Cómo resistir la adicción a la tecnología

Detrás de las aplicaciones, los juegos y las redes sociales hay todo un grupo de personas cuyo trabajo es hacer que sus productos nos parezcan esenciales.
¿Qué países tienen mayor adicción a la tecnología?
Caroline Knorr, Common Sense Media
(CNN) -

¿Tu hijo no quiere apagar su videojuego? ¿Tu hija está obsesionada con los ‘likes’ en Instagram? Puede que no sea enteramente su culpa.

Al igual que el azúcar de alto octanaje en un helado Ben & Jerry's y ese irresistible sabor químico de los Cheetos, los ingredientes de las redes sociales, videojuegos, aplicaciones y otros productos digitales están cuidadosamente diseñados para que quieras más.

Lee: ¿El contacto con gadgets puede afectar el habla de bebés?

Mientras los investigadores aún intentan elucidar si los niños (y los padres) pueden ser adictos a la tecnología, algunos científicos informáticos están revelando sus secretos para mantenernos enganchados.

Resistir el impulso de revisar tu teléfono o apagar Netflix después de ver un episodio más de tu serie favorita debería ser una simple cuestión de autocontrol. Pero de acuerdo con los denominados delatores como Tristan Harris, un científico informático que fundó el movimiento Time Well Spent, y Adam Alter, autor de Irresistible: The Rise of Addictive Technology and the Business of Keeping Us Hooked (El auge de la tecnología adictiva y el negocio de mantenernos enganchados), los humanos estamos totalmente subyugados.

Funciones como las notificaciones de las aplicaciones, la reproducción automática, e incluso los "me gusta" y los mensajes que se autodestruyen, están científicamente hechos para forzarnos a mirar/revisar/responder en seguida o sentir que nos estamos perdiendo algo realmente importante .

Lee: ¿Qué harán los niños en vuelos sin aparatos electrónicos?

Detrás de las aplicaciones, los juegos y las redes sociales hay todo un grupo de personas cuyo trabajo es hacer que sus productos nos parezcan esenciales. Muchas de las técnicas que usan son delineadas por expertos en comportamiento humano, entre ellos Nir Eyal, autor de Hooked: How to Build Habit-Forming Products (Cómo crear productos que formen hábito) y B.J. Fogg del Laboratorio de tecnología persuasiva de la Universidad de Stanford. Harris afirma que estos métodos "secuestran" nuestro propio buen juicio.

La mayoría de los adolescentes, por ejemplo, se preocupan mucho por la validación de sus pares. Por lo tanto, tiene sentido que los comentarios de los amigos en las redes sociales, tanto positivos como negativos, les piquen la curiosidad. Llevas un teléfono en el bolsillo, ¿por qué no revisarlo ahora? ¿y ahora? ¿y ahora?

¿Y qué responden las grandes compañías tecnológicas ante la crítica de que están diseñando productos adictivos? Por lo general, dan el argumento empresarial, están creando productos que a las personas les encanta usar y constantemente intentan mejorar la experiencia de las personas (Facebook dice que sondea a los usuarios diariamente para medir el éxito).

Snapchat pasa de un filtro a ser un disfraz

Pero pronto será difícil para estas compañías escurrir el bulto y evadir su responsabilidad. Cada vez más personas del interior de la industria, incluidas algunas que diseñaron estas funciones adictivas, reconocen públicamente la manipulación digital e incluso sugieren formas en que las empresas pueden limitarla.

De hecho, no son solo las personas las que lo están haciendo público. En 2017, la divulgación de un memo interno de Facebook mostraba cómo la red social puede identificar cuándo los adolescentes se sienten "inseguros", "inútiles" y "necesitan una inyección de confianza". Nada que unos ‘likes’ no puedan arreglar.

Hay una manera de luchar contra esto. Gracias a las personas que están revelando estos métodos, tú puedes detectar trucos específicos y reflexionar sobre cómo afectan tu conducta y pensamientos. Recuerda: el otro lado quiere reducir el tiempo entre tus pensamientos y tus acciones.

Lee: ¿Programar el cerebro nos salvará o nos destruirá?

Poner en medio una pausa te ayudará a resistir esos impulsos. A continuación te presentamos algunas de las principales funciones diseñadas para subyugarte. También van algunas ideas que tú y tus hijos pueden usar para resistir la tentación.

Reproducción automática

En Netflix y Facebook la reproducción automática es la función que hace que los videos continúen corriendo incluso después de que terminan. Tristan Harris lo llama el fenómeno del "tazón sin fondo". Cuando pueden volver a llenar el plato, las personas consumen 73% más calorías. O se dejan llevar por los maratones de películas, para el caso.

Qué hacer. La reproducción automática normalmente está activada de manera predeterminada, por lo que debes desactivarla. La función generalmente se puede encontrar en la configuración de la aplicación.

Lee: Facebook, Twitter y Google olvidaron a los cibercriminales

Notificaciones

Los estudios demuestran que las notificaciones automáticas (esos pequeños soniditos que te avisan que debes revisar tus aplicaciones) crean hábito. Unen un detonador externo (el sonidito) con un detonador interno (una sensación de aburrimiento, incertidumbre, inseguridad, etc.). Toda aplicación los usa, pero algunas, como Musical.ly y YouTube, han descubierto que cuando las notificaciones nos dicen que hagamos algo, como "¡Mira el nuevo video de Sally!" o "¡Mira a quién le gustó tu publicación!" respondemos de inmediato. Estas llamadas a la acción no solo nos interrumpen, también causan estrés.

Qué hacer. Desactívalas. La mayoría de los dispositivos tienen una sección de Ajustes donde puedes desactivar las notificaciones. También deberías poder desactivarlas en la configuración de la propia aplicación.

Lee: Guía del padre paranoico para compartir fotos de tus hijos en redes sociales

Snapstreak de Snapchat

Un snapstreak comienza después de que dos usuarios se envían snaps (imágenes) durante tres días seguidos. Puedes pensar que la competencia es la motivación detrás de snapstreaks, pero obedece más a una teoría psicológica llamada la regla de la reciprocidad.

Los seres humanos tienen la necesidad de responder a una acción positiva con otra acción positiva. Listo, nace un snapstreak. Los niños pueden obsesionarse tanto con mantener un streak que permiten que sus amigos accedan a sus cuentas cuando ellos están ocupados para responder (un riesgo para la privacidad).

Facebook ‘imita’ algunas características de Snapchat

La regla también aplica para los ‘likes’ de reciprocidad, es decir, cuando te gusta la publicación de alguien y le pides que también le dé ‘like’ a la tuya para aumentar tu número total de ‘likes’. Por supuesto, las empresas explotan la regla de reciprocidad porque más puntos de datos para ellos significan más oportunidades para entender a sus usuarios y tratar de venderles cosas.

Qué hacer. Ayuda al niño a comprender cómo empresas como Snapchat están utilizando su deseo (positivo) de ser amable con sus amigos para que usen más su producto. Si los streaks de tu hijo están fuera de control, dale un momento al día para que pueda enviar imágenes, por ejemplo, después de sacar la basura, limpiar su habitación y terminar la tarea. Si los streaks de tus hijos son meramente fastidiosos pero no dañinos, capea esta fase hasta que los niños pasen a algo nuevo.

Lee: Cook pide a los jóvenes evitar convertirse en 'trolls'

Aleatoriedad

Si supieras que Instagram actualiza tu feed a las 3 p. m. exactamente todos los días, entonces a esa hora lo revisarías, ¿cierto? Pero eso no te mantiene pegado al teléfono. Por eso las redes sociales usan las denominadas "recompensas variables". Esta técnica nos mantiene buscando constantemente nuestro "premio", por ejemplo, quién nos pidió amistad, a quién le agradaron nuestras publicaciones y quién actualizó su estado. (No es coincidencia que también sea el método que usan las máquinas tragamonedas para que la gente siga echando dinero). Como nunca sabes lo que va a suceder, vuelves por más.

Qué hacer. Desactiva las notificaciones de la aplicación (generalmente se encuentran en la Configuración de tu teléfono, pero también en la configuración de las aplicaciones). Programa una hora determinada todos los días y verifica entonces las novedades.

Lees: Cómo evitar que Facebook vea tu información de WhatsApp

Compras in-app o dentro de la aplicación

Los juegos gratuitos como Clash of Clans y Candy Crush te capturan con la promesa de emociones baratas, y luego te ofrecen compras en la aplicación para subir de nivel, comprar dinero para usar en el juego y otras cosas. Pero lo chocante es cómo las empresas te mantienen jugando y comprando. Mientras más uses el juego y más compras hagas, más saben ellas sobre ti.

Gracias a los juegos que se conectan a Facebook, también saben quiénes son tus amigos. Eso les permite adaptar productos específicos para ti en el momento preciso en que es más probable que compres.

Qué hacer. Deja la versión gratuita y pásate a la versión completa y de paga de los juegos. Son más baratas, y más seguras, a largo plazo.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×