¿Unos árboles ‘come carbono’ revertirán el cambio climático?

Científicos desarrollan herramientas para reducir el calentamiento global; grupos cuestionan si intervenir a la naturaleza puede ser una solución.
árbol contra contaminación  (Foto: Crédito/ShiftBoston)
(Reuters) -

Para evitar una catástrofe por el calentamiento global antes de que termine el siglo, los humanos tal vez tengan que intervenir en el clima.

Ya sea que se considere una intervención, "jugar con el sistema climático" o que se use el término menos ingenioso "geoingeniería", todo gira alrededor de esta pregunta: ¿Los humanos pueden engañar al sistema por medio de la ciencia con el fin de revertir el calentamiento global?

Una forma de evitar que la temperatura promedio del planeta supere el catastrófico límite de los dos grados Celsius, de acuerdo con algunos expertos, es absorber enormes cantidades de CO2 de la atmósfera.

¿Cómo se haría?

En respuesta a un artículo reciente de John Sutter de CNN sobre el cambio climático, Trevor Algatt de Los Ángeles preguntó acerca de una posible solución de la que había oído hablar.

"Hay una tecnología nueva que puede extraer carbono del aire y condensarlo en 'fibras' para usarlas en edificios, electrónica, autos, ropa y otros artículos manufacturados", escribió Algatt.

"Estoy seguro de que ustedes han visto/leído/oído algo al respecto… los inventores dicen que si se implementara a una escala lo suficientemente grande, podría restaurar nuestra atmósfera a niveles preindustriales en una década. ¿Qué tan cierto es esto? ¿Esto es motivo de celebración o es una tecnología interesante que es más un sueño imposible que una solución?".

Pues sí. Los científicos dicen que teóricamente es posible extraer el CO2 del aire y convertirlo en materiales para edificios, ropa y otras cosas cotidianas.

Pero esperen, aún no es momento de ponernos nuestros gorritos de fiesta y celebrar. Primero hay que resolver un par de problemas.

  1. El proceso sería muy caro
  2. Absorber todo este CO2 del aire crea un problema de logística: ¿en dónde lo ponemos?

"Lo que la gente no entiende es la magnitud", dijo Klaus Lackner, director del Centro para las Emisiones Negativas de Carbono de la Universidad Estatal de Arizona (ASU, por sus siglas en inglés).

"Si conduces un auto, aportas alrededor de una libra [450 gramos] de CO2 por cada milla [1.61 km]. Por persona, contribuimos con 15 toneladas de CO2al año". Lackner dijo que hay límites a la cantidad de CO2 que podemos capturar y almacenar. Asumiendo que el problema se resolverá tarde o temprano, Lackner y otros científicos de la ASU están desarrollando una máquina que puede extraer el CO2 del aire.

cnnexpansion

En el diagrama del prototipo de la máquina se ve algo parecido a una caja enorme con una gran vela adherida a ella. Inspiradas en los árboles, estas velas actúan como las "hojas" de la máquina de la ASU. Las velas están hechas de una resina plástica. Mientras el aire fluye a sobre las velas de resina plástica, estas absorben el CO2 y lo guardan.

El CO2 se adhiere al plástico cuando el material está seco. Para liberar el CO2 del plástico, tienes que humedecerlo. Así se obtendría el CO2 con estas máquinas, ya sea para usarlo inmediatamente o para almacenarlo.

El CO2 también debería capturarse en las plantas de energía que queman combustibles fósiles, dijo Lackner.

El Massachusetts, el grupo de urbanismo SHIFTBoston espera a que Lackner termine de desarrollar su resina absorbente de carbono para usarla para crear unos dispositivos sintéticos llamados "Boston Treepods", que se alimentarían con energía solar, absorberían el CO2y alumbrarían por las noches.

cnnexpansion

Por ahora, el dispositivo de la ASU se está desarrollando para su uso en invernaderos, para alimentar a las plantas. "No creo que eso resuelva el problema del clima, pero demuestra que la tecnología funciona", dijo Lackner. Si lo demuestra, tal vez algún día unas máquinas como estas puedan usarse para crear "granjas" enormes de dióxido de carbono en las que se coseche el CO2 del aire.

Parte del CO2 podría usarse para producir combustible líquido o materiales de construcción. Sería necesario almacenar cantidades enormes en un entorno seguro y estable, cosa que nunca se ha intentado a tal escala.

"Lo más sencillo sería almacenarlo en el fondo del océano", dijo Donald Penman, geólogo de la Universidad de Yale que estudia las fluctuaciones del carbono en el subsuelo, en el océano y en el aire.

"Tendrías que preocuparte de los efectos secundarios no previstos. Abordar un problema a través de la manipulación de los flujos geoquímicos mundiales suena a que estás buscando otra clase de problemas. Es jugar con el sistema climático. Tal vez estés abriendo la caja de Pandora".

A otras personas que dudan de la intervención en el clima les inquieta que ello prolongue innecesariamente la dependencia humana en los combustibles fósiles y que implique perder de vista la cuestión principal. Deshacernos de los combustibles fósiles y de las emisiones de carbono debería ser el objetivo más inmediato. "Estamos en un momento en el que podemos hacer un cambio y la geoingeniería se interpone entre nosotros y ese cambio", dijo Bill McKibben.

La mundialmente respetada Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos recomienda hacer más investigaciones acerca de la remoción del CO2 a gran escala mientras nos concentramos en mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero.

En noviembre y diciembre, los expertos acudirán a una importante reunión de las Naciones Unidas en París. Intentarán llegar a un nuevo acuerdo sobre el cambio climático y sobre la reducción del CO2en la atmósfera. Se publicarán datos nuevos respecto a los cambios en la temperatura promedio mundial.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Algunos expertos temen que si la temperatura promedio mundial sube más de dos grados Celsius, será aún más complicado revertir el calentamiento global. Las investigaciones indican que para mantenernos debajo de esos dos grados, el mundo tendría que extraer del aire más CO2 del que emitimos. Eso podría significar la creación de una tecnología de absorción de CO2 para intervenir el clima.

"Se vuelve una herramienta en un juego de herramientas más grande", dijo Lackner. En resumen, dijo, mientras consumamos combustibles fósiles, el problema del carbono seguirá empeorando. "O abandonas los combustibles fósiles o encuentras una forma de recuperar ese carbono".

Ahora ve
La molestia empresarial contra Donald Trump no ha parado de crecer
No te pierdas
×