10 días con el Apple Watch en México

El reloj inteligente de Apple sale a la venta de manera oficial este 26 de junio; leer mails, ver mapas, tomar llamadas y medir tu salud son aspectos a destacar.
apple watch  (Foto: CNN)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cuando Apple anunció el lanzamiento de su reloj en marzo de 2015, el director general de la empresa, Tim Cook, lo describió como el gadget más íntimo de la compañía, y sí, lo es, pero requiere de tiempo para tener una verdadera experiencia de uso.

Utilicé el reloj de categoría media con un extensible de acero entrelazado (milanesa) y de 38 milímetros. Se siente más como un reloj que como un gadget, aunque la tecnología se hace presente desde que la pieza se engancha a la muñeca, ya que la pantalla se configura dependiendo si la persona es diestra o zurda.

El proceso entre configurarlo y salir de la tienda con el aparato funcionando toma alrededor de 15 minutos. Se debe sincronizar al menos con el iPhone 5 y con la versión más actual de iOS, 8.3, de otro modo no funciona.

Aplicaciones, contactos e información, casi todo se puede replicar en el reloj, basta con activar qué apps replicar desde la app en el smartphone. Ese es su centro de control.

Notificaciones a la medida

Uno de los objetivos de la firma de la manzana al lanzar el reloj fue crear una pieza que diera más libertad al usuario para vivir su día a día sin tener los ojos inmersos en la pantalla del iPhone.

Una persona promedio checa su smartphone, al menos, 150 veces al día y entre 50% y 70% de estas veces, lo ve para ver la hora, dice la especialista en tecnología vestible de la consultora Forrester, Julie Ask. “Con la llegada de los wearables estos momentos, llamados micromomentos, se deben reducir. Se volteará al ver el teléfono sólo cuando es necesario”, dijo.

El reloj te permite trasladar las notificaciones de tu iPhone a tu muñeca (Foto: CNNExpansion)

La configuración personalizada fomenta que estos “micromomentos” se reduzcan. El usuario puede elegir qué aplicaciones ver en el reloj y de cuáles sí y no recibir notificaciones. Se pueden dar de alta hasta 20.

Aunque no de forma dramática, en mi caso los micro momentos se redujeron. Con los días empecé a poner menos atención al teléfono sobre la mesa y a sacarlo menos de la bolsa; sin embargo, antes de lograr esto hay que pasar por una inevitable curva de aprendizaje.

Curva de aprendizaje, la joya de la corona

Una de las cosas que toma un poco de tiempo entender cómo usar es la “corona digital” del reloj; pues sirve para navegar en el dispositivo e interactuar con el sistema.

Sirve para acercar o alejar objetos en la pantalla así como para recorrer un mensaje completo hacia arriba y abajo, como un email o un mensaje. Tras entender que los dedos son demasiado grandes para interactuar con la pantalla del reloj, la corona se vuelve más útil.

Además de la corona, otro factor al que hay que acostumbrarse es las vibraciones del reloj en la muñeca. Cada usuario puede configurarlas en intensidad y sonido. Lo que toma más tiempo es acostumbrarse al significado de cada vibración o sonido.

La corona digital es el botón que el usuario tendrá que aprender a dominar para usar el Apple Watch (Foto: CNNExpansion)

Un suave trino significa un recordatorio de actividad física; una campana y una vibración es un evento que está por comenzar y una llamada es una larga y constante vibración en el brazo, la cual puedes contestar desde el reloj o bien pasar al teléfono.

En situaciones como ir manejando o al estar sólo, tomar una llamada desde el reloj es práctico; más aún que usar audífonos o el altavoz como manos libres.

Algo que también se suma al aprendizaje es tener que poner a cargar el reloj cada noche. Si bien la batería dura todo el día, no lograría pasar más de 24 horas sin cargarlo.

Sólo para gente activa

El Apple Watch cuenta con un sistema de tres anillos que se llenan en tiempo real a lo largo del día y que muestran el monitoreo de la actividad física del usuario: calorías quemadas, tiempo de ejercicio y tiempo de pie. Si al pasar el día llegaste a tus objetivos calóricos, el sistema te incentiva con medallas en pantalla y va exigiendo más cada semana según tu desempeño.

Si el usuario es una persona acostumbrada a hacer ejercicio es útil, de otro modo es una función predominante en el reloj que queda relegada a las mediciones diarias pero sin objetivos.

La información de salud es una de las grandes ventajas del reloj, en especial para usuarios deportistas (Foto: CNNExpansion)

Al momento de hacer ejercicio es cuando tal vez más se aprovecha el reloj. Se puede sincronizar vía bluetooth con audífonos para eliminar los cables al correr o bien conectarse a un monitor de ritmo cardiaco externo para ahorrar batería al recorrer distancias largas como un maratón o entrenamientos largos de más de una hora y media.

La app de actividad prevé objetivos calóricos y de rendimiento en distintas actividades desde Crossfit, hasta levantamiento de pesas.

El constante recordatorio para alcanzar los objetivos diarios en el ejercicio podría ayudar a la gente a sumarse a regímenes más sanos aún en jornadas largas de oficina. Sólo basta con ver en una pantalla, una medición precisa de lo que se quema por estar sentado la mayor parte del día.

En espera de un reloj independiente

Durante los 10 días que usé el Apple Watch logré tener más conciencia de mis hábitos físicos y comencé a darme cuenta de la prioridad de las notificaciones, qué es importante y qué es distracción, e incluso dejé de tener el smartphone siempre a la vista.

Incluso al usar los mapas, el reloj fue capaz de guiarme hasta mi destino, sin sacar el teléfono de la bolsa. Basta con poner la dirección una vez en los mapas del teléfono y el reloj te guiará hasta allí.

Pero a pesar de estas ventajas, el reloj no permite despegarse del todo del teléfono. El alcance que existe entre ambos es de nueve metros (30 pies) por lo cual dejar el teléfono en el escritorio mientras se atiende una junta en otra sala, en varias ocasiones, no es una opción. Cuando el reloj y el teléfono dejan de hablarse pierden su utilidad.

Pese a todas sus funciones el reloj es obsoleto si no existe un iPhone cerca de éste (Foto: CNNExpansion)

Pagar con Apple Pay desde el reloj, hacer check-in en un aeropuerto con el código QR, contestar una llamada o quemar calorías son opciones que le agregan valor al gadget; sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas de estas opciones no serán posibles en México, al menos no por ahora, como el uso de Apple Pay o Passbook.

El reloj de Apple estará disponible en México a partir del viernes 26 de junio; los precios oficiales del reloj para México aún no han sido revelados por la compañía.

Ahora ve
Las preocupaciones que llevan a los hondureños a las urnas este domingo
No te pierdas
×