Créele a tus ojos: NASA probará un platillo volador

La nave con forma de platillo será elevada por un enorme globo 32 km sobre Hawaii; los científicos quieren ver cómo se desempeña su paracaídas supersónico una vez que sea liberado
platillo volador NASA  (Foto: Getty)
Laura Smith-Spark
(Reuters) -

Mantén la vista puesta en el cielo sobre Hawaii este miércoles. Si todo sale según el plan, la NASA estará probando una nave con forma de platillo volador que podría ser la clave para las futuras misiones humanas a Marte.

El vuelo de prueba estaba programado para el martes, pero fue pospuesto debido a condiciones poco favorables del océano. La nave caerá al mar, así que los operadores deben ser capaces de recuperarla seguramente.

Si las condiciones son favorables el miércoles, un enorme balón elevará el vehículo de prueba con el Desacelerador Supersónico de Baja Densidad en forma de disco, o LDSD por sus siglas en inglés, a una altitud de más de 32 kilómetros sobre la tierra.

Después, los controladores de la misión liberarán el LDSD para disparar sus cohetes y probar el punto clave de la prueba: un paracaídas gigante supersónico, de 30 metros a lo largo.

Para aquellos en tierra, se transmitirá video de cuatro cámaras sobre la pionera nave con forma de platillo.

“Podrás ver el mismo video que yo, al mismo tiempo que yo” dijo Mark Adler, líder del proyecto en el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA en Pasadena, California, en un comunicado de prensa en línea.

“La prueba de este año se centra en cómo se desempeñará nuestro recién diseñado paracaídas supersónico. Creemos que tenemos un gran diseño listo para el reto, pero a las pruebas nos remitimos, y las pruebas serán hechas públicas para que todos lo vean”.

Actualizando tecnología de hace décadas

El año pasado, cuando se probó por primera vez el LDSD, también lanzado desde las instalaciones de Rango de Misil de la Marina de EU en Kauai, Hawaii – el despliegue del paracaídas fue la única sombra en el panorama, cuando no se infló como se esperaba.

Esta vez, un nuevo diseño será probado: el paracaídas Supersonic Ringsail, que NASA dice ser el mayor paracaídas supersónico probado para su uso en Marte.

La tecnología actual de desaceleración de altas velocidades durante la reingreso a la atmósfera, hasta las últimas etapas de su aterrizaje en Marte, datan del programa Viking de la NASA, que puso dos naves en la superficie de Marte en 1976.

El diseño básico del paracaídas Viking ha sido usado desde entonces. Fue usado satisfactoriamente en 2012 para entregar el rover Curiosity a Marte. NASA necesitará nuevas y mejoradas tecnologías para manejar las naves de mayor tamaño del mañana y aterrizarlas en superficies rocosas y a mayor altitud.

Arrastre atmosférico

Los científicos de NASA esperan que esta nave con forma de platillo volador sea la clave. “Como NASA planea misiones robóticas ambiciosas a Marte, establecer las bases para misiones humanas incluso más complejas por venir, la nave necesaria para aterrizar sin peligro en la superficie del Planeta Rojo será más grande y pesada para acomodar las estancias extendidas de los exploradores en la superficie marciana”, dijo el sitio web de la agencia.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Esto significa que el paracaídas supersónico tendrá mucho trabajo para crear suficiente arrastre atmosférico para desacelerar los vehículos para que puedan ser aterrizados sin peligro- usar el arrastre para la desaceleración implica que se puede ahorrar preciado combustible para las maniobras de aterrizaje.

Una tercera prueba de vuelo del LDSD está programada para el verano de 2016.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×