Dos motivos para evitar el jugo de frutas a los menores de 1 año

Anteriormente la American Academy of Pediatrics había aconsejado esperar hasta que el infante alcanzara los 6 meses para ofrecerle jugo, pero decidió elevar la edad.
¿Cómo tomarlo?  El jugo se debe proporcionar en una taza, no en biberón ni cajita, pues ambos medios facilitan beber jugo todo el día, señalan pediatras.  (Foto: iStock)
Susan Scutti
(CNN) -

Los niños no deben beber jugo de fruta antes de cumplir el año, salvo que sea por consejo médico, según las nuevas directrices de la American Academy of Pediatrics, publicadas en mayo en la revista Pediatrics.

Anteriormente el grupo había aconsejado esperar hasta que el infante alcanzara los 6 meses para ofrecerle jugo, pero decidió elevar la edad ante el aumento de las tasas de obesidad y las preocupaciones por la caries dental.

"No pudimos encontrar ninguna razón por la que el jugo siguiera siendo parte de la recomendación potencial para los niños de 6 a 12 meses de edad", dijo el Dr. Steven A. Abrams, presidente del Departamento de Pediatría de la Escuela Dell Medical de la Universidad de Texas y coautor de la guía normativa. "Recomendamos la lactancia materna o la fórmula en ese grupo de edad, y realmente no hay ninguna necesidad o papel beneficioso del jugo, por eso hicimos el cambio".

Lee: Estas frutas y tubérculos son tan ricos como peligrosos

Es el primer cambio en las recomendaciones para el jugo de la Academia Americana de Pediatría desde 2001.

Abrams señaló que el cambio no se debió a "alguna nueva ciencia mágica", sino que "esta guía no se había revisado en mucho tiempo, por lo que creímos que era hora de examinarla".

"No es bueno para los dientes"

Los niños y los adolescentes son los principales consumidores de jugos y bebidas a base de jugo en Estados Unidos, afirma la declaración de las nuevas recomendaciones.

"El problema es que los padres le ponen al niño un biberón o tacita en la boca y la dejan allí todo el día. Eso no es bueno desde la perspectiva de la ingesta de calorías y tampoco es bueno para los dientes", dijo Abrams. "Lo que pasa es que el niño se acostumbra a todo el azúcar, y luego no bebe agua".

A pesar de esta advertencia importante, la academia defiende el jugo. Las nuevas directrices establecen que el jugo de fruta 100% fresco o reconstituido puede ser una parte saludable de una dieta bien balanceada para niños mayores de un año.

Dicho esto, la academia aconseja a los padres limitar el jugo a 4 onzas al día para los niños entre 1 y 3 años. El jugo se debe proporcionar en una taza, no en biberón ni cajita, pues ambos medios facilitan beber jugo todo el día, dice el pediatra.

Para los niños entre 4 y 6 años, el jugo de fruta debe limitarse a 4 a 6 onzas diarias. Los niños entre 7 y 18 años no deben beber más de 8 onzas de jugo al día, lo que representaría una de las porciones diarias recomendadas de 2 a 2 ½ tazas de fruta.

Lee: Las frutas de lujo en Japón

La academia también desaconseja los productos de jugo sin pasteurizar y dice que el jugo de toronja no debe darse a niños que toman ciertos medicamentos - ibuprofeno, flurbiprofeno, warfarina, fenitoína, fluvastatina y amitriptilina - porque interfiere con sus efectos.

Por último, el grupo dice que el jugo de fruta no es apropiado en el tratamiento de la deshidratación o el manejo de la diarrea.

"Apoyamos que los niños aprendan a comer fruta en lugar de jugos de frutas", señaló Abrams. "Eso se enfatiza más que antes”.

La pediatra Jennifer Shu, quien opina que las nuevas recomendaciones son "estupendas", está de acuerdo con este consejo en particular.

"A pesar de que es natural, (el jugo) no tiene los mismos beneficios que la fruta real, porque la fruta tiene fibra para ser más saciante, mientras que cuando se bebe jugo es fácil sobrepasarse", dijo Shu, que no contribuyó en las nuevas recomendaciones.

Sharon Zarabi, nutricionista del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, apuntó: "con mi experiencia de trabajar con adultos obesos, solemos ver que lo que las personas comen cuando son más jóvenes es lo que siguen consumiendo a medida que envejecen".

Zarabi, quien tampoco participó en las recomendaciones, advirtió que muchas personas creen erróneamente que el jugo está lleno de vitaminas.

Lee: Frutos rojos, la otra apuesta de México

"Cuando se aísla la fruta en forma líquida, en su mayor parte se obtiene agua azucarada, y es fácil consumir calorías de más en forma líquida, y esas calorías cuentan, y no contienen proteína o fibra, que es generalmente lo que ayuda a mantenernos saciados", explicó Zarabi. Ella recomienda comer la fruta entera.

Ocasionalmente beneficioso

Shu, que coincide con limitar el jugo en las dietas de los niños, reconoce que a veces es beneficioso. "En general, suelo recomendar el jugo si los niños tienen estreñimiento, y el jugo de manzana y de ciruela a veces ayudan con eso", dijo.

"Creo que ahora estamos más educados respecto a que el jugo debe ser consumido con moderación. Tratamos de animar a los padres a que piensen en el jugo como un dulce, como lo hacen con el refresco", agregó.

Aunque puede haber ventajas y desventajas para diferentes jugos, la academia de pediatría no favorece un jugo sobre otro.

Shu aconseja, "Si quieres un jugo ‘mejor’, además de buscar jugo 100% de fruta, fíjate que tenga suplemento de calcio y vitamina D".

Lee: Paladea el sabor ahora y come moderadamente en el futuro

Esto es especialmente bueno para los niños que tienen intolerancia a los productos lácteos o no les gusta beber leche.

"Con moderación, nunca hay un alimento malo que haya que evitar. Tienes que saber el lugar del jugo en una dieta saludable", dijo Shu.

"Preferimos dejar que los padres tomen su propia decisión sobre eso", dijo Abrams, "y simplemente estén atentos a limitar la cantidad total de jugo".

Ahora ve
Donald Trump reaviva con Marshawn Lynch su polémica con la NFL
No te pierdas
×