Seis tips para manejar en Pekín

Si planea ir a los Juegos Olímpicos y rentar un coche es mejor tomar en cuenta esta guía; con tres millones de autos en la ciudad china no está de más tener estos consejos a la mano.
Entre los tres millones de autos en Pekín, hay que conocer l
PEKÍN (CNN) -

Los turistas que asistan a los Juegos Olímpicos de Pekín de agosto tendrán su propio desafío cuando sean tentados para manejar un auto rentado para recorrer las calles de la capital china.

Estos intrépidos deben tener en cuenta algunos consejos prácticos para saber cómo conducir en Pekín, una ciudad con más de tres millones de vehículos en sus calles.

Aquellos que encuentren que las reglas de tránsito son insoportables, pueden utilizar el metro o tomar taxis, buses o limusinas para acudir a las sedes.

A continuación, algunos consejos:

1. Desafiando las leyes de la física

Los chinos quieren probar lo contrario a la teoría que dos objetos no pueden ocupar un mismo espacio.

Por ejemplo, los carriles y sus señales son totalmente ignorados, por lo que no sirven a su propósito real, que es mantener los autos separados.

Cuando los conductores quieren avanzar rápido y la vista está bloqueada por vehículos y hay un congestionamiento, no piensan dos veces en pasarse a la otra mitad -que es contramano- o a otro carril tantas veces como lo necesiten.


2. No se mira al doblar

Pekín tiene algo único: no se mira ni se avisa al doblar. Sus habitantes siguen la máxima de "si me ves, eres responsable de no chocarme", y su corolario, "si no te veo, no es mi culpa si te choco".

Este hábito parece una extensión directa de la cultura de bicicletas que tiene China, a través de la cual cada movimiento es una negociación calculada entre la multitud de ciclistas fluyendo a aproximadamente a la misma velocidad en la misma dirección.

3. Luces de emergenica

No entre en pánico si ve un vehículo de policía con las luces de emergencia encendidas por el espejo retrovisor de su auto.

Según cuentan los chinos de la capital, es algo usual que la policía, como también otros trabajadores de emergencias, las enciendan sólo para mostrar que están cumpliendo su deber. Si no las acompaña una sirena o una bocina, puede ignorarlos.

4. Perdido en Pekín

Leer mapas es algo crítico para cualquiera que visita una ciudad extranjera. Pero los nuevos en Pekín deberían familiarizarse no sólo con las calles principales sino con sus puentes, ya que las intersecciones más importantes son conocidas por los nombres de los puentes que las cubren más que por las calles.

5. Espacios reducidos

En las calles, tienden a aprovechar las oportunidades siempre que se les presentan. Como los centímetros entre coches de otros carriles. Lo bueno es que los chinos que manejan generalmente no son agresivos.

6. Ahora exhale

Pekín está intentando mantener a los conductores ebrios fuera de las calles realizando controles de alcoholemia sorpresivos. Los oficiales están armados con máquinas que miden la graduación de alcohol y sorprenden a los conductores para obligarlos a exhalar con los aparatos.

Cuando un conductor hace el mínimo intento por soplar la máquina sin hacer contacto con la boquera de la misma, un impaciente oficial sospecha que es un transgresor. Entonces, le ordena estacionarse para hacer un control más minucioso.


En resumen, maneje tranquilo y disfrute, pero tenga cuidado.

Ahora ve
No te pierdas