La televisión pierde terreno con niños menores a 8 años en EU

Los infantes se olvidan poco a poco del televisor y lo sustituyen por pantallas de tabletas y celulares.
Crecimiento digital  Durante los últimos cinco años, el uso de dispositivos móviles en niños menores a ocho años se ha incrementado considerablemente.  (Foto: iStock)
(CNN) -

La cantidad de tiempo que los niños pasan frente a las pantallas de sus dispositivos móviles podría sorprender a algunos, pues según un nuevo reporte, esos lapsos se han triplicado en tan solo cuatro años en Estados Unidos.

Antes, los niños menores de ocho años pasaban cerca de 15 minutos diarios en las pantallas de dispositivos móviles y ahora ese tiempo ascendió a 48 minutos diarios, según un reporte de Common Sense Media, una organización no lucrativa enfocada en ayudar a niños, padres y educadores a navegar el mundo de los medios y la tecnología.

El reporte, dado a conocer este jueves, encontró que el 42% de esos niños menores de ocho años ahora tienen sus propias tabletas, un aumento del 7% respecto a hace cuatro años.

La tendencia de los niños frente a sus dispositivos móviles no le sorprende a Douglas Gentile, profesor de Psicología en la Universidad Estatal de Iowa, que no estuvo involucrado en el reporte, pero que ha estudiado los efectos de los medios en los menores.

Lee: McDonald’s quiere que dejes el celular mientras comes

“Por un lado, no es sorprendente porque es lo que vemos alrededor de nosotros. Puedo verlo en el aeropuerto, por ejemplo; puedo verlo en restaurantes y lo veo incluso en mi propia casa cuando mi hija menor casi no ve televisión, pero ve muchos programas en su teléfono”, dice Gentile.

Por otro lado, dice, “se ha vuelto cada vez más difícil para los padres monitorear mucho de lo que sus hijos están viendo y haciendo. Al mismo tiempo, ellos confían en el aparente beneficio de poder calmar al niño en un restaurante con un dispositivo móvil”.

Esos patrones cambiantes de cómo los niños interactúan con los medios, parecen ser un “cambio sísmico”, dice James Steyer, director ejecutivo y fundador de Common Sense Media, a través de un correo electrónico.

“Uno de los hallazgos más asombrosos es que los dispositivos móviles son ahora tan comunes en el hogar como los televisores: el 98% de los hogares con niños menores de 8 años tienen un dispositivo móvil”, dice él. “La ubicuidad de los celulares están cambiando a la niñez”.

Los tiempos en las pantallas están cambiando

Para el nuevo reporte, 1,453 padres de niños menores a ocho años fueron entrevistados por internet entre enero y febrero y se les preguntó cómo sus hijos usan los medios. La nueva encuesta fue construida a partir de dos encuestas anteriores sobre el uso de los medios de comunicación por parte de los niños. Estas se llevaron a cabo en 2011 y 2013.

El nuevo hallazgo, detallado en el reporte, mostró que los niños menores de ocho años en promedio gastan 2 horas y 19 minutos al día en las pantallas de sus celulares, aproximadamente lo mismo que en años anteriores.

“El reporte de hecho muestra que el uso total de los medios por parte de los niños se ha mantenido igual desde nuestro informe de 2011 (2:19 vs. 2:16). Lo que cambió es cómo están usándolos”, dice Steyer en el correo electrónico. “Los dispositivos móviles se están apoderando totalmente: ahora representa el 35% del tiempo frente a una pantalla, comparado con el 4% en 2011”.

Lee: Polaroid va por 10% de mercado de smartphones

El reporte también muestra que los niños ahora gastan más tiempo en pantallas de celulares —cerca de 48 minutos diarios— que el tiempo que gastan en leer, que en promedio es de un total de 30 minutos al día.

El 98% de los niños menores de ocho años vive en casa con algún tipo de dispositivo móvil y el mismo porcentaje tiene un televisor en casa, según el reporte.

Cerca de la mitad de los niños menores de ocho años (49%) ven televisión o utilizan videojuegos una hora antes de ir a dormir, y el 42% de los padres dice que el televisor está encendido “siempre” o “la mayor parte del tiempo” en casa, según el reporte.

El reporte también muestra que los niños de familias con ingresos inferiores a 30,000 dólares anuales gastan un promedio de 3 horas y 29 minutos en las pantallas cada día; mientras que los niños de familias que tienen un ingreso anual de 75,000 dólares emplean 1 hora y 50 minutos en las pantallas.

¿Un medio de aprendizaje?

En general, el 67% de los padres, cuyos hijos usan las pantallas, dice que estos medios les ayudan al aprendizaje de sus hijos.

Sin embargo, los infantes y niños más pequeños, tienden a no tener todavía el pensamiento simbólico o la capacidad de memoria para entender pantallas bidimensionales hasta que tienen entre 15 y 18 meses, según Jenny RAdesky, profesora asistente de Desarrollo del Comportamiento Pediátrico del Hospital de Niños Mott de la Universidad de Michigan, que escribió un comentario sobre el reporte.

Radesky también escribió el año pasado las recomendaciones para padres sobre el uso de medios de comunicación de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés).

“Nuestras guías de la AAP quieren que las familias estén alerta de que antes de esa edad, a pesar de lo que tienen que decir los vendedores de TV, video o aplicaciones, los bebés no aprenden nada de las pantallas. Está bien hacer Skype, pero los niños y bebés probablemente no podrán interactuar bien hasta que tengan 15 meses en promedio”, dice Radesky.

Lee: Pixel 2 brilla gracias a la sencillez de su funcionamiento

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

“Les digo a los padres que no se estresen si quieren ver un partido de vez en cuando con su bebé, o si necesitan poner a su hijo mayor frente a PBS durante 20 minutos mientras lavan los platos: pero que sea un tiempo corto. Entiendan que la realidad que muestran los medios no es educativa a esta edad y eviten tener el televisor encendido de fondo cuando nadie esté mirando. Hablamos menos con nuestros hijos cuando el televisor está encendido”, dice ella.

La experta recomienda a los padres no darles a sus hijos el control total de esos dispositivos. En otras palabras, dice ella, “que los niños tengan que pedir permiso para utilizarlos”, además de “tener reglas sobre cuándo y dónde pueden utilizarlos”.

Ahora ve
Estos son los estrenos con los que Netflix va a cerrar el año
No te pierdas
×