumulación de fluido en los pulmones.

Bajo presión

La versatilidad de las telas inteligentes ha permitido que su uso se extienda más allá de la ropa de diario hasta elementos como calcetines para edemas y materiales como vendajes inteligentes. La información recopilada también va más allá de ritmos cardiacos a indicadores más específicos como inflamación y presión.

Las calcetas diseñadas por la empresa holandesa Ohmatex monitorean el edema –retención de líquidos comúnmente en los pies y piernas– al medir electrónicamente la circunferencia de la pierna del usuario. La presencia de fluido es una señal temprana de falla del corazón o preeclampsia. “Los pacientes pueden (ser) conscientes de un incremento en la inflamación”, dice Christian Dalsgaard, oficial técnico principal en Ohmatex. “El edema no es bien entendido, pero es un indicador de que algo anda mal”, añadió.

Lo siguiente en la agenda para SmartLife son vendajes de compresión que usen señales de dos vías dentro y fuera de la tela para monitorear qué tanto se estira un vendaje, al igual que la presión que ejerce en el usuario. Esto podría ayudar a los profesionales de la salud a aplicar vendajes seguramente y con mayor precisión, además de monitorear cualquier movimiento en el usuario una vez puesto. “(Las heridas) sólo sanan si tienen la presión correcta”, dice Baker.

Sensores de temperatura

Ohmatex no tiene como prioridad a los usuarios de todos los días, en su lugar, piensa en profesiones específicas, desde bomberos hasta astronautas.

Entre sus primeras innovaciones está el uso de sensores de temperatura en los trajes contra fuego para prevenir que los bomberos se sobrecalienten mientras están en acción, que han sido probados por ahora en las academias de bomberos de Estados Unidos.

“El estrés del calor puede hacer que un bombero colapse debido a la deshidratación y el shock de temperatura”, dice Dalsgaard. Tres señales son recogidas para monitorear la temperatura fuera de un traje de bomberos y los niveles de calor cerca de la piel, con alarmas que señalan cuándo hay que retirarse.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Por ahora está en desarrollo –en asociación con la Agencia Espacial Europea– la ropa inteligente para astronautas para monitorear la actividad muscular y el desperdicio de ella mientras están en gravedad cero. Los astronautas necesitan ejercitarse regularmente cuando están en el espacio para prevenir que sus músculos se desgasten, ya que no hay fuerzas actuando sobre ellos para mantenerlos en forma. “Si no (ejercitas) tus músculos disminuirán en 20 a 30 días y no podrás caminar cuando regreses”, dice Dalsgaard. La información da una indicación clara del desarrollo muscular de un astronauta y puede ayudar a personalizar su régimen de entrenamiento.

Dalsgaard espera que su nueva línea de ropa para el espacio esté en las pasarelas de la Estación Espacial Internacional en 2017.

Ahora ve
“El TLCAN es beneficioso para todos”, dice el presidente de Coparmex
No te pierdas
×