Que la diabetes no te impida conquistar el Everest

La diabetes todavía tiene un estigma asociado a ella, en gran parte debido a una falta de educación y conciencia.
Oren Liebermann y su esposa, Cassandra Kramer, en el campamento base de Annapurna en Nepal.
La del recuerdo  Oren Liebermann y su esposa, Cassandra Kramer, en el campamento base de Annapurna en Nepal.  (Foto: Cortesía Oren Liebermann/CNN)
Oren Liebermann

Nota del editor: Oren Liebermann es corresponsal de CNN en Jerusalén y autor de "The Insulin Express: One Backpack, Five Continents, and the Diabetes Diagnosis That Changed Everything."

(CNN) – Tomé la decisión más importante de mi vida debido a la diabetes.

Mientras hacía voluntariado en Nepal fui diagnosticado con diabetes tipo 1 a los 31 años. Era el día de San Valentín de 2014, y mi esposa y yo estábamos en medio de un viaje mochilero por el mundo. Acabábamos de terminar una excursión por el Himalaya que casi me cuesta la vida.

Había estado perdiendo peso y tenía que ir al baño constantemente. Y nunca en mi vida había tenido tanta sed. Deseché los síntomas como consecuencias del clima seco, hasta que pisé una báscula y vi cuánto peso había perdido: unos 18 kilos.

Una consulta con un médico local me dio el diagnóstico que cambiaría mi vida y me llevaría a dos hospitales en Nepal antes de que me autorizaran volver a casa. Pasé un mes aprendiendo sobre la diabetes y entendiendo los entresijos de una enfermedad autoinmune crónica. Entonces llegó el momento de tomar mi decisión.

Oren Liebermann en Machu Picchu, Perú, en estado zen con su kit de insulina.
Prevenido  Oren Liebermann en Machu Picchu, Perú, en estado zen con su kit de insulina.  (Foto: Cortesía Oren Liebermann/CNN)

Mi esposa, Cassandra Kramer, y yo decidimos retomar el viaje y terminar lo que habíamos empezado. Sabía que si aceptaba que la diabetes me limitara tan pronto en la vida, siempre aceptaría las limitaciones, y ese era un estado mental peligroso.

Tomamos un vuelo a Bangkok y recorrimos el sudeste asiático, Sudamérica e Islandia antes de volver a casa.

Una de las enfermedades de más rápido crecimiento

La diabetes es una enfermedad en la cual el cuerpo ya no produce suficiente insulina para regular el azúcar en la sangre. En la diabetes tipo 1, el páncreas deja de producir insulina por completo, requiriendo inyecciones diarias de insulina artificial y monitoreo constante del azúcar en la sangre. 

En la diabetes tipo 2, la insulina del cuerpo no se utiliza con eficacia, lo que a veces resulta en sobrepeso. La diabetes tipo 2 puede requerir una combinación de medicamentos, cambios en el estilo de vida e inyecciones de insulina.

Lee: Una corredora de talla extra abre brecha para los atletas con sobrepeso

La diabetes es una de las enfermedades que más rápido crece en Estados Unidos, cada año 1.4 millones de estadounidenses son diagnosticados. A nivel nacional, 29 millones de estadounidenses tienen diabetes - casi el 10% de la población. A nivel mundial, 415 millones de personas la tienen. Se espera que ese número llegue a 642 millones para 2040.

Sin embargo, la causa de la diabetes es desconocida. Aunque algunos casos del tipo 2 pueden ser un resultado de la obesidad, esa respuesta no aplica a todos, y no hay origen conocido para la tipo 1.

Un estigma

La diabetes todavía tiene un estigma asociado a ella, en gran parte debido a una falta de educación y conciencia. Pero las personas la desafían constantemente al mostrar que no hay razón para aceptar limitaciones o límites cuando viven con diabetes.

Tal vez requiera más planificación, pero no es una razón para decirle "no" a ninguna experiencia.

Will Cross fue diagnosticado a la edad de 9 años en 1976, cuando el cuidado de la diabetes no era ni de cerca lo que es hoy. Se convirtió en la primera persona con diabetes tipo 1 en hacer cumbre en el Everest cuando escaló el pico más alto del mundo en el año 2006. También ha escalado las Siete Cumbres, la punta más alta de cada continente, y viajó a los polos norte y sur.

Liebermann en Angkor, Camboya.
Ubicación  Liebermann en Angkor, Camboya.  (Foto: Cortesía Oren Liebermann/CNN)

"Nunca aspiré a ser un jugador de béisbol o de futbol", dijo Cross a Beyond Type 1, una organización dedicada a la vida con diabetes tipo 1. "Solo quería escalar, la diabetes no impidió ese deseo."

Una persona que sí quería jugar futbol americano era Jay Cutler. El exquarterback de los Chicago Bears tenía 24 años cuando fue diagnosticado, formando así parte de un pequeño pero creciente número de personas con diabetes tipo 1 diagnosticada después de la pubertad. (La diabetes tipo 1 era tradicionalmente llamada diabetes juvenil, pero ese término ha quedado desfasado a medida que aumenta el número de adultos diagnosticados con diabetes tipo 1, aunque los investigadores no entienden por qué). 

Cutler jugó nueve temporadas más en la NFL, y se ha vuelto uno de los deportistas más conocidos con diabetes, pero ciertamente no el único.

Lee: ¿Qué tanto ejercicio tengo que hacer en realidad?

Quizás la celebridad más famosa con diabetes fue Mary Tyler Moore, que utilizó su fama para abogar para la gente con diabetes. Moore fue presidenta internacional de la Juvenile Diabetes Research Foundation. Su muerte en enero fue muy lamentada por la comunidad de la diabetes, que había perdido uno de sus mayores ‘influencers’.

Otra celebridad que ha recogido la estafeta de Moore es el cantante Nick Jonas, fundando Beyond Type 1 y hablando con franqueza sobre cómo lidia con la diabetes.

"Es muy fácil querer ocultar lo que la diabetes significa para nosotros en el lugar de trabajo, pero eso solo hace un flaco favor para uno, para otras personas con diabetes y para nuestros compañeros de trabajo," dijo la atleta Erin Spineto.

Diagnosticada con diabetes tipo 1 en la universidad, Spineto completó un viaje en remo de 100 millas y navegó en solitario Florida Keys, demostrando que todo es posible, a pesar de la enfermedad. "Mientras más información real y experiencia de primera mano tengan las personas sobre esta enfermedad, menos estigma se le dará."

Que la diabetes te sea útil

De cierto modo, pude usar mi diagnóstico para mejorar mi salud. Aunque tengo una enfermedad crónica que requiere constantes controles de azúcar en la sangre e inyecciones de insulina cada día, también tengo las razones más poderosas para comer sano, hacer ejercicio y cuidarme mejor: una vida funcional.

Lee: La mujer que corrió 7 maratones en 7 continentes en 7 días

No mantenerme sano y no mantener controlados mis niveles de azúcar puede conllevar complicaciones severas de la diabetes: daño nervioso, daño ocular, enfermedad cardiovascular y mucho más. El ejercicio regular y la alimentación saludable ayudan a regular los niveles de azúcar en las personas con diabetes. 

Oren Liebermann y Cassandra Kramer en la Gran Muralla de China.
Distancia  Oren Liebermann y Cassandra Kramer en la Gran Muralla de China.  (Foto: Cortesía Oren Liebermann/CNN)

La diabetes fue el catalizador para ese cambio, incluso si esto significa que ahora vivo atento a no cometer errores.

Quizás la parte más frustrante de la diabetes es la falta de respuestas definitivas. Preguntas como "¿por qué me dio?" o "¿habrá alguna vez una cura?" habrán de permanecer abiertas por ahora. 

Aunque hay procedimientos prometedores para reducir o eliminar la necesidad de insulina y hay en el horizonte futuro un páncreas artificial (un dispositivo que gestiona el azúcar en la sangre automáticamente), sigue sin encontrarse una verdadera cura para la diabetes. Lo mismo ocurre con la comprensión de la causa.

Sin embargo, es una enfermedad controlable. Con experiencia, disciplina y una red de apoyo, la diabetes nunca debe ser una razón para decir "no". Es sólo cuestión de averiguar qué preparativos hay que hacer para poder decir "sí".

Lee: ¿Puede correrse un maratón por debajo de las dos horas?

Desde que terminamos nuestro viaje mochilero, mi esposa y yo seguimos viajando cuando podemos. En nuestra lista está hacer montañismo en el Kilimanjaro, y quiero volver a los Himalayas, esta vez sabiendo cómo tratar mi diabetes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Para mí, es una extensión de la decisión más importante que he tomado: la decisión de vivir la vida sin límites.

Tal vez incluso subiré al Everest.

Ahora ve
Rebecca Burger, una estrella de Instagram, murió preparando crema chantilly
No te pierdas
ç
×