La niña que se hizo viral tras revelar que es lesbiana a su iglesia mormona

Savannah, de 12 años, decidió confesar que es lesbiana frente a los miembros de su iglesia.
Frente a los miembros de su iglesia, esta niña reveló que es lesbiana
UTAH, Estados Unidos (CNN en Español) -

Savannah, una niña de 12 años, tomó una decisión en enero pasado: revelarle a su iglesia mormona que era lesbiana. Y nada iba a detenerla.

Ella es una joven normal en Utah: ama dibujar y crear arte. Sueña con ser una animadora en Disney cuando crezca. Sus grupos de música favorita son Imagine Dragons y Fall Out Boy.

En junio 22 de 2016, un día después de su cumpleaños, Savannah le contó a sus padres que es lesbiana.

Su mamá tenía algunas sospechas y sabía que ese día podría llegar.

“La miré y le dije: ‘está bien, te amo. Siempre te apoyaré sin importar lo que hagas”, recordó Heather, su madre.

Sus familiares estaban completamente convencidos de que no tenían ningún derecho de evitar que Savannah contara su historia públicamente. Después de revelarle su orientación sexual a sus padres, Savannah empezó el proceso de contárselo a sus amigos y familia extendida.

Lee: Waze, Spotify, Uber, Apple y Facebook muestran su orgullo LGBT

Seis meses después sintió un llamado.

“Tenía un sentimiento de que debería declarárselo a la iglesia”, aseguró Savannah tímidamente. “Ya se lo había manifestado a mi familia y quería hacer algo más”, añadió.

Sus dos padres se sorprendieron por el deseo de su hija de revelarlo en frente de su iglesia.

“Estaba principalmente nerviosa por ella y por hacia dónde llevaría esto a una niña de 12 años”, relató su padre, Josh. Josh y Savannah todavía son miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el nombre oficial de la congregación.

Heather dejó la iglesia hace un año y medio después de que los documentos oficiales de la política de la iglesia se filtraran en internet durante 2015.

Esos documentos, que la iglesia le confirmó a CNN que eran auténticos, expulsan a las parejas del mismo sexo que se hayan casado y prohiben a cualquiera de sus hijos recibir bendiciones o bautizo hasta que alcanzaran la edad legal. Y esas siguen siendo las políticas de la congregación.

Ahora, la política oficial de la iglesia recibe a miembros de la fe mormona que tengan atracción por personas de su mismo sexo. De hecho, asegura que es posible ser “mormón y gay”.

Sin embargo, las enseñanzas religiosas ordenan que los miembros con orientación homosexual no pueden actuar sobre esos sentimientos. Estas personas, según la iglesia, deben permanecer célibes y no se pueden casar con personas de su mismo sexo.

“Eso resonó en mi corazón y se sintió incorrecto”, manifestó Heather sobre dichas políticas. Sus “corazonadas” acerca de la sexualidad de Savannah continuaban pasando por su mente.

La familia se reunió y repasó con Savannah todo lo bueno y lo malo que podría resultar de su discurso cuando revelara su orientación sexual. También hablaron sobre lo que la Iglesia Mormona predica sobre la atracción por personas del mismo sexo.

“La dejamos tomar esa decisión por ella, no por nosotros”, puntualizó Josh. “No tenía nada que ver con… forzarla ni nada de eso”, insistió.

Heather recuerda el razonamiento de Savannah: “quiero ser una voz para aquellos que pueda ser positiva”. “Quiero que sepan que soy una aliada, que están a salvo conmigo. Quiero hacerles saber que está bien ser mormón y gay”.

La joven también quería ganar más respeto para los homosexuales en su iglesia, algo que ella siente hace falta.

“Llegamos a la conclusión de que no era nuestra posición: no podíamos silenciarla”, sostuvo Heather. “(Hacerlo) sería darle un mensaje mayor de que no le está permitido hablar o de que hay algo malo con ella”, añadió.

Así que Savannah se dedicó a escribir. Borrador tras borrador, empezó a crear su mensaje.

Ella decidió dar su testimonio el domingo de ayuno, que es tradicionalmente cuando los mormones celebran este tipo de reuniones.

“Es algo en lo que crees”, explicó Savannah sobre su testimonio. “Es tu charla espiritual”, apuntó.

En una declaración enviada a CNN por correo electrónico, el obispo local, Judd Law, indicó: “es común que los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días hablen ante una congregación de familias y compartan sus sentimientos y creencias –un testimonio– durante el servicio de alabanza.

Lee: Cabify se alía con la comunidad LGBTTTI

El día llegó. Savannah se puso un lazo y luchó contra su ansiedad, mientras caminaba hacia el estrado.

Algunos de sus amigos empezaron silenciosamente a grabar videos como un “recuerdo”, que después le entregaron a la familia y ésta, a su vez, le proporcionó a CNN las imágenes sin editar.

Desde entonces, las versiones editadas del video han sido publicadas en las redes sociales. Savannah contó primero su historia en el podcast LGBT Mormón "Me gusta buscar arco iris".

La joven empezó a hablar. “Hola, mi nombre es Savannah y quiero compartir mi testimonio con ustedes”, fueron sus palabras iniciales.

Y su voz no fue traicionada por los nervios. Savannah leyó despacio, concentrada en expresar su testimonio. Tenía miedo de mirar los rostros de la personas y su reacción a las palabras que estaba pronunciando, así que no levantó la vista una sola vez para observar al público.

Entonces Savannah lo dijo: reveló que era lesbiana ante su congregación.

“Dios me ama de esta forma, porque creo que ama a todas sus creaciones”, aseguró en su testimonio. “Creo que Dios me hizo de esta manera a propósito”, insistió.

Y no se detuvo sólo en la teología: Savannah quería que su iglesia conociera las aspiraciones que tiene, así como sus sueños.

Para ella, incluso a sus 12 años es simple. Quiere amarse y no sentirse avergonzada por ser quien es.

“Espero encontrar una pareja y tener un gran trabajo. Espero casarme y tener una familia”, relató. “Sé que estos sueños y deseos son buenos y están bien. Sé que puedo conseguir todo esto como lesbiana y ser feliz”, completó.

Poco después de estas palabras el sonido del micrófono, de repente, se apagó. Aún no está claro que ocurrió exactamente, pero uno de los líderes de la iglesia se inclinó hacia Savannah y empezó a hablarle.

“Primero pensé que (el micrófono) estaba dañado. Así que me di la vuelta para hablar con él”, aseguró la joven. “Después él me dijo que me sentara”.

A pesar de las repetidas peticiones a la sede de la iglesia y a Law, el obispo, no se ha explicado por qué el micrófono de Savannah dejó de funcionar.

En un sitio web de la Iglesia Mormona titulado "Mormón y Gay”, la congregación ofrece el siguiente consejo a los miembros que quieran revelar su orientación homosexual: "Si decides compartir tus experiencias de sentir atracción por el mismo sexo o de identificarte abiertamente como gay, debes se respaldado y tratado con amabilidad y respeto, tanto en casa como en la iglesia".

En el video, Savannah regresa a su asiento mientras los murmullos continúan a su alrededor.

“Yo le estaba diciendo que ella era perfecta y hermosa”, afirmó Heather.

Un líder de la iglesia se levantó y pronunció un pequeño discurso mientras Savannah se sentaba, diciendo en parte: "También quiero reconocer que todos somos hijos de Dios y que somos amados por nuestro padre celestial. No tengo ninguna duda de que el padre celestial nos ha hecho únicos de diferentes maneras. Por eso estoy agradecido".

Lee: Las marcas que apoyan a la comunidad LGBT

En la declaración enviada por correo electrónico a CNN, Law se opuso al video grabado, diciendo que no estaba autorizado.

También dijo que "un grupo de visitantes dejó con júbilo la reunión. Todos son bienvenidos y entienden los estándares de decoro y comportamiento si deciden participar. Es lamentable que este grupo de adultos haya decidido violarlos”.

Law insistió en que la grabación está siendo explotada para “propósitos políticos”.

Pero los padres de Savannah no lo ven de esa manera. Ellos argumentan que no vieron a nadie siendo perturbador y que no había ningún “grupo” presente.

"Savannah invitó a unos amigos cercanos como aliados", le aseguró Heather a CNN en respuesta a la declaración del obispo local. "No había ningún grupo."

La familia sí se retiró poco después de eso. Heather relató que Savannah estaba desconsolada y llorando.

La joven explicó que estaba sintiendo una mezcla de emociones. Se encontraba confundida porque no entendía lo que estaba pasando, pero se sentía feliz porque finalmente le reveló a su iglesia que era lesbiana y se sintió “aceptada”.

Pero también estaba triste porque no pudo terminar su discurso.

Sin embargo, sus padres están muy orgullosos: Josh respondió “absolutamente”, cuando se le preguntó al respecto.

"Ella tiene más coraje de lo que jamás he visto en nadie", complementa Heather. "Ser capaz de compartir algo tan personal con todo el mundo, eso hizo que mi corazón se elevara como madre”, agregó.

"Este incidente ha creado algunas emociones tiernas, principalmente para una joven valiente", expresó Law en su declaración por correo electrónico a CNN. "Como congregación, seguimos extendiendo la mano, y hacemos todo lo posible para asegurarnos de que ella sabe que la amamos a ella y a su familia”, insistió.

OPINIÓN: La libertad de Estados Unidos depende de la prensa

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×