La caída de Yahoo no es solo culpa de su CEO, sino de su historia

Durante dos décadas, la empresa falló en encontrar un rumbo y propósito para su negocio. Sin embargo, Mayer terminó por hundir a la firma con sus decisiones.
De la esperanza al fracaso  Cuando Marissa Mayer llegó a Yahoo, sus empleados creían que era la persona que impulsaría a la empresa, hoy se le condena por el fracaso de la firma.  (Foto: Cortesía)
Por: SETH FIEGERMAN
NUEVA YORK (CNNMoney) -

A principios de este año, Marissa Mayer se reunió con los altos ejecutivos de Yahoo fuera de las instalaciones.

Unas semanas antes, un accionista había pedido que la despidieran, se reportó que Yahoo estaba a la venta y Verizon incluso manifestó públicamente su interés por comprar la firma.

Mayer adoptó una actitud positiva en la reunión y decidió concentrarse en su estrategia de producto a largo plazo, con lo que algunos ejecutivos se sintieron frustrados. Un exejecutivo de Yahoo con el que CNNMoney habló cree que Mayer estaba en negación. Otro dijo que ella creía que su deber como directora ejecutiva era "poner las cosas bajo una luz positiva" y "dar esperanza a la gente".

Desafortunadamente, parece que la esperanza escaseaba, según las entrevistas con empleados y exempleados de Yahoo que hablaron con CNNMoney bajo anonimato.

Los altos ejecutivos empezaron a huir en la segunda mitad de 2015. Algunos recibieron bonos de retención de seis cifras para que se quedaran durante el proceso de venta, de acuerdo con varios de ellos. Pero a los que se quedaron les costaba encontrar motivación ante la incertidumbre.

Recomendamos: 8 datos para entender la caída de Yahoo

Finalmente, el lunes 25 de julio se anunció el acuerdo por el que Verizon accedió a pagar 4,830 millones de dólares por los activos principales de Yahoo en internet, con lo que se puso fin a un prolongado proceso de ofertas y con lo que el mandato de Mayer en la empresa podría terminar.

Mayer dijo que pretende quedarse durante la transición, pero ninguna de las empresas ha aclarado qué función tendría la prominente ejecutiva.

Varios empleados con los que hablamos se sentían aliviados de saber por fin quién sería su nuevo dueño, pero uno de ellos dijo que le frustraba que Mayer siguiera ocupando un cargo de liderazgo indefinidamente. De hecho, su tasa de aprobación entre los empleados ha caído en 66%, según datos de Glassdoor, un sitio laboral. Eso contrasta mucho con las tasas de aprobación de los líderes de Facebook, Google y Apple, que superan el 90%.

Esta situación no tiene nada que ver con sus primeros días en Yahoo, cuando un empleado colgó en la oficina un cartel en el que se ve el rostro de Mayer sobre la palabra "esperanza", escrita en mayúsculas.

Se decía que Mayer era la mejor opción para salvar a la empresa de internet después de años de administraciones fallidas, adquisiciones multimillonarias cuestionables y la incapacidad para decidir si se concentrarían en la tecnología o en los medios, así como las dificultades para revertir la reducción en las ventas de publicidad.

Es muy probable que Mayer pase a la historia como la última directora ejecutiva de Yahoo como empresa independiente debido a una serie de errores similares.

La administración de Yahoo declinó hacer comentarios para este artículo.

El fin de Yahoo no es solo culpa de Mayer. Durante la mayor parte de sus 21 años de existencia, la firma no tuvo un propósito claro. Cambió directores ejecutivos, gastó en la compra de empresas como Geocities y se rezagó respecto a colosos de la publicidad en internet como Google y Facebook.

Cuando se le preguntó qué es lo que salió mal con Mayer, un exempleado respondió simplemente: "pregúntenle a todos los directores ejecutivos que la precedieron".

Sin embargo, el consenso entre los empleados y los analistas a los que CNNMoney entrevistó es que Mayer recibió una misión increíblemente difícil y la hizo aún más difícil".

"Mayer puso sus recursos en algunos sitios equivocados, gastó mucho dinero y no tenía con qué respaldarlo", dijo Jan Dawson, analista de Jackdaw Research. "Eso tendría que ser cuando menos una crítica a su gestión".

Bajo el mando de Mayer, Yahoo adquirió varias empresas emergentes para reforzar su equipo de tecnología móvil como Tumblr por 1,100 millones de dólares y gastó sin medida para contratar a grandes personalidades de los medios, tales como Katie Couric y David Pogue. La apuesta fue audaz pero dispersa y a menudo adolecía de una ejecución poco definida.

A Tumblr, una red social popular, le ha costado hacer dinero. A pesar de ello, Mayer le fijó una meta de ventas de 100 millones de dólares en 2014 y puso a cargo a un ejecutivo de ventas de publicidad que chocó con el equipo y provocó un éxodo de empleados, de acuerdo con un exempleado de la empresa. Tumblr todavía no alcanza ese objetivo de ventas, por lo que Yahoo tuvo que reducir su valor en más de la mitad este año.

Las adquisiciones de empresas emergentes más pequeñas sirvieron para multiplicar el tamaño del equipo de tecnología móvil en Yahoo, pero muchos de estos empleados pronto se encontraron ocupando cualquier cargo que se necesitara en el sector de tecnología móvil sin importar sus intereses, de acuerdo con varias fuentes. Eso propició que los fundadores y el talento de las empresas emergentes se fueran más pronto de lo esperado.

A cientos de empleados se les asignó la tarea de trabajar en el Project Index, un proyecto de búsquedas móviles cuyo objetivo era que Yahoo fuera más competitivo ante empresas como Google. Sin embargo, al interior reinaban las dudas sobre si se haría realidad en vista de los rumores sobre la venta.

Del lado de los medios de comunicación, parece que las grandes contrataciones de Mayer fueron noticia, pero la queja era que sus historias rara vez llegaban a la saturada página de inicio de Yahoo.

"La página de inicio de Yahoo.com estaba llena de Kardashians", recuerda un editor de Yahoo. "Nos preguntábamos en dónde estaban las historias que nos pagaban para crear".

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Un exejecutivo de Yahoo planteó la cuestión que probablemente sea la más sorprendente: que Mayer no pudo reclutar a más talento de su empresa anterior, Google.

El único ejecutivo de Google al que contrató, Henrique de Castro, salió después de solo 15 meses y recibió un generoso paquete de compensación de 58 millones de dólares.

Ahora ve
Autoridades venezolanas detienen a 6 directivos de Citgo, filial de PDVSA en EU
No te pierdas
×