Costo de autos, ¿el ‘pero’ en la regulación a Uber en el DF?

Limitar el valor mínimo de los autos de las apps detendrá el libre mercado, advierten analistas; pese a ello las apps celebraron su reglamentación y taxistas dicen que impugnarán la decisión.
taxi mexico transporte ciudad mexico aumento tarifa  (Foto: Notimex)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

A través de comunicados de prensa y publicaciones en redes sociales, Uber y Cabify, celebraron la publicación de las nuevas reglas de movilidad emitidas por la Secretaría de Movilidad (SEMOVI), en las que se avala su funcionamiento en la Ciudad de México bajo diversas condiciones; sin embargo, una de las nuevas reglas hizo levantar la ceja de analistas y algunas de las partes involucradas en el nuevo ecosistema de movilidad.

El tercer inciso del acuerdo para la operación de estos servicios exige que el precio de los vehículos sea de al menos 200,000 pesos, al costo de factura de origen, y para el director general del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), Manuel Molano, éste es el error de la regulación.

“Ahí lo que están haciendo es segmentar el mercado para que no haya competencia en el nicho natural del taxi (…) Lo que te debe interesar como autoridad es mantener competencia en el ecosistema y eso es lo que parece que no entienden o no quieren entender. Hay intereses que empujan a que se limiten para que las unidades sean sólo de más de 200,000 pesos y eso es un problema”, dijo Molano en entrevista con CNNExpansión.

Aunque dijo que celebra y acepta la regulación publicada, el director general de Cabify, Ricardo Weder, se sumó y dijo que esta limitante en el precio inhibe el crecimiento mercado.

“Nosotros aceptamos la regulación aunque creemos que una limitante por precio va en contra de la libre economía y de la ley de oferta y demanda. Lo que se debería estar peleando es la calidad en el servicio”, dijo Weder.

El directivo de la firma de origen español agregó que no intentarán negociar esta cláusula más adelante, pero aseguró que los pocos autos que tienen en su flotilla de valor menor a 200,000 pesos no serán removidos de la plataforma una vez que la regulación entre en vigor a finales de julio.

“Ninguna ley puede ser retroactiva por lo que no debemos tener ningún problema. Hacia futuro nos apegamos a la regulación, y en adelante aceptaremos sólo unidades que tengan un precio mayor a los 200.000 pesos en la flota”, dijo.

Al respecto, Uber no estuvo disponible para emitir un comentario al cierre de esta publicación; sin embargo, en una entrevista concedida a la agencia EFE, la directora de comunicación para América Latina, Ana Paula Blanco, celebró la regulación.

"Estamos emocionadísimos, nos parece un parteaguas que una de las ciudades más grandes del mundo haya hecho una regulación que pone en el centro del debate la petición de los ciudadanos y la libre oferta y demanda", dijo.

¿Adiós Uber X?

Actualmente en el DF, Uber cuenta con 500,000 usuarios y cerca de 10,000 chóferes, que participan en sus cuatro categorías de servicio: Uber X, Uber XL, Uber Black y Uber SUV. Cada una se diferencia por el tipo de auto que presta el servicio y en el que Uber X es el de menor costo.

Los autos que operan dentro de esta categoría varían entre Aveo, Versa, Gol, March, Fiesta, Tiida, entre otros, todos con un valor factura menor a los 200,000 pesos estipulados en la regulación. El modelo Aveo de Chevrolet 2015 tiene un precio que va de 138,000 pesos hasta 201,000 pesos en su modelo más equipado mientras que el Vento de Volkswagen tiene un precio desde 181,600 pesos hasta 239,200 pesos en el modelo premium.

Molano dijo que siguiendo estrictamente la regulación, el segmento de Uber en el que hay coches de menor valor se verá afectado por la disposición.

En contraste, los autos que opera Cabify, son en su mayoría de lujo, desde Passat hasta BMW y Mercedes Benz, por lo que el monto mínimo por unidad no les afectará tanto.

Pagos y permisos no convencen a taxistas

Otras de las pautas que marca la nueva regulación son los pagos que deberán realizar las empresas, Uber y Cabify, por registrarse ante la SEMOVI y por permisos de operación.

Las apps deberán pagar un registro de 4,617.50 pesos anuales antes la SEMOVI más un pago de 1,599 pesos anuales por cada unidad por el permiso para operar, el cual deberá colocarse de forma visible en la unidad. Además deberán pagar por la revista vehicular anual 1,607.50 pesos por cada auto más una aportación de 1.5% de cada viaje para el Fondo de Movilidad del DF.

Dichos pagos de permisos fueron inicialmente propuestos por la Asociación de Taxistas Organizados del DF (TOCDMX) quienes desde diciembre de 2014 se manifestaron en contra de Uber y Cabify y empujaron su prohibición. Los taxistas dijeron no estar conformes con estos pagos y adelantaron que impugnarán la decisión del GDF.

“No estamos de acuerdo con la regulación. Consideramos que no se generó el piso parejo del que se hablaba, estamos en desventaja frente a ellos. Se les está dando toda las facilidades de operación a una empresa que tiene más de 50,000 mdd tan sólo pagando un permiso de 4,000 pesos como empresa y 1,500 pesos por carro”, dijo a CNNExpansión uno de los líderes de TOCDMX, Ignacio Rodríguez.

Sobre estos pagos que las empresas deberán realizar ante la SEMOVI, el director del IMCO, dijo que deberán ser fiscalizados para que los recursos sí sean usados en torno a las mejoras de la movilidad del DF.

“Yo creo que tenemos que tener cuidado con estos pagos. Con cosas como los parquímetros, y que no rinden cuentas, el GDF da la impresión de que se está embolsando el dinero, no sabemos. Aquí tendríamos que verificar un poco lo mismo”, dijo Molano.

Esta responsabilidad quedará de mano de Laura Ballesteros, recién designada el jueves por Miguel Ángel Mancera como encargada del Nuevo Modelo de Movilidad dentro de su gabinete.

Ahora ve
Así se escucha Mafalda hablando en guaraní
No te pierdas
×