La guerra bajo la mirada de Goya

Más de 200 obras del maestro español conforman esta inquietante muestra del Museo del Prado; es “una exhibición para ver, pero no pasar un buen rato” según la describen los visitantes.
Los curadores de la muestra afirman "la locura no estaba den

En su principal evento de primavera, el Museo Nacional del Prado develó el lunes una exhibición con unas 200 pinturas y dibujos del maestro aragonés Francisco de Goya, incluyendo muchas que muestran con desconcertante detalle los horrores que es capaz de desatar el ser humano.

Algunos de sus visitantes la describen como un espectáculo no apto para personas muy sensibles o pusilánimes.  ''Es una exhibición para ver, pero no para pasar un buen rato'', dijo José Manuel Mantilla, jefe de dibujos y grabados del museo. ''Uno sale angustiado''.

Inaugurada por los reyes Juan Carlos y Sofía, ''Goya en tiempos de Guerra'' incluye 90 pinturas y más de 100 dibujos y grabados de un período de 25 años que abarcan los cambios sufridos en España del siglo XVIII al XIX.

La muestra es parte de las celebraciones por el bicentenario de la Guerra de la Independencia tras la invasión de Napoleón.

''El arte debe mostrar belleza, pero también debe hacernos reflexionar'', dijo Mantilla. ''Esta exhibición es una reflexión de la violencia del hombre y hace a Goya universal y muy contemporáneo''.

La exposición se centra en dos pinturas de gran escala, el Dos y el Tres de mayo de 1808, restauradas especialmente para la ocasión. Las mismas muestran una espantosa revuelta contra las fuerzas francesas en Madrid y la escalofriante represalia de las tropas napoleónicas al día siguiente.

''Es una exhibición inquietante que le deja poca cabida al optimismo'', expresó su curadora, Manuela Mena.

Contrasta con la obra de Goya después de 1793, cuando una enfermedad casi mortal dejó sordo al artista.

''Salió de la enfermedad renovado y comenzó a pintar de un modo distinto. Buscaba por independencia y libertad, dijo Mena.

Durante ese periodo pasó de ser el pintor oficial de la corte española a ser un artista independiente bendecido con un ojo crítico y un excepcional talento para el realismo, ofreciendo un intenso entendimiento de la naturaleza humana.

Alternó entre retratos exuberantes de la realeza y decenas de pequeños dibujos y aguafuertes en las series ''Los desastres de la guerra'', ''La Tauromaquia'' y ''Disparates'' con leyendas irónicas de la crueldad, la estupidez y los vicios de sus contemporáneos.

Muchos de los trabajos muestran escenas de sangre, golpizas y asesinatos tortuosos, cadáveres apilados y personas huyendo presas del terror.

La exposición también incluye obras de décadas turbulentas que abarcan la Revolución Francesa, las Guerras Napoleónicas y los tratados subsiguientes que pusieron fin al Antiguo Régimen en Francia y dieron paso a la Europa moderna.

Los organizadores apuntaron que en cierto modo Goya fue un testigo privilegiado, una especie de reportero pictórico de la guerra.

''Es el diario artístico de Goya en uno de los periodos más turbulentos de la historia española'', dijo el director del Prado, Miguel Zugaza.

Aunque el museo cuenta con la más amplia colección de Goya, el 75 por ciento de las obras provienen de coleccionistas privados e institucionales nacionales e internacionales, como ''Majas en el balcón'' y el ''Retrato de la marquesa de Montehermoso''.

Para la curadora Mena, el show podría ayudar a acabar con el mito de que Goya estaba loco.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

''El trabajo que tenemos ante nosotros no pudo haber venido de una persona que no estaba en control de todas sus facultades'', dijo. ''La locura no está dentro de Goya; está afuera''.

 

Ahora ve
¿Qué pasaría si detectáramos las señales de alerta temprana sobre un tiroteo?
No te pierdas
×