6 razones por las que Silicon Valley compra su entrada a nuevos negocios

Reducir costos de desarrollo tecnológico o elevar las barreras de entrada a un sector, son algunas de las razones por las que firmas de Silicon Valley salen de compras.
Una de las formas en las que las empresas de Silicon Valley innovan es comprando otras empresas.
Entrada a nuevos sectores  Una de las formas en las que las empresas de Silicon Valley innovan es comprando otras empresas.  (Foto: iStock)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Las firmas de tecnología de Silicon Valley cuentan con avanzados laboratorios de desarrollo tecnológico, pero de vez en vez, salen de compras y hay seis razones por las que lo hacen.

Aunque analistas concuerdan en que existen diversas razones por las que una empresa adquiere otra, Tom Koller, analista de fusiones y adquisiciones de la consultora McKinsey, delinea seis razones por las que este tipo de compañías realizan compras de alta factura, ya sea dentro del mismo sector tecnológico o en otro al que buscan ingresar, como en el reciente caso de la compra de la cadena de supermercados Whole Foods, por parte del retailer online, Amazon.

El hecho de que la firma de Jeff Bezos decidió desembolsar 13,000 millones de dólares por el supermercado, le permitirá a la empresa fortalecer su posición en el comercio de perecederos, lo cual de acuerdo con Keller a largo plazo le permitirá ahorrar costos.

Estas son las seis razones estratégicas por las que una firma realiza una adquisición, según McKinsey.

1. Adquirir tecnología y talento a bajo precio

Koller detalla que esta es una de las razones más comunes por las que se realizan compras o fusiones en tecnología, pues obtener los desarrollos le brinda a los adquirientes nueva fuerza para mejorar sus propios productos o ingresar a un nuevo sector, sin necesidad de invertir en el desarrollo desde cero.

“Hacen esto porque es un modo rápido de obtener la tecnología, más que desarrollarla por sí mismos. Además, se evitan el pago por patentes, regalías y alejan los desarrollos del alcance de los competidores”, detalla Koller en un análisis.

Este ejemplo aplica para casos como el de Amazon y Whole Foods o Intel al comprar Mobileye, firma de inteligencia para autos autónomos, que le permite a la desarrolladora de procesadores avanzar el mercado automotriz.

2. Escalar una capacidad específica de la compañía comprada

En este caso el reporte de McKinsey explica que la estrategia aplica, sobretodo, a las grandes compras que implican infraestructura, pues al comprar este tipo de activos se elimina el costo de desarrollo para manufacturar un nuevo producto, por ejemplo.

Un caso de este tipo de estrategia sería la compra que hizo Apple de la firma de audífonos Beats en 2014.

3. Absorber buenos proyectos en sus inicios y ayudar a desarrollarlos

Una de las estrategias más comunes entre corporativos y startups. Según Koller, en algunos casos, la adquisición permite que la pequeña empresa se desarrolle y crezca de forma independiente bajo el paraguas de la otra empresa.

Un ejemplo de esto es lo que hizo Facebook con Instagram y Whatsapp en su momento; sin embargo, en otros casos, incorporar estas nuevas startups, le permite desarrollar mejor sus productos, pero no le da reconocimiento a la creadora como tal, como sucedió con la startup de reconocimiento facial Masquerade que Facebook compró para hacer frente a Snapchat a mediados de 2016.

4. Quitar exceso de competencia en un sector

Este tipo de fusiones o adquisiciones, según Koller, eleva la barrera de entrada a un determinado sector y permite que se equilibre la producción.

“Una mayor producción de una gran compañía ya existente más la producción de nuevas firmas, casi siempre deriva en más oferta que demanda, por lo que una adquisición puede equilibrar el mercado”, apunta Koller.

5. Masificar disponibilidad de ciertos productos o tecnología

El reporte de McKinsey detalla que dado que en tecnología, muchas startups no cuentan con la capacidad de producción o alcance para llevar sus productos a gran escala. Una compra, por parte de una firma más consolidad, puede ayudar a la masificación del producto o servicio.

Cuando Twitter adquirió la plataforma de transmisión de video en vivo, Periscope en 2015, su contenido apenas tenía algunos cientos de reproducciones. Hasta el último reporte que hizo Twitter sobre este servicio, en marzo de 2016, Periscope contaba con 200 millones de transmisiones en vivo desde su compra.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

6. Mejorar desempeño de la compañía

La última razón estratégica por la que una firma tecnológica adquiere otro negocio, tiene que ver simplemente, con mejorar su desempeño. Koller advierte que en este caso, la compra, busca fortalecer áreas débiles de las empresas en casos en los que su desempeño, puede encontrarse a la baja.

Ahora ve
Ocho años sin Michael Jackson, ‘El Rey del Pop’ y de la controversia
No te pierdas
ç
×