Un glaciar artificial en el desierto

La idea fue concebida para paliar la escasez de agua en Ladakh, India.
Este glaciar es creado solo usando un tubo y agua a presión.
Stupa helada  Este glaciar es creado solo usando un tubo y agua a presión.  (Foto: Sonam Wangchuk/Cortesía)
Jacopo Prisco
(CNN) -

En el extremo norte de la India, un desierto frío es el impresionante telón de fondo de una estructura helada sin precedentes.

Esta es una tierra de extremos, donde la lluvia es escasa y las temperaturas varían enormemente desde el calor intenso a por debajo de cero.

Los lugareños dicen que es el único lugar en el mundo donde un hombre, sentado en el sol con los pies en la sombra, puede sufrir insolación y congelación al mismo tiempo.

Es la región de Ladakh, que significa "tierra de los pasos de montaña", ubicada entre dos de las cadenas montañosas más altas del mundo, el Himalaya y el Kunlun.

Las lluvias son raras. El agua, esencial para el riego de las tierras de cultivo que son vitales para la población local, proviene principalmente de la nieve y el hielo derretidos.

Pero el cambio climático hace que esta tierra sea aún más árida, dejando a los agricultores sin agua en los cruciales meses de siembra de abril y mayo, justo antes de que los glaciares empiecen a derretirse bajo el sol del verano.

GALERÍA: Así se ve el cambio climático en el mundo

¿La solución que se le ocurrió a alguien? Hacer más glaciares.

La "estupa de hielo"

En 2014, un ingeniero mecánico local, Sonam Wangchuk, se propuso resolver la crisis hídrica de Ladakh.

Los glaciares naturales se están encogiendo debido al aumento de las temperaturas globales. Por esa razón, proporcionan mucho menos agua a principios de la primavera, pero luego liberan mucha en el verano, contrayéndose aún más.

A Wangchuk se le ocurrió una idea sencilla: quería equilibrar este déficit natural recolectando agua de la nieve y hielo en los meses fríos, que normalmente se desperdiciaría, y almacenarla hasta la primavera, justo cuando los agricultores más la necesitan.

Lee: La peor sequía en 60 años 'deshidrata' a Italia

"Una vez vi hielo bajo un puente en mayo y comprendí que es el sol lo que hace que el hielo se derrita, no la temperatura ambiente", dijo a CNN.

"Me di cuenta de que el hielo puede durar mucho tiempo, incluso a bajas altitudes".

Entonces construyó un prototipo de una "estupa de hielo", un cono de hielo que bautizó así por los monumentos sagrados tradicionales en forma de montículo que se encuentran en toda Asia.

¿Por qué un cono?

La estupa de hielo se crea sin necesidad de energía o bombas, solo física: "los ingredientes son un río abajo, un río arriba y un gradiente", dice Wangchuk.

Primero, se coloca una tubería subterránea que conecta a una corriente de agua y se determina dónde se necesita la estupa de hielo, por lo general junto a un pueblo. El agua debe provenir de una altitud superior, usualmente alrededor de 60 metros o más.

Debido a que un fluido en un sistema siempre quiere mantener su nivel, el agua de 60 metros aguas arriba se proyecta hacia el aire como aspersión en la tubería aguas abajo, creando una fuente.

La baja temperatura ambiente hace el resto, cristalizando inmediatamente las gotas de agua en hielo que cae justo debajo, formando un cono.

"Un cono es muy fácil de hacer con hielo, porque cualquier goteo forma naturalmente un cono debajo, los carámbanos son conos invertidos", explica Wangchuk.

Pero un cono tiene propiedades más deseables: "Tiene una superficie mínima expuesta para el volumen de agua que contiene".

Eso significa que se derrite muy lentamente: el prototipo, de 6 metros de alto y con 150,000 litros de agua, duró desde el invierno hasta mediados de mayo, justo cuando se necesita agua para riego, mientras que todo el hielo circundante en el suelo había desaparecido antes, a fines de marzo.

El primer prototipo de una estupa de hielo.
Glaciar artificial  El primer prototipo de una estupa de hielo.  (Foto: Sonam Wangchuk/Cortesía)

Lee: La cima nevada del Himalaya, en riesgo de perderse

Un hielo que aguanta más

El aspecto revolucionario de la estupa de hielo es que funciona incluso a baja altura y a temperaturas muy cálidas.

No es el primer tipo de glaciar artificial en la zona, pero los esfuerzos anteriores solo se intentaron arriba de los 4,000 metros, congelando las aguas en grandes canales que requerían sombra y mucho mantenimiento, y se encontraban demasiado lejos de los cultivos para ser prácticos.

En cambio, la forma cónica de la estupa de hielo puede soportar incluso la luz solar directa y se puede crear justo en el sitio donde se necesita el agua.

Sin embargo, sí hay que darles mantenimiento: "Actualmente necesitan mucha intervención manual: las fuentes pueden congelarse cuando las tuberías también se congelan, cosas así", dice Wangchuk.

Él espera que pronto, al perfeccionar la tecnología, las estupas se vuelvan más fiables. Es por eso que va a comenzar las pruebas en Perú este verano, aprovechando un invierno extra en el hemisferio sur.

"Estamos en una etapa similar a la de los automóviles en la década de 1950, cuando los conductores tenían que abrir el capó y arreglar las cosas. Hoy por hoy el conductor ni siquiera sabe lo que hay dentro del capó, queremos llegar a eso", dice.

"Mientras tanto, podemos cultivar árboles donde los árboles nunca hubiera crecido porque la tierra era demasiado árida".

Una plantación de árboles regadas con agua de las estupas de hielo.
Verde  Una plantación de árboles regadas con agua de las estupas de hielo.  (Foto: Rolex/Stefan Walter)

Un esfuerzo colectivo

¿Cuánto cuesta construir una estupa de hielo?

Debido a la infraestructura de tuberías requerida, la inversión inicial puede ser cara. Wangchuck calculó que necesitaría alrededor de 125,000 dólares para construir su primera versión a gran escala, que podría alcanzar 24 metros de altura y proporcionar riego a unas 10 hectáreas de tierra: "Era demasiado radical para que cualquier gobierno lo financiara, pero yo sabía que la gente del mundo apoyaría el proyecto", dice.

Decidió buscar financiación colaborativa, pidiendo contribuciones a través de Indiegogo, una popular plataforma de crowdfunding. La campaña fue exitosa y despertó el interés de las instituciones locales: "Ahora que la idea ha sido probada, el gobierno de Ladhak la está incorporando en sus planes de desarrollo".

La estupa del hielo también le ganó a Wangchuk un premio Rolex a la Iniciativa en 2016, otorgándole 100,000 francos suizos (unos 105,000 dólares).

Pero Wangchuk también sueña con convertir las estupas en atracciones turísticas, construyendo bares de hielo y hoteles de hielo dentro de ellas: "Será una experiencia exclusiva para las personas que estén dispuestas a pagar por ella, y el dinero servirá para el agua de los agricultores, eliminando la escasez en la primavera, que es lo que todo agricultor teme", señala.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Esto podría parecernos una mezcla de lo sagrado y lo profano, pero Wangchuk piensa que la estupa de hielo en sí es un puente entre diferentes culturas.

"Queríamos integrar prácticas y creencias tradicionales con tecnología innovadora, porque el cambio climático no puede ser manejado solamente con ingeniería", y agrega "Tenemos que unir fuerzas".

Ahora ve
¿Roban animales de zoológico venezolano para comérselos?
No te pierdas
×