Pasó del periodismo a conducir para Uber... y ahora tiene un Emmy

Karla Amezola recibió el galardón por un reportaje sobre la migración de los haitianos que quedan atrapados en la frontera México-EU en espera de asilo político.
Karla Amezola  La periodista fue presentadora en Estrella TV durante cinco años.  (Foto: Instagram/@karlaamezola)
LOS ÁNGELES (Notimex) -

Karla Amezola, una periodista mexicana que ahora es conductora Uber, ganó el sábado pasado un premio Emmy para la compañía Estrella TV, para la que trabajó por cinco años.

Amezola ganó el premio Emmy local en la categoría historia de noticias serias en un reportaje titulado Atrapados en la frontera para Noticias 62, donde relata la travesía de los inmigrantes haitianos que en 2016 llegaron a Tijuana en busca de asilo político en Estados Unidos, pero que se han quedado a vivir en esa ciudad fronteriza.

"Dedico este Emmy a la lucha contra la adversidad. A los desplazados, los ignorados, los rechazados. A los migrantes haitianos protagonistas del reportaje que perdieron tanto y jamás se rindieron", dijo Amezola en su cuenta de Instagram.

La periodista fue despedida de su medio en marzo, luego de haber presentado una demanda en una corte de Los Ángeles por acoso sexual en contra de su director de noticias. El hombre también fue despedido.

Tras ser despedida y al no encontrar trabajo en su profesión, la periodista se volvió conductora en el sur de California para las compañías de transporte privado Uber y Lyft.

"Comencé a trabajar en Uber y Lyft porque tengo que pagar renta y tengo que comer y al mismo tiempo quiero seguir apoyando a mi familia en México", dijo Amezola.

Ella es la única reportera de Estrella TV que ha ganado dos premios Golden Mike para la empresa y que ha obtenido dos nominaciones al Emmy.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sin embargo, al estar al frente del volante, la periodista ha podido contactar más con la comunidad para la que trabajó por años.

"Algunos pasajeros me han llegado a reconocer y me muestran su apoyo y respeto, eso no tiene precio para mí. Luego empiezan a compartir sus historias de lucha y me siento de nuevo como reportera porque empiezo a entrevistarlos, aunque sin micrófono ni libreta", expresó.

México se mantiene como uno de los países más peligrosos para hacer periodismo
Ahora ve
Tras el sismo, el olvido. Estos damnificados siguen en albergues desde 1985
No te pierdas
×