Para Snowden, el caso Pegasus apunta al gobierno mexicano

Edward Snowden, excontratista del gobierno estadounidense para la NSA, indica que el modus operandi del espionaje, a través de ese software, hace pensar que fue así.
Edward Snowden  El excontratista de la NSA realizó una videollamada que fue transmitida en el marco del evento tecnológico TAG CDMX 2017.  (Foto: Getty)
Gabriela Chávez /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Aunque no hay una prueba fehaciente de que el gobierno mexicano haya espiado a periodistas y activistas nacionales, a través del software Pegasus, el modus operandi empleado en el caso hace pensar que fue así, indicó este martes Edward Snowden.

El excontratista, que reveló la forma en que el gobierno estadounidense espía a los ciudadanos y líderes mundiales, consideró que esto pone en riesgo la democracia y la confianza en el gobierno.

“No me sorprendió la información, pero no es acerca del espionaje, es acerca de democracia, y lo que significa que el gobierno haga decisiones por nosotros y redefina los límites de la privacidad. (...) en una democracia deberíamos saber todo del gobierno y ellos poco de nosotros, a menos de que seas un criminal, pero no es así. Estamos en un mundo en el que la vida de la gente es pública y las decisiones de los gobernantes son cada vez más privadas”, consideró a través de una videollamada que fue transmitida en un auditorio repleto en el marco del evento tecnológico TAG CDMX 2017.

El caso fue documentado por el New York Times y la organización canadiense Citizen Lab.

El gobierno mexicano reconoció que ha comprado equipo de este tipo, pero rechazó que se le dé un uso contrario para el que se adquirió, es decir, el de combate al crimen organizado y garantizar la seguridad del país.

La Procuraduría General de la República (PGR) anunció a fines de junio que pidió la colaboración de un equipo externo de la Organización Internacional de Gobierno Abierto (OGT) para acompañar las investigaciones en el caso.

Dicho caso actualmente se encuentra en seguimiento de investigación, según dijo a Expansión, Luis Fernando García, director de la ONG R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, en entrevista recientemente.

Ante la pregunta sobre el riesgo que podría correr México como blanco de ciberataques en 2018, al ser año electoral, el informante aseguró que este tipo de entornos políticos eleva la posibilidad de ser blanco de intervenciones cibernéticas, y aunque Snowden es alguien altamente ligado al uso de la tecnología, sugirió el uso de técnicas de boletas en papel, como una suerte de herramienta de protección en comicios.

“Regresar a las boletas de papel es una opción. Si recaemos entéramente en lo electrónico, no hay una segunda manera, si las máquinas son hackeadas”, dijo.

Tras esto, llamó a cuestionar siempre y ser cada vez una sociedad más crítica de las autoridades.

Llama a proteger a las minorías

Los inusuales, las minorías, aquellos que piensan un tanto distinto a la generalidad es a quienes se debe defender como motores de cambio en pro de una sociedad más democrática y libre, indicó Snowden.

“Es la minoría, los diferentes, los que nos hacen avanzar. Solo protegiendo a los inusuales es que protegemos la libertad y dejar la privacidad es hacer un mundo menos seguro, menos libre”, dijo.

En medio de aplausos, y uno que otro vago vitoreo, Snowden conversó con los asistentes desde Rusia, en donde se encuentra en calidad de asilado político tras revelar información sobre los programas de espionaje del gobierno estadounidense en 2013.

Una videollamada en Google Hangouts- que él mismo indicó, en tono de broma, que podría estar hackeada- fue la vía para que Snowden hiciera hincapié ante el público sobre la necesidad de proteger a aquellos que tratan de poner los reflectores en temas sensibles, sobre todo, ante gobiernos que usan la tecnología para espiar indiscriminadamente a la ciudadanía.

“Tenemos que empezar a pensar en reformar los sistemas para proteger nuestro derechos”, exhortó durante su participación en TAG CDMX 2017.

Arriesgar con pocos arrepentimientos

Algunos de los momentos en la conversación, la cual condujo Rafael Fernández de Castro, resaltaron detalles de su sentimiento como exiliado bajo el gobierno de Vladimir Putin.

Si bien Snowden ha dicho en diversas entrevistas que extraña cosas de su patria dijo que el estar libre en Rusia le permite a la gente escuchar ambos lados de la historia. No estar tras las rejas le permite continuar presionando para que las administraciones rindan cuentas.

“El poder no merece confianza. (...) El gobierno se hace peligroso cuando no tiene la obligación de ser transparente”, dijo

¿Y de algo te arrepientes?, preguntó una de las asistentes durante la sesión de preguntas y respuestas. A lo que él contestó que uno de sus más grandes arrepentimientos es no haber dicho algo de lo que él sabía antes.

“El tiempo que no denuncies y que no digas las cosas es el tiempo que la gente y el gobierno se acostumbra a creer que estos comportamientos son normales”, dijo.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

Hacia el final de la conversación, en la que por momentos bromeaba e incluso mostró un lado más humano al hablar, con agradecimiento, de su novia Lindsay Mills, con quien lleva una relación desde hace una década, exhortó a los jóvenes a no cansarse y a no rendirse en hacer aliados y en alzar la voz ante los derechos y la libertad.

“Tienen que arriesgar ante lo que creen y por sus ideales y después tomar acción”, dijo entre aplausos de los presentes.

Ahora ve
Mensajes de aliento para México desde distintas partes del mundo
No te pierdas
×