San Francisco rechaza internet gratuito

Los habitantes de la ciudad temen por su privacidad y se oponen a la propuesta del alcalde News la red financiada por EarthLink y Google ofrecerá Wi-Fi sin costo.
Más del 30% de búsquedas en Ask.com están relacionadas con m

En la ciudad de San Francisco, que está a la vanguardia de la tecnología, regalar acceso a Internet inalámbrico es un plan difícil de vender.

Los residentes se oponen al plan del alcalde Gavin Newsom de permitirles conectarse a Internet desde cualquier punto de la ciudad sin pagar mediante una red (financiada por EarthLink Inc. y Google Inc.) utilizando la la tecnología Wi-Fi, la misma que las cafeterías usan para ofrecer acceso gratuito.

Los críticos dicen que los electores no fueron consultados cuando Newsom ideó su plan. La oposición es tan generalizada que los disidentes formaron una coalición, y han enviado docenas de cartas manuscritas a los 11 supervisores de la ciudad, que votarán sobre el plan este mes.

"Los supervisores podrían obligar a la ciudad a eliminar la mayoría de lo que ha hecho y empezar de nuevo", dijo Craig Settles, analista municipal del sector inalámbrico en Oakland. Una demora retrasaría más a San Francisco en la adopción de la floreciente tecnología.

De acuerdo con un cable de la agencia de noticias Bloomberg, más de 300 ciudades y condados estadounidenses, han empezado a construir o probar sus redes. Newsom que se postulará para la reelección este año, dijo en 2006 que el acceso a Internet es un ``derecho fundamental básico''. La red ayudaría a que más personas tuvieran acceso a las nuevas tecnologías.

Según su propuesta, EarthLink de Atlanta le pagaría a San Francisco unos dos millones de dólares en cada uno de los primeros cuatro años por utilizar la infraestructura para montar el equipo requerido por la red. Google, con sede en California, dueña del motor de búsqueda en Internet más utilizado del mundo, le compraría el servicio a EarthLink y lo regalaría a 5% de la velocidad que ofrece una conexión a Internet por cable típica.

Por un servicio más rápido, EarthLink de Atlanta cobraría cerca de 22 dólares al mes por un megabit. En comparación, Comcast Corp., el mayor operador de televisión por cable de Estados Unidos, que ofrece 6 megabits por 42,95 dólares.

Pero los opositores también argumentan que Google podría usar la red para monitorizar el uso de Internet y encontrar una forma de promocionar productos a los residentes y turistas de la ciudad.

Algunos residentes cuestionan si San Francisco, -que tiene el mayor número de lugares con conexión inalámbrica a Internet de Estados Unidos-, necesita la red de Newsom.

En todo el mundo, San Francisco ocupa el séptimo sitio con 833 cafeterías y lugares públicos con acceso inalámbrico a internet.

Actualmente, el líder mundial es Taipei, seguido por Londres, Seúl, Tokio, París y Berlín, según datos de la agencia JiWire, de San Francisco.

Ahora ve
No te pierdas