Netlift, el nuevo jugador de carpooling en México

La startup canadiense busca ser una nueva opción de movilidad en la que la única regla es no generar ingresos para los conductores.
Carpooling contra el tráfico  Netlift ingresaría al mercado mexicano en el primer trimestre de 2018.  (Foto: Reuters)
Gabriela Chávez /
(Expansión) -

Para Marc-Antoine Ducas traer a México el modelo de la startup de movilidad, Netlift, implica casi un reto personal.

Aunque han operado en Canadá durante tres años, para el CEO y fundador de la plataforma, el nivel de congestionamiento de la CDMX y la competencia entre aplicaciones de movilidad implican que lograr tracción aquí sea un trampolín hacia otros mercados.

“En Canadá estamos con un gran producto en el mercado equivocado. Por la congestión de la CDMX creemos que si tenemos éxito aquí podríamos ser exitosos en otros lados”, dijo Ducas en entrevista con Expansión.

Netlift funciona como un sistema de carpooling o movilidad compartida. En este tipo de plataformas una persona ofrece los asientos de su coche a otros usuarios a quienes su ruta les sea conveniente por un precio determinado y de esta forma los costos de gasolina, desgaste el auto, estacionamiento e incluso en algunos casos casetas, se reparten.

“El carpooling se trata de no generar una ganancia, si no de reinvertir lo que se genera por el pago de esos asientos”, dijo Ducas.

Ducas explicó que este modelo de reinversión, en el que los conductores no pueden generar ganancias, obedece al reglamento de movilidad de la Ciudad de México, ya que en el artículo 56, referente a servicios de transporte de pasajeros particular, se prohíbe que esta transportación sea con un fin lucrativo.

El directivo dijo que el algoritmo de la aplicación garantizará que la regulación se respete.

Lee también: Carpooling ¿la respuesta a los probelmas de la CDMX?

“Se tiene que hacer de esta forma porque si ellos ganaran tendrían pagar impuestos por ese ingreso, de esta forma no es así y el dinero se reinvierte. Nuestra responsabilidad como compañía es ser transparente en la parte fiscal”, dijo.

Si bien los conductores no pueden generar ganancias de transportar a otros, la firma en la que Netlift genera ingresos, es por el cobro de comisión por cada usuario al mes. Por lo que aunque no tengan millones de usuarios, lo que la plataforma requiere es que éstos sean recurrentes.

Ducas estimó que esperan lanzar el servicio en México hacia el primer trimestre de 2018 con una expectativa de entre 25,000 y 30,000 usuarios, además adelantó que ya cuentan con un director para las operaciones en México.

“En nuestro análisis necesitaríamos 25 o 30,000 personas en la plataforma para crear masa crítica, entonces esperamos demostrarlo en una pequeña escala y después crecer, pero estos son los primeros miles a los que tenemos que llegar”, dijo.

Estacionamientos y búsqueda de confianza

En modelos de movilidad que sugieren una disrupción para el ecosistema tradicional de transporte, que incluye al transporte público, autoridades y transportistas, las nuevas startups suelen acercarse con ellos; sin embargo, en el modelo de Netlift se toma en cuenta también a los estacionamientos.

“En Montreal nosotros compramos los lotes de estaciomaineto y los ofrecemos gratis a cualquiera que adopte el modelo de carpooling Aquí estamos pensando como hacerlos reducir lo que se paga de estacionamiento, esto podría tener una gran impacto en la fluidez del tránsito”, dijo Ducas.

A la par de la competencia y la operación en un ecosistema en vías de nuevas regulaciones, ganarse la confianza del usuario en la economía colaborativa, es uno de los retos más importantes para Netlift.

¿Quieres más noticias como esta?
Conoce las innovaciones y las tendencias tecnológicas más relevantes.

En los últimos cinco años startups como Aventones, Bla, Bla, Car, Tripda y otras han experimentado con este modelo en México, pero todas han cerrado o limitado sus operaciones en México para este modelo, pues la gente no confía en subirse al auto de un extraño.


“Nosotros estamos validando a los usuarios y yo no creo que en su momento, Aventones por ejemplo, haya hecho lo necesario para tener un gran nivel de seguridad. Si se rompe en la plataforma un plan de ida o regreso nosotros te mandaremos un coche para que regreses a salvo por el mismo precio, son cosas como esta que se requieren para que tengas confianza”, explicó.

Ahora ve
Tres cruces de siete metros fueron construidas para la visita del Papa a Chile
No te pierdas
×